lunes, 18 de junio de 2018

Canuto Angelelli, obispo y mártir I

El día del Sagrado Corazón de Jesús, 8 de junio de 2018, la Santa Sede publicó el decreto por el cual el Papa Francisco reconoce el martirio de Mons. Enrique Canuto Angelelli, dos sacerdotes y un laico, argentinos todos y riojanos para más datos. Ahí lo tenemos. Nosotros que nos quejábamos porque nuestro país no había dado mártires y mirábamos con envidia a los españoles o mejicanos, de sopetón nos aparecen no uno, sino cuatro mártires como generoso regalo del primer y último papa argentino de la historia. 
Pero la prudencia nos impone un examen previo. Tengo algunas sospechas acerca de la genuinidad de estos mártires vista la enorme feria de La Salada que se ha instalado en el Vaticano y que reparte a precios de ganga productos adulterados que nos quieren hacer pasar por buenos y originales.
Mons. Angelelli no es santo de mi devoción y no tengo previsto incorporar su estampita a mi mesita de luz, ni siquiera después que sea beatificado dentro de poco tiempo. Pero no es serio ni responsable desechar así nomás su martirio. Ya que no confío en absoluto en las decisiones e intereses del Papa Francisco, corresponde que ponga mis escasos medios para formarme una idea del caso y no decir una cosa por otra. Y encuentro que hay tres preguntas para responder: ¿Angelelli fue martirizado, o fue asesinado, o murió en un accidente? Si fue martirizado, ¿lo fue por la fe, o lo fue por su ideología política, o porque se oponía a los intereses del gobierno de turno, lo cual indicaría que no fue propiamente mártir? Y si fue martirizado por la fe, como dice el Santo Padre, ¿por qué fe? ¿Por la fe católica o por una fe adulterada por buenas cantidades de ideología?
Yo, un simple laico, no tengo manera de responder preguntas tan delicadas. Para hacerlo, debería haber leído concienzudamente la positio preparada por la Congregación para la Causa de los Santos y sobre la cual se habrá basado -estimo-, Francisco para emitir el decreto del martirio. No la tengo, y no sé si alguna vez la tendré. Por tanto, no me queda otra opción que recurrir a la  bibliografía que se ha escrito sobre Mons. Angelelli, pero aquí me encuentro con otro problema: al haber sido un personaje muy controvertido y sumido hasta el cogote en luchas más políticas que religiosas, todo lo que se ha escrito sobre él está teñido de ideología, de simpatías o antipatías, que quitan buena parte de objetividad. 
Mi tendencia, por mis inclinaciones derechosas y conservadoras, sería basarme en textos de gente amiga, es decir, de lo que dicen otros derechosos y conservadores como yo, pero aunque sería una lectura más fácil y agradable porque confirmaría lo mi opinión, atentaría contra la objetividad que quisiera alcanzar en el caso. Es lo que ocurriría si leyera el completo y documentado artículo que publicó Cabildo en 2008. He decidido leer entonces, y transcribir en el blog, el relato de la vida y pretendido martirio de Angelleli escrito por quien quizás sea uno de los enemigos de la fe más fieros que aún respira en Argentina: Horacio Verbitsky. Dejémoslo hablar a él, que no se priva de ningún panegírico ni de ninguna incensación al mártir riojano, y tratemos después de responder las preguntas propuestas al inicio del post. Lo haré en cuatro entradas, pero en esta primera añado un documento que habla por sí mismo de la fe católica y misericordia evangélica del obispo Angelleli y de buena parte de su clero, incluidos los dos sacerdotes que también son ahora mártires de la fe. 
Se trata de un acta diocesana de julio de 1972 (cuatro años antes del "martirio") redactada luego de una reunión del clero de La Rioja presidida por Mons. Angelelli. 
Mis comentarios huelgan.



20 comentarios:

Walter E. Kurtz dijo...

¿A Genta y a Sacheri también los habrán "elimina(do) 'con tacto'"?

Gracias Wanderer por el documento. Bastante clarito para el que quiera entender.

Anónimo dijo...

Nunca había visto este documento antes. De ser verídico (no tengo motivos para dudarlo), representa la instauración de una especie de tiranía episcopal filo marxista... No me extraña nada.

El Barbudo.

Juani dijo...

Muy buen artículo. Sin embargo permítame una corrección.

Ud dice respecto de los protagonistas de la fábula: "argentinos todos y riojanos para más datos".

Ninguno era riojano y no todos eran argentinos.

Gabriel Longueville era francés. Angelelli y Murias cordobeses y Pedernera era puntano.

Lo que da una idea de que más que nativos eran colonizadores que fueron a enseñarle a los riojanos cómo ser verdaderos cristianos en los '70.

Echenique dijo...

