martes, 28 de agosto de 2018

Entrelíneas

En la conferencia de prensa que el Papa Francisco brinda habitualmente en sus viajes aéreos, en esta ocasión regresando de Irlanda, hizo referencia al memorándum de Mons. Carlo Viganò. Dijo: “Lean ustedes atentamente el comunicado y saquen su propio juicio. El comunicado habla por sí mismo y ustedes tienen la capacidad periodística suficiente para sacar las conclusiones”. 
Yo, que no soy periodista sino un simple bloggero, obedecí igualmente al Santo Padre y tengo varias conclusiones. Y aquí comparto dos:

Dice Mons. Viganó: “Además, nombró al brasileño Ilson de Jesus Montanari -gran amigo de su secretario privado argentino Fabian Pedacchio-, Secretario de la Congregación para los Obispos y Secretario del Colegio de Cardenales, promoviéndole, en un solo movimiento, de simple oficial de ese dicasterio a Arzobispo Secretario. ¡Nunca se había visto algo así para un cargo tan importante!”. 
Tiene razón en el énfasis de su sorpresa por el incomprensible nombramiento de Montanari: pasar de simple escribiente de un dicasterio a secretario arzobispo de Congregación y, más tarde, secretario del Colegio Cardenalicio es inédito. Los que conocen un poco los entresijos de la Curia saben que el poder en las congregaciones pasa más por el secretario que por el cardenal prefecto. En el caso que comentamos, se trata nada menos que de la Congregación de Obispos. En síntesis, el brasileño Montanari es quien tiene la llave para hacer los obispos de el mundo. 

Pero Mons. Viganò, hábil diplomático, que no da puntada sin hilo, explica que Mons. Montanari es el “gran amigo” del secretario privado del Papa, el padre Fabián Pedacchio. Se trata de un sacerdote argentino que ingresó como oficial de la Congregación de Obispos en 2007 por especial recomendación del entonces cardenal Bergoglio. Mucho antes que el arzobispo porteño fuera elegido Papa, se sabía en Argentina que el P. Pedacchio le pasaba continuamente información acerca de los nombramientos episcopales previstos y acomodaba las carpetas y los documentos de modo tal que fueran favorecidos aquellos candidatos más “adecuados”. Y en 2015 se destapó una noticia, con foto incluida, relativa a conductas un tanto ambiguas del secretario pontificio que no ventilaremos aquí pero que pueden encontrarse fácilmente en Internet. 
Recordar estos hechos sirve como marco adecuado para entender la expresión de Mons. Viganò: Montanari es el “gran amigo” de Pedacchio. Son algo así como "cómplices" o "compinches" de travesuras, oh naughty boys! Pareciera que la “complicidad” con el secretario privado del Santo Padre reporta importantes beneficios.
Vayamos a la segunda conclusión. Dice Mons. Viganò: “Por último, también el reciente nombramiento como Sustituto del Arzobispo Edgar Peña Parra tiene una vinculación con Honduras, es decir, con Maradiaga. Peña Parra, de hecho, prestó servicio de 2003 al 2007 en la Nunciatura en Tegucigalpa como Consejero. Cuando yo era Delegado para las Representaciones Pontificias me habían llegado informaciones preocupantes sobre él”.

El Sustituto de la Secretaría de Estado es el encargado del despacho de los asuntos corrientes del Papa y coordina los demás dicasterios de la Curia y otros organismos de la Santa Sede. Es, en la práctica, la tercera persona con más poder en la Iglesia luego del Papa y el Secretario de Estado. Nuevamente llama la atención este súbito ascenso del venezolano Peña Parra: de nuncio en Mozambique a Sustituto. Y nuevamente también Mons. Viganò nos da algunas pistas. Este señor estuvo cuatro años en la nunciatura de Tegucigalpa donde trabó contacto con el cardenal Madariaga quien, como ya dijimos en el post anterior, está fuertemente sospechado de estafas financieras y de encubrimiento de la profusa actividad homosexual en su propio seminario según testimonio público de los mismos seminaristas. Pero lo más interesante es la coda del párrafo de Viganò: “me habían llegado informaciones preocupantes sobre él”. En el contexto del memorándum y en razón de la temática que trata, parece ocioso preguntarse por el carácter de “preocupante” de esas noticias. Es fácil comprenderlo.
Pareciera, entonces, que dos de los puestos de máximo poder en la Iglesia están en manos de personajes “preocupantes” que han llegado a ellos por medios más bien sospechosos.

