lunes, 2 de abril de 2018

Reporte del barrendero pontificio

El barrendero del Sacro Palacio

Mis tareas, estimado Wanderer, siguen siendo las mismas: barrer y fregar los mármoles del Sacro Palacio y así, entre estropajos y aljofifas, veo y escucho lo que se comenta en estos sagrados corredores.
El ambiente que se vive por aquí desde un tiempo a esta parte, es de desolación. Los obispos y purpurados que hasta hace algunos años conservaban esperanzas y alegrías en una Iglesia firme, aunque se encontrara “como en las tinieblas”, según repetía uno de ellos, están ahora tristes y cabizbajos. “Se acabó la esperanza”, es lo que expresan sus rostros mustios. 
Y no es para menos. Mis colegas que se encargan de la limpieza de Casa Santa Marta están aterrorizados. Según me dicen, el ambiente allí es similar al de Corea del Norte: todos los oficiales que transitan sus pasillos viven aterrados porque no saben cuándo les llegará la hora, y apenas si abren la boca por temor a ser escuchados por espías que corren a compartir la información con ya sabe usted Quién. Y así, la Santa Sede está paralizada. Nadie se anima a mover un dedo por temor a que se lo corten.
Hay que decir que ellos -mis colegas barrenderos-, la están pasando bastante bien por el escaso trabajo: “Santa Marta está vacía”, me dicen. Y el motivo salta a la vista: a nadie le gusta vivir espiado y desconfiando hasta de la lámpara que alumbra su escritorio. Los monsignorinos y demás oficiales que se alojaban en la Casa han preferido mudarse a otras zonas: la Casa Romana del Clero, en vía de la Traspontina o a vía della Scrofa, aunque tampoco allí se puede estar tranquilo. Los soplones se han colado hasta en las universidades pontificias, por lo que prefieren alquilar junto a otros dos o tres curiales algún departamento en la ciudad.
"Y ustedes se extrañan", decía hace poco un obispo argentino. "Esto lo sufrimos por más de una década en mi país". Porque parece que sabe usted Quien, cuando era arzobispo de Buenos Aires, tenía apostados delatores y chivatos en todas las diócesis y congregaciones religiosas de Argentina que le pasaban información reservada que luego le servía para sus propios manejos y presiones.
Un problema no menor es con quién sí o quién no mostrarse en público. Hace algunas semanas un importante cardenal, jefe de dicasterio, debió cubrir su cabeza con sombrero y su rostro con desmesurada bufanda a fin de pasar inadvertido mientras ingresaba a otro dicasterio para hablar con su colega. Si lo descubrían, podían descabezarlo a él, al otro cardenal, o a ambos. O sufrir una reprimenda de sabe usted Quién que, cuando monta en cólera -lo cual sucede con frecuencia-, es para esconderse debajo de la mesa. 
Me aseguran que el mejor momento para entrevistarse con él es cuando hay una cámara de televisión encendida, pues de ese modo está garantizado el buen trato y hasta alguna sonrisa. Cuando la cámara se apaga, todo se transforma, sobre todo las facciones de sabe usted Quien: desaparece la sonrisa que simboliza la Revolución de la Ternura y vuelve el adusto rostro que conocieron los feligreses de Buenos Aires. 
Por eso, muchos cardenales prefieren salir ya caída la noche y reunirse en lugares alejados del Borgo Pio o del Borgo Santo Spirito. Así es posible conversar con mayor tranquilidad y sin presencias indiscretas que corran a contarle a sabe usted Quién lo que vieron y oyeron por esas zonas aledañas de la basílica con tal de congraciarse. Siempre habrá algún neopelagiano o neognostico a quien misericordiar, porque “la Curia lo quiso” (no vaya a pensar, estimado Wanderer, que sabe usted Quién es rencoroso o algo parecido y quiere vengarse de los disidentes. Por el contrario, es un hombre pacífico y abierto a la pluralidad de ideas y opiniones).
Yo pienso que tenía razón ya sabe usted Quién para no querer vivir en este Sacro Palacio. Él aduce que es por motivos de salud mental o porque no puede vivir solo. Yo creo que también hay otros motivos: los filtros. Aquí se filtraba todo lo que llegaba a los Papas anteriores, desde los visitantes hasta la comida. Y eso tiene sus ventajas y desventajas. Claro que es una ventaja que cualquiera pueda hablar con sabe usted Quién porque se lo cruza en un corredor o en el almuerzo, sin necesidad de audiencias y protocolos, pero para una personalidad de tal relevancia los filtros son siempre necesarios. Por eso, ya ningún sacerdote puede concelebrar con el Papa en la Misa matutina de Santa Marta: si quiere asistir, puede hacerlo, pero debe permanecer como un fiel más fuera del presbiterio. 
La ausencia de filtros tiene también consecuencias prácticas. Por ejemplo, ¿qué hacemos con la comida y la bebida? Lo de la famosa tisana preparada por una santa monjita que libraría a la Iglesia y al mundo de un hipotético tirano es más que una hipótesis. De hecho, en Santa Marta hay dos personas que prueban lo que ya sabe usted Quien come y bebe. Él sabe que más de uno quisiera verlo fuera de combate, y se cuida poniendo en riesgo la vida y salud de uno mis colegas y de un guardia suizo.
A fin de cuentas, el remedio ha sido peor que la enfermedad, pues ya sabe usted Quien, tratando de escapar de la soledad de estos aposentos, ha acabado por vivir en la misma soledad. Al menos aquí hay algo del buen gusto de los siglos pasados con el que distraer la mirada, de lo cual carece el ambiente funcional y cursi de hotel de carretera que tiene Santa Marta.  
Todo lo que veo en mi trabajo, estimado Wanderer, me hace recordar un cuento que me leía mi madre cuando era pequeño. Se llamaba “El traje nuevo del emperador”. Por aquí y por allá han comenzado a surgir voces advirtiendo quién es en realidad ya sabe usted Quien. Pronto cada vez más la gente, después de cuchicheos, comienza a decirlo en voz alta. Su blog lo reportaba hace algunos días, y las estadísticas de las audiencias son claras: Juan Pablo II congregaba cerca de 33.000 personas cada miércoles, Benedicto 35.000, y ya sabe usted Quien sólo 9000. Aunque oportunistas, advenedizos y aduladores siempre habrá para servir de corifeos y buscar excusas de la más variada índole. 
Le paso una información de último momento:  el Jueves Santo estaba yo con mi bayeta repasando algunos bronces de la loggia, escuché sin querer el comentario de dos curiales bien encumbrados. Parece ser que cuando apareció, y se esparció, la noticia que el infierno no existía y que las almas de los impenitentes desaparecían, un cardenal extranjero montó en cólera, se comunicó directamente con sabe usted Quien, y le advirtió que había dicho dos herejías, y que eso constituye una de las cuatro causales de cesación del ministerio petrino. Su paisano se asustó esta vez, y corrió a hablar del tema con su compinche de turno, Mons. Giovanni Becciu, y juntos acordaron con Georg Burke la semi desmentida o explicación inexplicable que habrá usted leído. 
Pero me detengo aquí. No vaya a ser que alguien le estas líneas y acabe despertando el enojo de ya sabe usted Quien, y finalice yo mi carrera limpiado los baños de Términi.