Cuando los dogmas se aparcan y la pastoralitis se eleva a rango de dogma, el desgobierno eclesial está más que asegurado. Bergoglio no es sino un alumno tardío, pero aventajado, de la misericorditis.

Anónimo dijo...

Infiltración claramente expuesta: "...El proceso de mentalización va caminando bien..."
Cambiaron EvangeLIZACIÓN por MentaLIZACIÓN.
Sólo quedó el único interés explícito: Copar la mente, no buscando el hombre nuevo, y no con el Evangelio de Nuestro Señor como la Buena Noticia de que el pecado y la muerte han sido vencidos, no teniendo ya la última palabra.
Muy por el contrario, evidenciando que lo que los motorizaba era la utiLIZACIÓN de la Iglesia Católica para difundir el comunismo (hasta no hacía mucho, definido para siempre por el magisterio de la Iglesia como "ateo e intrínsecamente perverso").
Por algo estaban conectados y en yunta o subordinados a las directivas de los popes del comunismo mundial. Ahora lo están con el marxismo cultural y la revolución permanente.
Me imagino que la única defensa que podrán argüir para intentar desacreditar el gravísimo texto de la "táctica y estrategia" guerrillera, es que no está firmado. O que no se ve la firma.
Igual con el proceso de tinelLIZACIÓN y de futboLIZACIÓN vigente, hasta puede ser tapado con algún tipo de imbeciLIZACIÓN al uso de los servidores del N.O.M.
Perpetuo Negador, un salame que se come cualquier embutido, incluso de carne infiltrada de podredumbre.

Anónimo dijo...

Disculpe la digresión: hoy leí que la UCR presenta proyecto para suprimir aporte estatal a obispos, parroquias de frontera y seminaristas. A que se debe este ataque en toda la línea? Tendra éxito? Es bueno que el Estado deje de abonar tales salarios? Gracias.

Anónimo dijo...

Mons. Satanelli fue erradicado de Córdoba después de hacerlo la revolución al Arzobispo del que era Auxiliar.
Pedernera trabajaba en Mendoza y fue a La Rioja para meterse en las ligas agrarias porque la gente del lugar no servía para eso. Todo manejado por curas y monjas franceses.
Longueville era francés y hacía eso. Murias era franciscano y estaba infiltrado en la parroquia de Anillaco hasta que la gente en una pueblada lo echó.
Para el que no sepa, logas agrarias de curas eran cuna de guerrilla.
Otro que había llevado Angelelli a Córdoba era Puigjané, luego a la cabeza udeológica de la toma del regimiento de La Tablada por hijos del ERP.
Esos son los mártires de Francisco.

Ramón

Polaco dijo...

La valiente actitud de Monseñor Witte


Ante el curso que tomaba esta maniobra judicial fraudulenta, Monseñor Bernardo Witte, Obispo de La Rioja, hizo importantes declaraciones en 1988, ya en plena época de cacería alfonsinista contra las Fuerzas Armadas. El 29 de julio de 1988, el diario "La Prensa", publica su declaración, en la que afirma, en referencia al dictamen elaborado en 1986 por el Juez de La Rioja: "Nos sorprendimos de que la misteriosa muerte de Monseñor Angelelli, haya sido caratulada de asesinato sin que se tengan las pruebas suficientes". "En la causa se incluyó a militares sin suficientes pruebas, y luego éstos recibieron los beneficios de las leyes de punto final y obediencia debida, sin que pudieran defenderse". No contento con estas declaraciones en defensa de la verdad, el Obispo realizó un hecho de inestimable valor procesal: el 27 de septiembre de 1988, ante la negativa del Juez Morales de tomarle declaración testimonial, el único testigo presencial del accidente que sufrió el Obispo se presenta por tercera vez en el Obispado de La Rioja y relata con lujo de detalles como vio lo ocurrido, en razón de encontrarse encaramado en un poste de la línea de alta tensión que une la localidad de Patquía con Chamical, efectuando la reparación de la misma.


"Manifiesta que aproximadamente en el Km. 1057 de la Ruta Nac. N° 38 , la camioneta se desvía de la ruta hacia la derecha sin disminuir la velocidad recorriendo mas de cien metros con las dos ruedas derechas sobre la banquina, alejándose del centro de la ruta, hasta que en determinado momento el conductor en una brusca maniobra, como si se despertara, trata de volver al centro de Jaruta, oportunidad que escucha el reventón de la cubierta, ve un giro hacia la izquierda, apertura de la puerta derecha, expulsión de un cuerpo vestido de negro, y posterior vuelco en dirección a la banquina opuesta, donde el vehículo queda de costado en dirección opuesta a la que venía". "Que la persona que acompaña al conductor es la que queda tirada en el suelo. El que conducía permanece en el vehículo hasta que el mismo termina su recorrido".

