jueves, 31 de diciembre de 2015

La calavereada de Nuestro Señor

El Sumo Pontífice ha documentado una vez su supina ignorancia ante el mundo y ante la posteridad. Ocurrió en la homilía de la Santa Misa del domingo de la infraoctava de Navidad -que ahora llaman de la Sagrada Familia- cuando dijo lo siguiente: "En lugar de volver a casa con los suyos, se había quedado en el Templo de Jerusalén, causando una gran pena a María y José, que no lo encontraban. Por su «aventura», probablemente también Jesús tuvo que pedir disculpas a sus padres. El Evangelio no lo dice, pero creo que lo podemos suponer". 
Quienes, como argentinos, tuvimos el padecimiento de conocerlo durante varios años, sabemos muy bien cuál es el razonamiento de fondo: Jesús, un muchachito que viene a Jerusalén desde un pueblo polvoriento de Galilea, queda deslumbrado con la gran ciudad y, entonces, hace una picardía. Quizás se haya juntado con otros adolescente de su edad y hayan hecho diabluras como espantar las palomas del Templo o jugar al ring-raje en las calles jerosolimintanes. Y después, aprovechando su sabiduría, tomó en solfa a los viejos escribas y maestros burlándose de ellos. Y todo esto sin avisarle a sus padres que estuvieron tres días angustiados buscándolo. Cuando finalmente lo encuentran, Jesús les pide disculpas por la travesura.
Más allá de lo simpática que pueda ser la escena, lo cierto es que Nuestro Señor jamás pidió disculpas a sus padres ni nadie en este mundo, y no se trata de un detalle: se trata de teología elemental.
En primer lugar, el papa Francisco admite que "el Evangelio no dice nada", pero lo cierto es que el Evangelio sí que dice algo al respecto. Justamente, eso es lo extraordinario: contrariamente al silencio que guarda la Revelación sobre los años de la infancia de Jesús, en este caso aparecen bastantes detalles, entre otros, la respuesta que da a José y María cuando finalmente lo encuentran, y que no fueron de disculpas. "¿Qué hay? ¿Por qué me buscabais? ¿No sabías que debía ocuparme de las cosas de mi Padre?" (Lc. 2, 49). 
En segundo lugar, un simple razonamiento nos lleva a la conclusión que Jesus nunca habría pedido disculpas. Las disculpas se piden cuando se ha cometido algún acto reprensible de cualquier tipo, es decir, cuando alguien, voluntariamente o no, se ha equivocado. Nuestro Señor, "que pasó haciendo el bien sobre la tierra", jamás podría haberse equivocado como jamás podría haber cometido un acto reprensible, consecuentemente, porque Él es Dios verdadero de Dios verdadero, jamás tuvo necesidad de disculparse con nadie.
A fin de reparar este inaceptable error pontificio, rayano con la blasfemia, y aliviarnos la amargura en estos días navideños, les dejó aquí un breve tratadito titulado: "Cuando Jesús tenía doce años". Su autor es San Elredo de Rieval, uno de los grandes maestros de la espiritualidad cisterciense del siglo XII, y aquí reflexiona, justamente, sobre el pasaje evangélico del Niño Jesús perdido en el Templo.

46 comentarios:

Anónimo dijo...



Tampoco yo pido disculpa .....

Anónimo dijo...

Gracias por el comentario. Algo ya había salido en el denzinger-ber...
Luego de su periplo como obispo de Roma, se deberá glosar el evangelio según bergoglio...

Jorge Rodríguez dijo...

El Patata, o Batata, sí tiene una teología, pero es otra distinta a la de la Iglesia de siempre. Según esta "teología" Jesús es un Maestro, pero ¿Dios? según estos dichos y muchísimos otros (vease el denzinger bergoglio) no cree en la divinidad de Jesucristo y a saber en cuantas cosas mas.

Anónimo dijo...

O lo hace por ignorancia, o lo hace por maldad.
Un Papa no puede ser ignorante.
Ergo, ....

Anónimo dijo...


Ya que trata del joven Jesús en el Templo, les paso este video
de un rabino-mesiánico sobre la persecución actual de los cristianos.
Vale la pena, porque no tenemos Obispos que hablen como este Rabino.

https://www.youtube.com/watch?annotation_id=annotation_3298162019&feature=iv&src_vid=miURR__dKIU&v=Eh9G7V-WiGc

Anónimo dijo...