22 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Cuánto me alegra volver a leer a Lo Spazzatore en el blog! Yo le daba ya por misericordiado, pero veo que sigue por el Sacro Palacio, y que no ha perdido la escoba ni las aljofifas ni el buen humor. Dios le bendiga y nos lo siga guardando.

Anónimo dijo...

Me pregunto quién sería ese cardenal extranjero. Me imagino que no será desafecto a S.S., pero de todas formas ha actuado con una valentía y lealtad nada frecuentes entre los jerarcas de la Iglesia.

Anónimo dijo...

No les gustaba Benedicto, querían un cambio. ¡Ahí lo tienen!.
(Por cierto, los baños de Termini son hermosos. Los pisos brillan como espejos).

Denisovic dijo...

Ciertamente no les gustaba Benedicto XVI, y cualquiera que esté un poco informado, el gran Benedicto XVI fue notablemente combatido desde dentro de la Iglesia. Ahora no tienen un Papa: tienen una HECATOMBE.

Anónimo dijo...

La Curia Vaticana tiene una forma extraña de actuar.
- Hace un tiempo han demandado judicialmente a la web española "infovaticana" con el argumento de que el público desprevenido podría confundirla con una página oficial del Vaticano.
- Por otra parte emiten un mero comunicado informativo para desmentir a Scalfari, quien de haberse inventado las palabras del papa habría incurrido en calumnia.

¿No sería más lógico destinar el "comunicado informativo" para precisar que "infovaticana" no es un sito oficial del Vaticano, y en cambio dirigir la "demanda judicial" contra Scalfari.

¿O hay algo que se me escapa?

Anónimo dijo...

Qué capo don Wanderer !!! Siempre se las ingenia para encontrar corresponsales just in the place. Esperemos que no lo maten o lo manden a la Isla del Diablo, como le pasó al otro.

Anónimo dijo...

"...que había dicho dos herejías, y que eso constituye una de las cuatro causales de cesación del ministerio petrino"
Por favor, necesito saber cuáles son las otras tres causales. Gracias.

Eck dijo...

