lunes, 12 de octubre de 2015

Perlitas sinodales

. El Papa Francisco asumió el ministerio petrino consolando a sus fieles con la promesa de una “Iglesia de puertas abiertas”. No aclaró que, en cambio, el aula sinodal sería de puertas cerradas con varios cerrojos, los suficientes para tener bien enjaulado al Espíritu Santo. Su amanuense, el cardenal Beria-sseri (¿o era Baldisseri?) dispuso que, sobre las discusiones de los padres
sinodales, solamente se conocerá lo que la oficina de la Santa Sede decida al final de la jornada de trabajo. Cada uno de los participantes podrá dar a conocer a los medios lo que él dijo pero no lo que dijeron otros sinodales. “Transparencia y apertura en primer lugar”, es el lema de Beria.  No contaban, sin embargo, con que los obispos polacos son un poco duros de entender y publicaron en la página web de su Conferencia Episcopal un breve resumen de las intervenciones de todos los Padres del Sínodo. Por cierto, la información duró pocas horas porque, desde el Vaticano, los obligaron a quitarla. Sin embargo, fueron prudentemente registradas por medios como Infovaticana y Rorate Coeli. Se pueden recoger varias perlitas de lo afirmado por nuestros padres y maestros en la fe.
. El obispo belga Johan Bonny propuso que “Debe tenerse en cuenta los elementos positivos presentes en las uniones civiles, prestar atención a los “granos de verdad” que contienen. Evitar la exclusión. Dejar un margen de maniobra a los obispos locales. Desarrollar una visión de la Iglesia como familia – unidad en la diversidad”. Más que “granos de verdad”, yo veo en las uniones civiles “pústulas de sífilis” y no me parece que las consideraciones de este señor obispo sean católicas. Alguien podría decir que, en la historia de la Iglesia, fue muy común que, en sínodos y concilios, los obispos participantes afirmaran doctrinas contrarias la ortodoxia. Pero, claro, una cosa era escuchar a un obispo nestoriano pronunciarse por las dos personas de Cristo o Felix de Urgell proclamar que Jesús era sólo hijo adoptivo del Padre. Cosa muy distinta es la propuesta del obispo belga acerca de una Iglesia como “unidad en la diversidad” que, para él, significa que los adúlteros y sodomitas de cualquier pelaje deben ser acogidos y aceptados en su estilo de vida. 
. Los obispos panameños poseen una refinada formación teológica. El arzobispo Lacunza, abogó por una apertura de la Iglesia a los divorciados con un ejemplo veterotestamentario: “Moisés dio su consentimiento a las personas, al divorcio por “la dureza de su corazón”. Hoy en día, la “dureza de corazón” se opone a los planes de Dios. ¿No podría ser Pedro tan misericordioso como Moisés?”. No contaba este agustino recoleto con la sutileza bizantina del patriarca sirio melquita Gregorio III Laham quien le recordó que “Jesús corrigió a Moisés" y que, por tanto, el razonamiento del panameño no tenía fundamento alguno. Y remató: “La inestabilidad del matrimonio es contraria a su naturaleza”.  
. El canadiense Lacroix repitió una cantinela contemporánea: “Dios te ama como eres, pero Él no te deja en el lugar donde te encuentras”. ¿Qué significa eso? ¿Jesús amó a la Magadalena como era? Ciertamente la amó como pecadora pero le exigió que se arrepintiera y no volviera a pecar. Pareciera que se trata solamente de sincerarse consigo mismo y presentarse como tal  ante el Señor, porque es así como Él nos ama. Y está bien, pero no dicen que ese es sólo el primer paso. Es como si el hijo pródigo cayera en la cuenta que está enterrado en la inmundicia de los cerdos y mandara a decir a su padre dónde se encuentra, asegurándole que allí se quedará. Mons. Lacroix dice que Dios no te deja en el lugar donde te encuentras, y yo digo que sí te deja allí donde quieres estar porque respeta tu libertad. Él no te sacará si tu no quieres salir.
. En tanto, el arzobispo brasileño Castriani recordaba a los padres sinodales que el Amazonas está desapareciendo. Su próxima intervención consistirá en una propuesta para salvar a las cacatúas de la extinción.
. El arzobispo de Berlín, Heiner Koch, se pregunta el por qué de la exclusión de los sacramentos a los re-casados. La respuesta es bastante simple: porque para recibir los sacramentos de vivos, entre los que se encuentra la eucaristía, hay que estar en gracia de Dios, y el adulterio es pecado mortal. 
. Interesante la intervención del cardenal Rylko: “Se dice que la Iglesia debe ser como “un hospital de guerra”, pero nadie puede ser obligado a ir al hospital”. La imagen del “hospital de campaña”, propuesta por el el Papa Francisco, no tiene más que un efecto mediático. Lo ha notado Rylko: de nada sirve el hospital si los enfermos no quieren curarse. La enfermedad de fondo es la falta de fe en los enfermos… y en los obispos. 
. El también alemán cardenal Marx afirmó que “No hay que mostrar los aspectos negativos de nuestra cultura, porque nuestra gente no entiende”. Mostrémosle los pajaritos y las florcitas de la primavera pero no les digamos que después viene el invierno. Es decir, no le hablemos del infierno y de la condenación eterna porque entienden. El problema es que lo van a entender cuando ya se estén tostando. Y me pregunto yo de quién será la responsabilidad.
. Chapeau para el bielorruso Tadeusz Kondrusiewicz:  “Si estamos de acuerdo con dar los sacramentos a los divorciados que viven en una nueva relación, estamos a favor del divorcio”. No me extrañaría que sea próximamente misericordiado.

