lunes, 11 de mayo de 2015

Los frutos secos del Concilio


Navegando por el blog de la Cigüeña de la Torre, vi esta foto que me impresionó. Es un elocuente testimonio gráfico de los frutos reales, y no del relato, del Concilio Vaticano II.
Se trata del Consejo General o del grupo de líderes de las las Hermanas Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor, una congregación otrora floreciente, fundada en el siglo XIX por la beata Ana Mogas. El motivo de la reunión que ilustra la foto es el cierre definitivo de la casa que tenían desde hacía más de un siglo, en Teruel. El señor vestido de negro es el arzobispo que parece festejar con su sonrisa la triste situación.
¿Qué tiene que ver esto con el Vaticano II?, podrá preguntarse alguno. Es muy fácil deducir.
Las ancianitas solteronas que aparecen en la foto deben rondar todas los ochenta años. Esto quiere decir que, durante la época conciliar, ellas tendrían en torno a los treinta. La tormenta las agarró en la peor edad y en la peor época. Y así quedaron: sin hábito, porque habrán leído devotamente la Gaudium et Spes, raleadas, porque una buena parte de sus compañeras habrán dejado la congregación y quizás la fe, y moribundas porque está a la vista que, a partir de los años ´70, cuando la primavera del Vaticano II eclosionaba, no ingresó ninguna nueva vocación o bien, las que ingresaron no perseveraron. 
Las religiosas están de espaldas al altar de lo que supongo sería su oratorio o capilla. Observen el sagrario "conciliar" que se encuentra al fondo, a la izquierda. Es todo un símbolo: una caja de zapatos olvidada sobre un pilar del costado. Así les fue.
Estos son los despojos agonizantes que nos dejó la inspiración del obeso Papa Juan.  

14 comentarios:

Alfonso Richter dijo...

"San" Obeso es un punto notorio de inflexión en la curva de la des-gracia en la Iglesia. Su canonización, en todo caso, demuestra lo que digo.

Anónimo dijo...

la verdad no creo que sea tan malo que desaparezca una congregación así. Ya desde que se fundó estaba destinada a desaparecer. Es lo que sucede con todas estas congregaciones "modernas".
Cuanto menos haya de estas congregaciones mejor.

Anónimo dijo...

http://magister.blogautore.espresso.repubblica.it/2015/05/11/e-questo-sarebbe-il-teologo-di-fiducia-del-papa/
MAGISTER COPIA AL WANDERER Y ESCRACHA A TUCHO.

Anónimo dijo...

Por lo que tarda en publicarlo, se ve que el post sobre Fazio va a ser enjundioso.

Anónimo dijo...

mirá la tapin del deigor eseeee....... no podéeeeesss..jajajaja

Anónimo dijo...

http://3.bp.blogspot.com/-CMNP8bHWnP4/VUupXa276tI/AAAAAAAAHnY/aRepplYTq8c/s400/Year%2Bof%2BMercy.jpg

¿y vieron el logito del año de la "misericordia"?
hoyipilante...

Anónimo dijo...

GENIAL SANDRO MAGISTER sobre el Tucho y la novelita rosa y otras cosas !

Augustinus dijo...

Don Terzio dijo algo similar http://exorbe.blogspot.com.ar/2015/05/retrato-moral-casual-de-jerarquia-en.html

Anónimo dijo...

La de la izquierda, ¿no es Robin Williams?

Anónimo dijo...

De tanto andar coqueteándole a la modernidad, terminaron sepultadas por los cuasi amigos de la devoción plural y procree, a quiénes tanto quisieron agradar. El genocidio espiritual seguirá su curso: vendrán órdenes más emblemáticas, como los jesuitas, dominicos, agustinos, carmelitas; muchos de ellos adoradores del siglo. Hay que ver lo que los jóvenes seminaristas escuchan en los seminarios de formación de estos jóvenes; es decir, las estupideces que tienen que aguantarse hoy de sus maestros de novicios; quien no pierda la fe tiene que ser un santo, y la santidad no se hace al margen de la sana y buena doctrina. Qué queda de ella? Una mutación doctrinal, totalmente apartada del mandato evangélico de Jesús.

Anónimo dijo...

Pobre gente, las agarró el vientito fresquito que dejó entrar roncallito....

Anónimo dijo...

GASTON: No sé hasta qué punto se tiene en cuenta que personas como las de la foto -y muchos millones más- son más victimas que culpables de nada. Que no hicieron más que seguir las directrices que les venían de arriba. En particular las del capítulo gral. extraordinario que en 1968 convocó Pablo VI para poner en sintonía con el Concilio las constituciones de todas las Órdenes y Congregaciones de la Iglesia.

Anónimo dijo...

Señor Gastón, disculpe que disienta.

Me tomo la libertad de recordar que, como decía mi padre, después de los 18 años cada cual tiene la cara que se merece -obviamente no se refería a los rasgos fisiognómicos.

Atentamente

Anónimo dijo...

Un par de correcciones:

La Curia Gral. está compuesta por:
http://www.anamogas.net/donde/espana.htm

No se trata del Arzobispo sino del Obispo de la Diócesis de Teruel y Albarracín:
http://www.diocesisdeteruel.org/default.htm