-Santo Padre, he sido un hijo fiel. He obedecido su mandato. Como Su Santidad bien dice, el documento de Mons. Viganò habla por sí mismo. He sacado algunas conclusiones. Su Santidad debe renunciar

48 comentarios:

  1. Bergoglio -en medio de todo este horror- no piensa, ni remotamente, en renunciar. Para saber lo que él piensa en estos momentos, basta con leer los artículos de Elizabeta Piqué en La Nación.
    Y él es el Papa legítimo.
    Esta es la situación que tenemos. Y que tendremos en el futuro previsible.

    ResponderEliminar
  2. Su Satanidad debe renunciar.
    Amén.

    ResponderEliminar
  3. ¿Renunnciar? En nuestra historia ya tenemos "el día de los 3 Gobernadores" y más acá algo así como el mes de los 3 Presidentes. ¿Ahora vamos a tener el año de los 3 Papas?

    ResponderEliminar
  4. ¡Santa María!
    Dios nos coja confesados.

    ResponderEliminar

  5. ¿ A quien esta dirigida la carta de Viganó ?


    JPB

    ResponderEliminar
  6. Parece que estar en la red Badoo tiene un especial atractivo para muchos que pueden ser llamados periféricosl, aunque no creo que tengan olor a oveja.
    Y también tiene sus ventajas. No sólo se conocen otros semejantes de elección sino de pertenencia e incluso pueden ser muy útiles para progresar en los diversos oficios que se pueden elegir para tener medios de vida.
    En fin, más que la punta de un iceberg, estamos en presencia del destape de un pozo insondable y maloliente. No confundir con el aroma de las dulces ovejitas.
    Ellas huelen naturalmente.

    ResponderEliminar
  7. Concuerdo con su apreciación: debe renunciar.
    Sin embargo, y dada la peculiar personalidad de Bergoglio, veo muy difícil que se misericordie a sí mismo. Además, las preguntas que lanzó usted en el post anterior me siguen pareciendo muy pertinentes: si renuncia, ¿quién ocupa su lugar? ¿si toda la mafia rosa es defenestrada, y dada su extensión, cómo sigue la Iglesia tal y como la conocemos? Es muy probable que los tiempos ya estén maduros:

    Catecismo de la Iglesia Católica:

    675 Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes (cf. Lc 18, 8; Mt 24, 12). La persecución que acompaña a su peregrinación sobre la tierra (cf. Lc 21, 12; Jn 15, 19-20) desvelará el "misterio de iniquidad" bajo la forma de una impostura religiosa que proporcionará a los hombres una solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad. La impostura religiosa suprema es la del Anticristo, es decir, la de un seudo-mesianismo en que el hombre se glorifica a sí mismo colocándose en el lugar de Dios y de su Mesías venido en la carne (cf. 2 Ts 2, 4-12; 1Ts 5, 2-3;2 Jn 7; 1 Jn 2, 18.22).

    676 Esta impostura del Anticristo aparece esbozada ya en el mundo cada vez que se pretende llevar a cabo la esperanza mesiánica en la historia, lo cual no puede alcanzarse sino más allá del tiempo histórico a través del juicio escatológico: incluso en su forma mitigada, la Iglesia ha rechazado esta falsificación del Reino futuro con el nombre de milenarismo (cf. DS 3839), sobre todo bajo la forma política de un mesianismo secularizado, "intrínsecamente perverso" (cf. Pío XI, carta enc. Divini Redemptoris, condenando "los errores presentados bajo un falso sentido místico" "de esta especie de falseada redención de los más humildes"; GS 20-21).

    Con todo, quisiera hacerle una pregunta, Don Wanderer: ¿Cree posible un cisma?

    ResponderEliminar
  8. Y los del Opus alineados con los malos y difamando sin piedad ni verguënza a Monseñor Viganò, como el mendaz y rastrero coorresponsal del diario ABC en el Vaticano Juan Vicente Boo, sobre el cual circula entre la clerecía este poema :

    JUAN VICENTE MOHO

    Cronista paripé, babosa pía,
    rollista sin igual, mosca melosa,
    mendaz adulador, sierpe untuosa,
    jabonero mayor, meliflua arpía.

