sábado, 26 de mayo de 2018

In memoriam




P. Alberto Ezcurra
Hombre de Dios


9 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Tan joven se murió????!!!!
¡Gracias por recordar a este valiente sacerdote, hombre de Dios y fiel a la Patria!

Anónimo dijo...

Gracias W por el recuerdo. Parece que en donde más ejerció sus magisterio, no se han acordado de él todo lo que merecería...

Adolfo Jesus Astinza dijo...

Camarada Albero Ezcurra.
Arriba Tacuara

Daniel González dijo...

Estimado.El año de nacimiento de Alberto Ezcurra fue 1937, no 1938.
Atte.

Anónimo dijo...

El querido Padre Alberto no fue, ni mucho menos, parte de esa horrìsona iglesia en salida.
Fue un verdadero Soldado de Cristo y emblema de una Eterna Iglesia en Subida
Padre, Maestro y Camarada
Descansa en Paz y acuérdate de nosotros
Puestero del Oeste

Raúl Benjamín dijo...

El 29 de mayo de 1993 casi en simultáneo, fue asesinado el sacerdote Javier Cirujano Arjona, por la guerrilla del EPL en San Jacinto, Colombia

Anónimo dijo...

Don Wanderer, sus lectores en el extranjero le agradeceríamos algo de contexto. Imagino que Ud. se refiere a sus virtudes sacerdotales (o humanas en general), porque políticamente...¿No acabaron muchos de los del movimiento que inspiró como montoneros peronistas? Al menos a quienes no sabemos mucho de historia o política argentina nos deja algo perplejos un movimiento que terminó así. ¿No habría algún problema de origen? Me recordó una vieja entrada de este blog, que casualmente leía el otro día: https://caminante-wanderer.blogspot.cl/2011/11/cambio-de-signo.html

Wanderer dijo...

Don Anónimo 22:01, efectivamente, Alberto Ezcurra fue el líder de Tacuara, y se apartó de esta organización cuando se dio cuenta que ya no podía controlarla, que ya había tenido dos escisiones y que los liderados por Joe Baxter se pasaban a la izquierda (y poco después cometían el atentado terrorista del Policlínico Bancario).
Yo conocía a Ezcurra siendo éste ya sacerdote desde hacía un buen tiempo, y mi experiencia es la que dije en el post: fue un hombre de Dios, más allá de aciertos o errores de su juventud.

Carlos Dufour dijo...

Lástima que Ezcurra, en vez de comentar libros ajenos, no haya comentado sus memorias y experiencias.