Es posible que Bergoglio haga una exégesis de tipo "histórico-crítica"
y concluya negando la historicidad del relato, o sea
que el Jesús-joven nunca dio cátedra a los doctores de la Ley...
que esto es una interpolación tardía, etc

Justamente en ese relato Jesús habla de "las cosas de mi padre",
aunque María dice "tu padre y yo te buscábamos"....

Anónimo dijo...


El pasado 24/12 en el post sobre la Navidad alguien hizo un comentario
sobre las Iglesias Católicas Nacionales (es decir, independientes de Roma)
que tienen una Misa tridentina y son liberacionistas en lo social.

Pues justamente acabo de encontrar este artículo en INFO-CAOTICA,
blog favorito de don Wander

http://info-caotica.blogspot.com.ar/2012/10/un-cisma-autentico-derivas-y-semejanzas.html

Anónimo dijo...

A Pope cannot be ignorant....this guy is only a Bishop by chance, wonder whether he can read the Holy Books and understand what they mean, ignorant is an understatement, I fear it's worse. Happy New Year to all of you.

Anónimo dijo...

Estimado Wanderer,

Muy bueno.

Se me había escapado la última (¿?) perniciosa estupidez del papa (malamente) electo, infelizmente reinante.

Me recordó de inmediato a San Leonardo de Agatháurica, quien dedicó algo así como cuarenta años de su vida a escribir y predicar contra los fariseos, resumiéndolo en pocas palabras: “La vida de Cristo fue una continua lucha contra el fariseísmo”, luminosa conclusión que no he leído en otros –lo que no me extraña: me faltan aún bibliotecas enteras.

Si bien en “El Rosal de Nuestra Señora” no lo dice –ignoro si en algún lugar sí; no he leído toda su obra-, siempre tuve para mí que cuando discute con los fariseos en el Templo es el primer testimonio, el primer acto de su vida pública, el primer paso, la primera batalla contra ellos, entre los que se encontraba Caifás, quien lo reconoció con resentimiento dos décadas más tarde, según una vidente.

Por tal razón sugiero (haciéndome cargo de mi ignorancia en estos temas –y en tantos otros…) que cuando recemos el Rosario afirmemos o al menos recordemos que Jesús discute con los fariseos. Es más directo hacia la verdad, más llano; lo de doctores de la ley suena a un eufemismo más que a la realidad sangrienta que encarnan los hipócritas. Y calza mejor la respuesta de Nuestro Señor cuando dice que se está ocupando de las cosas de "mi Padre".

Atentamente

El Aprendiz





Jorge Benitez dijo...

Gracias, por su reflexión. El Tratadito: "Cuando Jesús tenía doce años", no está disponible ¿podría usted hacernos la Caridad de arreglar éso?

Anónimo dijo...

Es una bestia..., no se me ocurre otra cosa. Es un peronista, arrabalero porteño, soberbio, ignorante que busca llamar la atención siendo original con burradas

Anónimo dijo...

Datos duros: el número de asistentes a eventos Papales en el Vaticano en 2015, cayó respecto de 2014.
Datos de la Prefectura de la Casa Pontificia

Anónimo dijo...

"¿Fracasa el Jubileo?" http://www.lanacion.com.ar/1858787-fracasa-el-jubileo-aun-no-despierta-entusiasmo

Anónimo dijo...

Un sacerdote, en la homilía de ayer, dijo que Dios tiene en un continuo presente ante sí todo el pasado presente y futuro, aún los pecados ¿es correcto eso? si ÉL sabía que pecados se cometerían ¿donde queda entonces el libre albedrío?

Anónimo dijo...

Anónimo de las 09:40,
lo que dijo el Sacerdote es correcto. Nosotros transcurrimos en la dimensión tiempo, pero Dios Padre no. Por tanto, nuestro futuro es, para El, presente. ¿Dónde queda entonces el libre albedrío?. No lo sé, pero ciertamente existe. Imagino que es un Misterio. El Misterio de algo que para nosotros es un futuro libre e incierto, y que para Dios es ya un hecho.
¿Y por qué crea Dios seres que sabe de antemano que elegirán el Infierno?. Tampoco lo sé. Seguramente lo hace porque no hay otra forma de crear seres libres. Y porque debe valer la pena.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 9:40 nosotros vivimos en un Universo con tres dimensiones espaciales ( largo, ancho y alto ) y una temporal ( que va siempre de ayer a hoy o, dicho de otra forma, en el sentido en el que aumenta la entropía )
Dios no está sujeto ni al espacio ni al tiempo, por eso está en todas partes y para El todo es presente. Nosotros circulamos por la línea de nuestro tiempo , somos libres para pecar ( o no ) pero esclavos del tiempo.
Dios, no.
¿ Me he explicado ?