Cada día este papa me recuerda a Stalin, con sus mismas mañas, manías y maldades (porque no puede poner un gulag en el Vaticano, que si no...) y, al final, acabará como él, solo, paranoico y loco.
Paco I sólo tiene un enemigo verdadero doctrinal: e principio de no contradicción. Eso de que A y no-A no pueda ser cierto a la vez le subleva. Hace apenas unos meses mandaba al infierno y sus penas eterna a mafiosos y corruptos cual un Bonifacio VIII hiper-super-requetercabreado y ahora nos sale con que el infierno no existe y las almas condenadas se aniquilan (podría haber rescatado las tesis origenistas, hubiese quedado más guay y misericordista) Bergoglio, menos en lo del poder como poder (por eso la alusión a su deposición le asustó), es como la luna, refleja la realidad de la Iglesia actual, es el nivel medio del episcopado en caracter, costumbres y creencias.

Anónimo dijo...

Era que no, parece que S.S. le robó la idea a Martini:“Io nutro la speranza che presto o tardi tutti siano redenti. Sono un grande ottimista… La mia speranza che Dio ci accolga tutti, che sia misericordioso, è diventata sempre più forte… D’altra parte, è naturale, non riesco a immaginare come Hitler o un assassino che ha abusato di bambini possano essere vicini a Dio. Mi riesce più facile pensare che gente simile venga semplicemente annientata” (Conversazioni notturne a Gerusalemme). Vaya uno a saber qué piensa en verdad; quizás sea una manifestación de la eterna vocación peronista de hacer escuchar a cada cual lo que quiere escuchar.

Guillermo dijo...

La KGBerg en toda su extensión, alguno dijo mas arriba que se parece a Stalin y no está tan errado, solamente que su control se ejerce a nivel mundial, y me consta, en Argentina,no solo en las Iglesias, hasta en redes sociales...

Guillermo dijo...

Para Anonimo de las 17:23 hs. Estimado amigo, no va a meterse con Scalfari, su amigo ateo. Si hay algo que le molesta es lo que escribe Infovaticana, razón por la cual busco el estudio de mis mas renombrados colegas para atacarlos por el uso de la "marca" vaticana. Sin perjuicio de que gane o no el pleito; Infovaticana se refundará con otro nombre y seguirán las criticas. En este caso , salvo que busque amedrentar se han gastado fortunas en un litigio sin sentido. He tenido de estos casos en el pasado y el Vaticano no es Coca Cola, puede ser "corregido" por una pagina que se llame "Infovaticueva" (quizás hasta sea mas acorde).-

Anónimo dijo...

Al atribulado barrendero:

Continúe fregando y escuchando. Levante la basura que encuentre, (la material, la levantable, que de la espiritual se encargará quien corresponde y no somos nosotros) Y no tema por su futuro.
Si el asunto de la limpieza se pone muy difícil o demasiado turbio, no lo dude y venga para las tierras de ya sabe Quién.
En ellas un barrendero puede alcanzar el máximo lugar del podio en el deporte más popular del lugar, causa de muchos desvelos de ya sabe Quién.
Eso sí. No sé le ocurra hospedarse en las pensiones de los clubes donde se practica el juego de las alegrías y tristezas de ya sabe Quién.
Se lo digo porque está poblado de sujetos y sujetas muy extraños en sus costumbres, de las cuales no somos nadie para juzgar, pero que andan armando unos toletoles que no le cuento. Nada que no se conozca de algunos ámbitos eclesiales, pero que tiene una repercusión mediática que puede alertar la paz de łos sepulcros blanqueados. Siempre tan afectos a tapar la suciedad maloliente que guardan en su interior.
Mary Posón, a veces una y a veces uno.

Mary Poppins dijo...

Hasta Margarita Barrientos lo dijo

https://www.infobae.com/politica/2018/04/03/me-gustaria-que-el-papa-francisco-sea-catolico-y-hable-mas-de-dios-y-otras-frases-de-margarita-barrientos/

Anónimo dijo...

Para Anónimo de las 19:31 que pregunta por "las cuatro causales de cesación del ministerio petrino".

No soy canonista, pero de entrada se me ocurren 3:
- muerte
- renuncia con las condiciones del canon 332.2
- remoción "ipso iure" del canon 194.1.2º en relación con la excomunión "latae sententiae" por herejía del canon 1364.1 (el problema aquí es que aunque la excomunión sea "latae sententiae" y la remoción conscuente sea "ipso iure", hace falta un acto declarativo de la autoridad para dar publicidad y seguridad jurídica a todos, y en el caso de la Santa Sede no existe esta autoridad superior)

En cuanto a la cuarta causal no me parece que pueda serlo la situación de "sede impedida" del canon 412 (recordemos diversos casos históricos de papas secuestrados) y dudo que pueda serlo la situación de pérdida total y absoluta de la capacidad mental.