. Y para cerrar, el cardenal Pell, como digno ex-Wallabies, apuntó directo al Papa Francisco: “¿Por qué la comisión que redactará la relación final del Sínodo ha sido nombrada con esa composición?”, dijo. La composición tiene una clara mayoría progresista y ha sido nombrada directamente por el Bergoglio. Ya sabemos entonces, el por qué.  

18 comentarios:

Anónimo dijo...

los masones se están cargando a la Iglesia, y los que se opongan son perseguidos, silenciados, torturados, declarados cismáticos enemigos de la iglesia (de Lucifer, que es la que se infiltró).

Queda poco tiempo para encontrar nuestra catacumba zonal.

Daniel González Céspedes dijo...

Excelente el artículo.
Más claro, échele agua. O mejor, que le echen agua bendita a estos personajillos.

Anónimo dijo...


1) según Inés San Martín, del sitio CRUX, Sandro Magister habría tirado la bomba de los 13 cardenales firmantes de un petitorio a Francisco - ver http://www.cruxnow.com/church/2015/10/12/uncertainty-surrounds-cardinals-letter-voicing-doubts-about-the-synod/

2) Pero según Andrea Tornielli (un vaticanista que no pierde oportunidad para tirarle palos a Magister) 4 cardenales habrían negado su participación en el petitorio - ver http://vaticaninsider.lastampa.it/vaticano/dettaglio-articolo/articolo/sinodo-famiglia-43910/

3) la bomba lanzada por Magister indicaba los nombre de los 13, pero ahora la redujo a 9, y puede verse acá http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1351154?sp=y

En todo caso, Francisco ya clavó el petitorio como Lutero, pero al lado del Sinodoro. O sea, tutto è ormai cuccinato per Don Chiccio Corleone ! que no se olvida de llevarle flores a la Madonna, como corresponde.

Anónimo dijo...

Pero, cómo es que un Obispo católico puede decir esas barbaridades ?
Y, cómo es posible que los demás no se levanten y se vayan a sus casas ?
Menos cartitas y menos rumores y más de lo que hay que tener.
Desde luego lo que es a mi, que no soy nadie, a buenas horas me iban a meter en una reunión de la comunidad de vecinos con el acta redactada .
No es que no haya fe, que también, es que no hay valor.

Anónimo dijo...

Pero por Dios, que es todo esto que estamos viendo??? Cambios de reglas, cartas de queja, discursos sobre la hemeneutica de la confabulación (que rayos es eso?), retirada de micrófonos, aprietes!!! Es esto un sinodo de obispos catolicos???? A esta altura, a alguien puede importarle lo que se "concluya" en este sínodo del demonio? Mientras, mi párroco (con quien tuve una brava discusión sobre las nulidades) en su Facebook publica solo las noticias "buenas" del sínodo, filtrando el escándalo. Y ahora se nos viene el taller sobre la misericordia, preparando el año jubilar... Por supuesto, el fiel de parroquia promedio, encantado!!! A donde ir????
Vivo en Patagonia, no tengo a la FSSPX! No soporto mas esta farsa.

Gabriela

Asincrónico dijo...