Anónimo dijo...

Anónimo 9.40,

Dios ES un Eterno Presente. Y, efectivamente todo el pasado, el presente, y el futuro están ante Él. Así, todos los pecados cometidos, los que se están cometiendo ahora, y los que se cometerán hasta el Fin de los Tiempos los conoce. El libre albedrío queda expresado precisamente en ello: en que es el hombre quien hace uso de su libre albedrío hasta para ofender a Dios. La libertad de ofender a Dios es una elección libre del hombre. Y Dios la respeta.
Saludos.

Kill The Gaard

Andrés B, el ucaboy dijo...

Anónimo de las 9:40

Yo sabía que mi tío se iba a emborrachar en la cena de fin de año. ¿Donde queda entonces el libre albedrío? En que saber no es determinar ni forzar.

Anónimo dijo...

Tema realmente insondable el del libre albedrío.
Me parece, y es obvio que es sólo una opinión, que se trata de un misterio que sólo Dios puede llegar a desvelar.
Y que lo hará a su debido tiempo, reconociendo que todo en Él es un presente eterno.
Tanto su origen como las consecuencias del libre albedrío en nuestra existencia son cuestiones que no entran, ni pueden entrar, en nuestra cabeza y que serían muy presuntuoso determinar.
Mucho menos nosotros. Que si no sabemos ni por qué fuimos criados en un determinado tiempo y espacio y no en otros, mal podríamos hacer elucubraciones que -en definitiva- parecen querer llegar a un resultado de antemano establecido.
Lo que no es un misterio, es la capacidad del Admirador de los Micrófonos, de las Imágenes (propias) y del aplauso fácil del populacho (al precio que fuera) para efectuar afirmaciones o negaciones que carecen de toda apoyatura. Y que esas carencias quedan demostradas con sólo leer las Escrituras.
Ni hablemos de las conclusiones a las que arriba cuando suelta la gola. En avión, tren, helicóptero o por teléfono.
Como si la libre interpretación se hubiera convertido en la lectura libre de un párrafo seguido de la no lectura del siguiente. O la lectura espasmódica de una palabra sí y otra no.
Aunque en realidad, es más que misterioso que haya llegado hasta dónde llegó.
Pero eso tampoco lo podemos responder nosotros tampoco. Sólo padecerlo.

Enébel Fernéndez, El mequetrefe que pretende el verde (Ése que precede del merque, merque, merque...)

Unknown dijo...

Dios, desde la eternidad, sabe qué es lo que haremos en el futuro, sabe qué decisiones tomaremos libremente. El qué conozca eso no nos quita la responsabilidad, la libertad ni la autoría de los actos.

Anónimo dijo...

Que Dios sepa que una persona se condena, no limita el libre albedrío de dicha persona. Supongamos que Ud (Dios no lo permita) se va a condenar ¿Puede Ud elegir en este momento entre pecar o no? La respuesta, fácilmente advertible, es afirmativa. Si Ud decide pecar, ¿Por qué le va a echar la culpa a Dios por su condenación?

El linyera errante

Anónimo dijo...

muy bien!!! Andréa B.....por fin lo dicen bien. Saber yo que alguien va a hacer algo no significa que yo le obligue a ese otro a hacerlo. ANÓNIMA

Anónimo dijo...

QUISE DECIR ANDRÉS....NO ANDREA. anónima

Anónimo dijo...

Killdegaard tenía entendido que la libertad es moverse en el bien, donde está la libertad de pecar entonces, el pecado es esclavitud.

Anónimo dijo...

¿Para Dios ya es un hecho? disculpen pero no me termina de cerrar la explicación, sino que me recuerda más bien a las explicaciones de lutero.

Anónimo dijo...

Está visto que NS no era ningún santito

Anónimo dijo...

Anónimo de las 19:36,
Sí, nuestro futuro, nuestras futuras elecciones, para Dios ya son un hecho. Y no, no le va a cerrar, porque la mente humana no puede concebir eso.
Respecto de Lutero, le diré que desconozco qué explicaciones daba sobre el particular.

Anónimo dijo...

No sé redactarlo anónimo 0:45 pero es esa comparación del jinete y el caballo, que depende quién cabalgue si Dios o el enemigo, y de cierta predestinación al infierno...eso que dijo el sacerdote me sonó muy cercano. Disculpen que los distraje del tema, es que luego de la Hiroshima posconciliar se notará fácil que los que crecimos en la conciliar no tenemos base y ante cualquier cosa quedemos perplejos.

el pibe de rivendell dijo...