Saludos

Anónimo dijo...

Estimado Wanderer:
le mando este soneto para agradecerle su regreso y animarle a seguir luchando por el Bien:

Rey de las artimañas y artificios,
as de la propaganda sensiblera,
artista de la escuela arrabalera,
doctor en corrosión y en estropicios.

Ignaros electores sin pre-juicios,
pseudoeminencias de cabeza huera,
no percibieron tu hechura trilera,
caterva de felones tras los vicios.

Socavas con astucia de primera,
oh muy humilde Atila de la Pampa,
tu casa ya parece una escombrera.

Huyes de los mejores, no del hampa,
encumbras a cabestros sin altura,
tu corte se distingue por la trampa.

Anónimo dijo...

El soneto bien podría ser incluido como Himno de Laudes del futuro Oficio de San Pancho I

Anónimo dijo...

Estimado Barrendero,
¿tiene alguna noticia sobre si esta Conferencia puede marcar un quiebre?:
¿Adónde vas Iglesia Católica?

EL PRESTE JUAN dijo...

Lo más singular de todo este teatrillo es la inmensa cantidad de buenos católicos y buenos sacerdotes que encuentran justificación para la inacabable sucesión de torpezas, cuando no maldades, que proceden de las más altas jerarquías, y no sólo el Papa.
Resulta que Scalfari insiste y se reafirma en que el Papa dijo claramente eso acerca del infierno (aunque lo verdaderamente de aurora boreal es lo de "crear otras especies"... eso es de chiste o de psiquiatra...) y a eso responden las piadosas voces diciendo que no consta o no está claro, o no lo dijo en público, o no está demostrado... Cualquier cosa con tal de no querer aceptar la realidad.
Porque aunque no lo hubiera dicho, figura en la prensa del mundo entero como que sí lo dijo, y por tanto correspondería una forzosa aclaración. Pero el Papa "tacet". ¿Y por qué un Papa tan locuaz calla? La respuesta debe de ser la misma que corresponda a la pregunta ¿Y por qué el Papa da una entrevista (aunque se disfracen de "charlas informales") por quinta vez a este individuo que siempre pone al Papa en apuros? ¿No será eso lo que busca precisamente, porque si no, es inexplicable? ¿O padece el Papa algún tipo de trastorno mental, que también podría ser?
O sea que la Iglesia tiene dos serios problemas: 1) la insana locuacidad papal y episcopal (p.ej. "la Virgen María apoyaría la huelga feminista"; "no sabemos lo que dijo Cristo, porque en su tiempo no había grabadoras"; "hay que ir preparando algún tipo de ritual de bendición de las parejas homosexuales"...)
y 2) la insana incapacidad crítica o de discernimiento de una notable parte del rebaño, capaz de justificar una cosa y también la contraria. Aunque hay que reconocer que en este no querer ver hay algo bueno: el reconocimiento interior de que, en realidad, en el fondo, algo huele a podrido en Roma, ¡perdón! en Dinamarca.

EL PRESTE JUAN dijo...

Qué buenísimo el soneto!!

Anónimo dijo...

Dicen las malas lenguas que en la pasada Vigilia de Pascua en Roma, se escuchó a Mons. Marcelo Sánchez Sorondo (h.) murmurar durante el Exultet: Respice etiam ad devotissimum Imperatorem nostrum Xi Jinping cujus tu, Deus, desiderii vota praenoscens, ineffabili pietatis et misericordiae tuae munere, tranquillum perpetuae pacis accommoda, et coelestem victoriam cum omni populo suo..
Si non è vero....

khispano atlántico dijo...

El tiranuelo porteño hace de las suyas tan contento, tiene sed de pÍos catolicos, los pepinillos que él decía.... THE END.

Anónimo dijo...

En mi modesta opinión, la periódica asociación con Scalfari es intencional y concertada. Siendo una conversación off the record con un periodista marxista, ateo y por distintos lados endiablado, el Pontífice suelta las especies más disparatadas y hasta heréticas; si causa demasiado revuelo lo desmiente y si pasa, pasa y queda instalado en el inconsciente colectivo. En eso al menos se parece al método del gobierno Macrista (si pasa, pasa. Si hay revuelo, nos retractamos). Pero realmente, el Pontífice va diciendo lo que el vulgo "católico mistongo" tiene ganas de oír (que el infierno no existe, que es lícito concubinarse con quien fuera, que la Eucaristía no es más que un canapé...). Es asombroso comprobar las ganas que tiene el "Pueblo peregrino" de que se entronice de una vez la Iglesia del Anticristo.