Al final, todos comenzaron a desdecirse y nadie se hace cargo de la carta, ni siquiera Pell, que dice que el contenido no era ése, que él sólo fue un mensajero y blablabla. ¿Qué pasó, arrugaron?, ¿le tienen miedo a la misericordina? Magister se quedó pagando como un campeón.
Son lamentables todos, y unos tibios de cuarta, empezando por los que se supone que deberían defender la recta doctrina.

Por lo demás, estoy como Gabriela, por acá no hay miembros de la FSSPX, y la cosa así no va más. Es desesperante.

Anónimo dijo...

Asincronico, Pell y Napier la han confirmado (y los 7 restantes guardan silencio lo que es una manera de confirmarlo) pero señalan errores en la lista de firmantes y en el contenido. Sobre el contenido Napier da una pista: se refiere a la comisión encargada de la redacción del documento final del Sínodo. Así lo consigna Magíster en su blog:
[POST SCRIPTUM]

Statement from spokesperson for Cardinal George Pell
Monday 12 October 2015

A spokesperson for Cardinal Pell said that there is strong agreement in the Synod on most points but obviously there is some disagreement because minority elements want to change the Church's teachings on the proper dispositions necessary for the reception of Communion. Obviously there is no possibility of change on this doctrine.

A private letter should remain private but it seems that there are errors in both the content and the list of signatories.

The Cardinal is aware that concerns remain among many of the Synod Fathers about the composition of the drafting committee of the final relatio and about the process by which it will be presented to the Synod fathers and voted upon.

*

And in an interview for "Crux," Cardinal Wilfrid Napier "acknowledged signing a letter, but said its content was different from that presented in Magister’s report. The letter he signed, he said, was specifically about the 10-member commission preparing the final document."

La respuesta de Lombardi es sorprendente: que sea el Papa quien confirme si recibió esa carta, es decir, nunca.

Pedro Ruiz Velasco dijo...

Wanderer: También los Católicos somos diophysitas, el problema del Nestorianismo es la doble Persona o hypóstasis que es la división entre Jesús Hombre y el Verbo de Dios. Calcedonia definió una persona o hypóstasis que es el Hijo de Dios, Cristo, en dos naturalezas Verdadero Dios y Verdadero Hombre, perfecto en su divinidad y perfecto en su humanidad, sin cambio, confusión, división y sin separación. Se que ya lo sabe, pero por si alguien se confunde por el error de dedo.

Wanderer dijo...

Don Ruiz Velazco, muchas gracias por observarme el error. Ya está corregido.

Anónimo dijo...


No sé por qué, pero cada vez que lo escucho al Padre Lombardi
me acuerdo de la morsa Aníbal Fernández.

Ambos son capaces de justificar cualquier cosa.

Anónimo dijo...

Pero por Dios, que es todo esto que estamos viendo??? Cambios de reglas, cartas de queja, discursos sobre la hemeneutica de la confabulación (que rayos es eso?), retirada de micrófonos, aprietes!!! Es esto un sinodo de obispos catolicos????

..

Gabriela ¿y usted que piensa que fue el vaticano segundo???
la misma técnica que usaron en ese momento la están repitiendo en el sínodo y si no escuche los audios de Ralph Wiltgen que hay en internet sobre el concilio. Nada nuevo.

Anónimo dijo...

Éstos se cargan la Iglesia. Si siguen así, y si el Papa no pone orden, van a provocar el mayor cisma de la Historia.

Anónimo dijo...

Al anónimo de las 6:07
Sabe que pasa? Que yo no había nacido todavía cuando se llevó a cabo el Vaticano II, por eso para mí esto es nuevo. En mi colegio salesiano en pleno auge postconciliar (donde pasé mi primaria y secundaria) nunca nadie nos lo contó. Recien ahora, con toda la información disponible en internet (porque tampoco es que los curas en la homilia nos lo van a venir a contar) es que estoy empezando a interiorizarme de todas estas cosas. Y efectivamente, veo que las similitudes son pasmosas, como usted bien dice. Pero ver, lo que se dice ver algo asi, es la primera vez en mi vida.

Gabriela

Anónimo dijo...

Al anónimo de las 7:32
Tiene usted alguna esperanza de que el papa ponga orden?

Gabriela

Resistente en comunión dijo...