¿Luterano?
Ya Meinvielle y Sànchez Abelenda en relaciòn a esto hablaron del punto de vista herètico y del que no. El herètico es el luterano, que sostiene que se nace destinado al cielo o al infierno negando el libre albedrìo.
El ortodoxo es el que se limita a decir que Dios fuera del tiempo, desde la eternidad en que se encuentra, sabe quiènes seràn salvos y quiènes no, pero deja en cada uno el irse para un lado u otro.
Castellani tambièn dice algo, pero no encuentro la cita.

Lo que habrìa que ver es si no hay cierta predestinaciòn en orden a las mujeres. Eso ya no sè.

Anónimo dijo...

Mequetrefe muy buen puesto su nick, el día que guste trate de traducir lo que quiso decir por favor, conque alguien haga una pregunta sencilla de si algo está bien porque lo encontró un tanto cercano a una explicación de Lutero, usted vuelca toda una serie cosas que sólo usted sabe lo que quiso decir jeje..
por supuesto que es un misterio a desentrañar sino no estaríamos preguntando. Tal vez alguien que leyó más libros o está más en oración podría saber, por eso se pregunta y no por otra cosa.

Anónimo dijo...

uh levantó polvareda el tema jeje....

Anónimo dijo...

Estamos tratando de entender anónimo 21:21 no de poner en tela de juicio la santidad de NSJC.

Anónimo dijo...

Anónimo 19.34,

"Killdegaard tenía entendido que la libertad es moverse en el bien, donde está la libertad de pecar entonces, el pecado es esclavitud."

Creo que usted está en un error. La libertad no es moverse en el bien; la libertad es ELEGIR entre el bien y el mal.
Es importante conocer que hay tres tipos de Actos que un hombre puede realizar:
1. Los Actos BUENOS
2. Los Actos HONESTOS
3. Los Actos MALOS

Los Actos Honestos y los Actos Malos tienen su INICIO en el hombre.
Los Actos BUENOS sólo tienen su INICIO EN DIOS por ser Él el SUMO BIEN. De allí que es importante estar bien convencidos de una verdad fundamental: SOMOS CAUSAS SEGUNDAS.

Por ésa razón es que, viviendo en estado de Gracia Habitual o Santificante se pueda estar mejor predispuesto a llevar a cabo las mociones que Dios pone en el Alma a través de las Gracias Actuales; impulsos que nos mueven a hacer el Bien por Iniciativa Divina. Él es la Causa Primera de TODO BIEN.

Para quienes no están en estado de Gracia Santificante resultará muy difícil reconocer aquellas Gracias Actuales que Dios les da, y sus actos serán honestos o malos solamente, pero nunca Buenos a los ojos de Dios.

Saludos,

Kill The Gaard

Anónimo dijo...

El de la Predestinación, ¿no era Calvino?.

Anónimo dijo...

pibe de Rivendel, muy bueno su último párrafo, celebro que allá por el Pleistoceno ya tuvieran sentido del humor .

el pibe de rivendell dijo...

Dice bien, es de Calvino.
Pero no deja de ser un error lògico (como todo el que parte de premisas erradas provocando taradeces en Filosofìa y augurando el Infierno en Teologìa) hijo de la sola fide luterana.

(Es preciso aclarar que no es que me quiera hacer el francès poniendo raros acentos, cuando nadie desconoce que soy natural del Paraguay. Lo que sucede es que no encuentro el modo de ponerlo salvo chanfleado para el otro lado. Sepan disculpar).

Matias Eduardo Gramuglia dijo...

Justo ayer, mientras esperaba en una estación de Metrobus, un colectivo que nunca llegaba (espere mas de una hora) empece a realizar juegos mentales y "casualmente" empece a decirme a mi mismo: estoy en un espacio determinado, la estación, estoy quieto, no me muevo, pero el tiempo sigue implacablemente trascurriendo...luego: ¿estoy viajando igual en el espacio-tiempo sin parar y sin saber muy bien adonde estoy yendo?

Me agarre un "julepe" terrible, me asuste, porque miraba los edificios, y los arboles y las personas, los autos, las estrellas, y me parecía que se derretían o se derrumbaban frente a mi..una locura hiperdimensional...no vivimos en 3D, vivimos en 4D: largo, ancho, alto y...tiempo.

De la prueba.

Inmediatamente agradecí al Cielo ser cristiano.

Jesús, en Vos confió

Felicidades para todos

Anónimo dijo...

pues se nota que el kill de gard no está muy dispuesto a seguir la moción de leer la libertas de León XIII....

