miércoles, 13 de mayo de 2015

Payada para el Tucho



Arzobispo de Tiburnia,
♫ ♫ ♫
Arzobispo de Tiburnia
Con su dínamo y su borne,
Parece un diablo bicorne
Juyéndole a la oración,
Hay que volcarse a la acción
Aunque el monje se abochorne.

Se me ocurren más ejemplos
♫ ♫ ♫
Se me ocurren más ejemplos
De tradiciones de años
No alumbra nada el uranio
Enterrado en la montaña
Pero hecho bomba nos baña
De luz y, sí, algo de daño.

Si me espera y no se apura
♫ ♫ ♫
Si me espera y no se apura
Hablando de pocas luces
Si es el Tucho el que conduce
Como será la maroma
Que se está mandando en Roma

El que de humildad se luce.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Y AHORA ANGELELLI!!!lpmqlREMILparióooo...ya saquen a patadas en el trasero a ese viejo falsario de Roma!!!

Anónimo dijo...

Soberbio, brillante, bravo!!! Ya es hora de que este payador salga del anonimato!
Gabriela

Anónimo dijo...

qué genio el payador éste. Siempre me llamó la atención que en las parroquias las tertulias sean con cara de tujes y las misas una fiesta. No me divierto ni en unas ni en otras.
wunderbar

Anónimo dijo...

Segunda estrofa:Definición perfecta de la luz imperfecta de la que habla el Tucho.

Anónimo dijo...

Magnífico el payador. ¡Qué estro! Y eso que, para mi gusto, el sonido del rasgueo de guitarras ha perdido calidad y matices en la grabación digital (♫ ♫ ♫). Tenía un timbre mucho más genuino en la analógica (chan, chan, chan...)

El Payador de Belgrano dijo...

Me inspiró para cantarle una anécdota de mi barrio




Hubo un cura pata'e lana
♫ ♫ ♫
Hubo un cura pata'e lana
-Me ha contao mi vecino-
qu'era amigo del rabino
y prendió de una señora,
conocida profesora
del colegio Patrocino.


Muchas horas se pasaban
♫ ♫ ♫
Muchas horas se pasaban
la doñita y su querido
a espaldas de su marido
enfrascados en reuniones.
¡Se inundó en murmuraciones
el rebaño malquerido!


Enojaos los paisanos
♫ ♫ ♫
Enojaos los paisanos
a su jefe reclamaron
Pero el Jorge, al que llamaron,
se quedó cimarroneando
descansando y tereriando,
y ellos también se cansaron.


Pero habiá que quedar bien
♫ ♫ ♫
Pero habiá que quedar bien
y hubo que buscar un modo
en que resolverlo todo.
Y ansí fue un dia entregao
Al lanudo un obispao
Y a la otra un acomodo


Aquí termina la historia
♫ ♫ ♫
Aquí termina la historia
del "pecao de juventud"
que le perdió la salud.
Y del otro acá no cuento
porque sí que fue muy cruento
y lo llevo... al ataúd.

Anónimo dijo...

Muy bueno! Mis más sinceros reconocimientos sean dados al payador!

Anónimo dijo...

Estimado Wander...entre los propulsores de la reforma de la Iglesia hay 2 nombres muy importantes, y no son clérigos. Hablo de Enzo Bianchi y Albero Melloni, y de este articulo tan jugoso de Sandro Magister

http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1350916?sp=y

.