"Que en el momento del accidente no se encontraba ningún otro vehículo sobre la ruta, ni tampoco circulando por la misma". "Que en agosto de 1986 en el Obispado y por indicación del Sr. Obispo ya relató lo mismo al Juez Morales y quedó a la espera de ser citado al Juzgado para ratificar lo expresado, lo que nunca ocurrió". "Que posteriormente a la entrevista recibió ofertas de dinero para no decir lo que sabía y amenazas si llegaba a hablar". "Que el 18 de agosto recibió la última llamada en que le ofrecen 50.000 dólares". "Que la presente declaración la realiza por entera voluntad y en el temor de que se cometa un atentado para evitar que pueda declarar ante el Juez que instruye la causa".


Monseñor Bernardo Witte certifica al pie que lo expresado ha sido firmado en su presencia con total voluntad del declarante. Procediéndose posteriormente a depositar lo relatado en una Escribanía en hoja de actuación notarial N° 0.266.666, para resguardo de la persona, en calidad de depósito con instrucción de que sea entregado el sobre con membrete del Obispado de La Rioja, que contiene lo declarado, debidamente refrendado a la autoridad competente en caso de muerte, incapacidad o desaparición del exponente.

Anónimo dijo...

Recomiendo informarse con la BREVE RESEÑA HISTÓRICO-JURÍDICA DEL CASO ANGELELLI, Silvia E. Marcotullio (Río Cuarto: junio de 2018). La Dra. Marcotullio es ex jueza de la Cámara del Crimen de Río Cuarto, Córdoba y autora de “Juicios de Lesa Humanidad”.

Anónimo dijo...

Wanderer,
todo esto los argentinos del Vaticano lo saben. Y nada podría importarles menos.

Anónimo dijo...

No me quieran decir que en 1962 Angelelli era un sacerdote católico de doctrina ortodoxa y que, diez años después -por obra del Concilio- había devenido esa cosa atea y marxista que surge del documento adjunto. Evidentemente el Concilio no hizo más que poner en evidencia la profundísima infiltración atea y marxista que ya existía dentro de la Iglesia.

Anónimo dijo...

Es muy doloroso comprobar cuán refractario a la Verdad se ha tornado el Vaticano últimamente.

Anónimo dijo...

13:50 El Estado no abona salarios, es una compensación por las expropiaciones de Rivadavia.

Anónimo dijo...

Este comentario correspondería a la entrada sobre "Tucho", pero lo pongo aquí porque así será leído con mayor seguridad. En la página oficial del Arzobispado de La Plata llaman a Tucho "el purpurado": "como así lo anunció en su homilía, el Arzobispo emprenderá rumbo a Italia el jueves 21 del corriente, donde en Roma tomará contacto con el Papa Francisco y recibirá el palio arzobispal. Allí, permanecerá hasta el día viernes 29 de junio. Una vez de regreso a la Argentina, el 1 de julio, el purpurado iniciará su visita a las parroquias de la región (...)". ¿Será un anuncio velado de un próximo cardenalato para el Besuqueiro?

Anónimo dijo...

Anónimo 23:53, yo no sé si es tan así la cosa de la compensación por Rivadavia... a lo menos no me resulta lógica. Estaría bueno si alguien con mas lectura del tema pudiera explicarnos la cuestión.

Anónimo dijo...

Gracias, la amortización. Ahora, me llama la atención el vendaval de proyectos y hasta dónde llegará.

Anónimo dijo...

En relación a que el presupuesto de Culto sería una compensación por las confiscaciones realizadas por Rivadavia, podría decirse que incluso si ese hubiera sido el origen parece poco justificable pretender que ella se siga pagando después de 200 años. Por otro lado, en una sociedad donde la mayoría no es católica (los bautismos, primeras comuniones y matrimonios sacramentales son generalmente resultado de la inercia de las costumbres y no de la convicción) no es fácilmente defendible que el culto de pocos sea pagado por todos.
Me viene además a la mente una expresión de Castellani, según la cual la Iglesia estaba atada al Estado por una cadena de oro.
Volviendo al tema del presupuesto de Culto y su pretendido origen en las confiscaciones rivadavianas, este fue negado por Roberto Di Stefano (autor liberal, creo que casado con una mujer judía) en este artículo, en el que invoca la autoridad como historiador eclesiástico del canónigo Tonda: https://www.lanacion.com.ar/2133440-el-mito-de-la-reparacion-historica

Anónimo dijo...

Pablo Iglesias de Podemos entrevista a Juan Manuel de Prada.
Muy grata entrevista, de nivel, ojalá en Argentina se pudiera dar algo así.
https://youtu.be/Sre4_lxRW-M

Arlt

Anónimo dijo...

Gracias por la información.

Anónimo dijo...

Aquí aporto otro artículo de Di Stefano sobre el Presupuesto de Culto, esta vez del año 2010, en la Revista Criterio:
Presupuesto de Culto