Anónimo dijo...

Creo que hay dos tipos de libertades, y de ahí la confusión. "Donde hay elección hay libertad" le decía una señora a su hija (y agregaba: "O te tomás la sopa, o te ligas una paliza"). La libertad q me permite elegir un mal, es lo q llamamos libre albedrío. Pero si elijo el pecado me esclavizo. Por poner un ejemplo: Si yo me encierro voluntariamente en una celda y tiro la llave por la ventana, nadie me diría q soy libre, puesto q necesito de Otro para salir. Sin embargo, tuve la libertad (libre albedrío) para encerrarme solito.

El linyera errante

(Disculpen la ortografía y la redacción. Escribí esto desde un celular q generosamente me prestó un transeúnte. Dios se lo pague).

Anónimo dijo...

enfocó mal el asesino, el tema acá no era el de la gracia....

Anónimo dijo...

Los santos son predestinados.

Anónimo dijo...

De que galera habrá sacado a esas señoras el don linyera, ¿será una hija de kant?, la libertad es moverse en el bien y sino vaya a porfíárselo a León XIII. Además ¿que libertad pueder haber en la ESCLAVITUD del pecado? ¿acaso lo suyo no es querer conciliar los opuestos?

Anónimo dijo...

libertas est capacitas ad eligendum deliberate OPTIMA possibilia

Anónimo dijo...

Hay una doctrina católica de predestinación y otra calvinista sin dudas.

Anónimo dijo...

Hace unos días, había escrito algo. Se me pretendió tomar el pelo, producto de la ignorancia del sujeto que se puso a hacerse el gracioso sobre lo que yo solamente opinaba. La cuestión fue para el lado de los tomates, y tampoco se publicó mi contestación al corto de entendederas. Lo cierto es que el interrogante no fue contestado.
Y lo reitero. Si Dios nos crea de la nada, y sabe de antemano que nos vamos a condenar, producto de nuestra estupidez, orgullo o vanidad (lo que sea), ¿para qué nos creó? ¿para que pasemos de la nada al fuego eterno con sólo un abrir y cerrar de pulmones?
No tengo respuestas a dicho interrogante. Y no pretendo tenerlas, sólo que me hace mucho ruido el sólo pensarlo.
Y no se me venga con que el tío se emborrachará de nuevo, que el pecado original ni la mar en coche. Lo cierto es que alguien que viene de la nada, es generado por Dios y se habrá de condenar producto de su estolidez.
No son comparables el tío, la prima ni la hermana, con su sobrino, primo segundo o el hermano, ya que ninguno de éstos creó ni tiene la guarda del otro familiar.
¿Está bien que pase todo esto, como ase afirma?
¿Será así o no?
Pregunto, solo eso.
No afirmo ni niego, pero no dejo de tener mis dudas muy grandes al respecto. Y no pienso generar ninguna cuestión, cual aprendiz de hereje. Pero sí tengo el derecho de pensarlo. Aún cuando lo termine aceptando por subordinación, pero no por convencimiento.
Espero que se me responda y se me ilustre al respecto. Y al aspirante a cómico, que utilice la sesera para pensar, y los dedos para expresar ideas que demuestren que no es lo que parece, un don Nadie.
El mequetrefe de Enébel Fernéndez.
Y gracias por permitirme volver a contestar lo que no se publicó el domingo por la tarde.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 17:51 , le entiendo. Pero también sé que la frase que mas se repite en los Evangelios es " no tengas miedo " . Todo esto de la predestinación ha sido piedra de toque para grandes santos y aquí yo juego con ventaja porque no soy ni una cosa ni otra.
Hay una guerra . No me pregunte por qué pero es evidente que entre el bien y el mal hay una guerra. Lewis lo cuenta muy bien en su Mero Cristianismo.
Y la guerra es por nuestras almas y se juega en el campo de la libertad y el amor.
Dios nos crea en la certeza de que el amor vence siempre. Y nos crea para que libremente nos pasemos a su bando y tenga la seguridad de que a cada uno nos da luces para que nos guíen . Pero El está fuera del tiempo y sabe lo que nosotros vamos, libremente, a hacer.
Nos podría haber condicionado si nos hubiera construido genéticamente incapaces de hacer el mal. Y entonces la guerra estaría perdida.
Pero, sin tener ninguna certeza, yo confío en que no va a dejar que me pierda porque ya sabe que el Señor nos puede elegir directamente o también hacernos caso si insistimos lo suficiente .
Otra cosa, recuerde que ahora vemos todo como a través de un espejo. Y no se enfade.