Un tema que es crítico tener bien claro es el del potencial cisma. NO es necesario ni legítimo romper la comunión eclesial para mantener la fidelidad a Cristo y su palabra. Se puede resistir legítimamente manteniendo la comunión de fe y sacramentos y la vinculación jerárquica. Pablo resistió legítimamente a Pedro cuando su proceder fue gravemente reprensible, en cuanto tendía a socavar la fe de los discípulos provenientes de la gentilidad dando a entender que era necesario que observasen la ley mosaica, pero no rompió la comunión con él (Gal 2:11-14).

Sobre la comunión de fe, alguien podría decir: "¿Qué comunión de fe puedo tener con un apóstata o por lo menos hereje?" No es comunión de fe con la persona en cuanto a lo que ésta realmente cree, sino en cuanto a lo que ésta DEBE creer a partir del puesto que legítimamente ocupa.

Sobre la vinculación jerárquica, cito de tres artículos de info-caotica:

Para la plena comunión son necesarias tres condiciones: estar unido a la Iglesia por una misma profesión de fe, por los mismos sacramentos y por la vinculación jerárquica. Merece la pena que nos detengamos ahora en la última condición. La vinculación jerárquica es el conjunto de vínculos en virtud de los cuales los fieles están unidos con los oficios capitales: el Papa y los obispos diocesanos. Esta unión de los fieles a la jerarquía abarca: a) la comunión con ella; y, b) el deber de obediencia. Aunque ambas cosas están íntimamente relacionadas, no son idénticas: lo contrario al deber de comunión es el cisma; en cambio, lo contrario al otro deber es la desobediencia no cismática. El deber de comunión –receptado en el canon 209, 1- se cumple con la aceptación del Papa y los obispos de cada diócesis como cabezas, respectivamente, de la Iglesia universal, y de la Iglesia particular, en la triple dimensión de la communio: fe, sacramentos y régimen (cfr. canon 205). El deber de obediencia, supuesta la comunión, esto es, el reconocimiento de la función de gobierno del Papa y de los obispos, versa sobre el cumplimiento de lo mandado, sea por ley sea por precepto, o la aceptación de lo enseñado, según los grados de obligatoriedad del magisterio. El deber de obediencia se extiende hasta donde llegan la potestad de jurisdicción y la de magisterio.

La República de Venecia tuvo dificultades con la Santa Sede. Se reunieron los teólogos de dicha República y emitieron varias proposiciones. De éstas, la proposición n. 10 decía: La obediencia al Papa no es absoluta. Esta no se extiende a los actos donde sería pecado obedecerle. Estas proposiciones fueron sometidas al examen de san Roberto Bellarmino. He aquí la respuesta el Santo: “No hay nada que decir contra la proposición diez, pues está contenida expresamente en la Sagrada Escritura”.

La resistencia pública a los actos no infalibles puede ser lícita. En determinadas condiciones extremas, la resistencia a la autoridad puede ser pública. Desde la resistencia de Pablo a Pedro (Gal II:14) santos doctores como Tomás de Aquino y Roberto Bellarmino, teólogos como Suárez, Cornelio a Lapide y Francisco de Vitoria, admiten no ya la suspensión del juicio, ni una resistencia meramente privada, sino una resistencia pública. Los textos se encuentran en este enlace.(Nota: como el enlace cita la respuesta de S. Roberto Bellarmino sobre otra proposición, puede ser útil leer este artículo con ambas respuestas.)

Resistente en comunión dijo...

Sigue de mi comentario anterior.

Esta actitud correcta de resistencia legítima a la autoridad legítima manteniendo la comunión con ella fue sintetizada en un comentario que D. Soler Gil escribió bajo el artículo anterior y que también merece ser citado:

"Ellos deberían marcharse. Los pastores que no desprenden el buen olor de Cristo, sino el de un burdel adúltero y sodomita.

Ahora bien, mientras que no lo hagan, nuestro deber es resistirlos, ocupen el puesto que ocupen en la jerarquía de la Iglesia, pero sin desgarrar la Iglesia. No colaborar con ellos y no seguir sus indicaciones, y buscar y apoyar en cambio a aquellos pastores que se mantengan fieles. Pero no romper. No olvidemos que esto también es mandato de Cristo."

Juancho dijo...

Leer las operaciones de prensa de Elisabetta Pique da vergüenza ajena. VG la de hoy en diario La Nación online. En algo tienen razón los K: "Clarín Miente" (y puede hacerse extensivo a casi todos los mass media).

Anónimo dijo...

Obvio Gabriela, a mi me pasa lo mismo, ahora me estoy enterando gracias a internet, por eso la sugerencia del material de Ralph Wiltgen, entre otros.