    Pide perdón a San José María
    por tu pluma servil y sinuosa,
    por tanta desvergüenza empalagosa
    si realmente crees todavía.

    Y si no tienes fe, torpe raposa,
    aprender a mentir bien como Bergoglio,
    que engaña más que habla e dulce prosa.

    ¡Hay Juan Vicente Mo(ho), cuánto cepillo!
    Reptas mucho mejor que las culebras
    aunque tu amo te supere en pillo.

    ResponderEliminar
  9. NO renunciará jamás, eso es para los demás pero para un jesuita no. Nadie le creyó cuando dijo que cuatro años y enseguida renunciaría. Alguien como Bergoglio tiene tremendas ansias de poder, lo que le gusta es el poder y vive para el poder, dentro de la Compañía y fuera de ella.
    Es astuto y artero y con mil mañas aunque intelectualmente sea la nada, no le echarán ni con agua hirviendo por desprestigiado que esté. Eso sí acabará como esos Papas del medievo que querían tirales al Tiber hasta después de muertos y si no al tiempo.

    ResponderEliminar
  10. Cada día esta más claro que Bergoglio se rodea de lo peor, de los más sinvergüenzas. Y está más claro que no lo hace por error, sino a proposito. Queda retratado el mismo.

    ResponderEliminar
  11. Acá va otra lectura "entre líneas". Es interesante porque apunta un poco màs allà que el propio Viganó (al menos explícitamente):

    http://www.lastampa.it/2018/08/28/vaticaninsider/ecco-i-fatti-e-gli-omissis-del-dossier-vigan-contro-francesco-efUGZVQnkdlvcb2IuyqCWN/pagina.html

    No digo yo que comparte sus conclusiones, que tienen un tono exculpatorio de Bregoya, pero màs allà de eso, es interesante como señala que las responsabilidades vienen de màs lejos en el tiempo.

    Hilbert.

    ResponderEliminar
  12. Con o sin Bergoglio y con Viganó mintiendo o no el problema es quien saca esta mafia de la Iglesia. Hasta ahora el único que propuso algo más o menos practico para emprezar es Schneider de Astana.

    ResponderEliminar
  13. Es terrible la reaccion de los medios....no se cansan de tirar m...sobre la Iglesia, y ahora que la m...llega a Francisco se rasgan las vestiduras, como si todo fuera una operación armada...que hdp

    ResponderEliminar
  14. El problema no es solo el componente homosexual del clero. Esa perversión, esa mafia, se amasó sobre la harina compuesta por la gran mayoría del clero mundanizado y sin fe; por los curas convertidos al mundo, adoradores del hombre, tergiversadores del Verbo, vendedores de espejitos de colores de un mundo feliz, solidario y diverso, que no se diferencian en nada de un activista de Green Peace o de la ONG que se les ocurra.

    La homosexualidad en los curas y seminaristas viene a ser como la deriva natural de ese primer gran desvío. Del mismo modo que los que se enriquecen o se vuelcan a toda clase de placeres más tradicionales o a juegos de poder.

    Aun sacando a los homosexuales quedará todavía esa argamaza que compone casi todo el clero mundial, en todos sus niveles, y sobre todo en los puestos más altos, con las poquísimas excepciones de los curas buenos, solitarios, abandonados y perseguidos por la jerarquía.

    El problema no es que sean balas, el problema es la teología bala (como dijo bien hace años un fraile), y esto no se arregla atacando los efectos sino las causas.

    El tema es que no queda nadie en pie para emprender esa tarea.

    Capaz que sólo lo arregla Cristo.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente. Ahora le planteo otra: sacamos a la mafia rosa. ¿como sacamos a la mafia neocon??? Solo Cristo lo arregla. Coincido.

      Eliminar
  15. A los que acusan a Viganò de sangrar por la herida creo que hay que decirles lo siguiente:
    Viganò no vive en la Ciudad del Vaticano y puede tener miedo que un fiscal estadounidense lo culpe de encubrimiento.
    No tendrá la protección del Vaticano y se cubre. El secreto pontificio no es la fe en Cristo por la que hay que morir

    ResponderEliminar
  16. Los cortesanos romanos ya están rectificando. Captando que no basta con ataques ad hominem (aunque no por ello renuncian a ellos) ahora buscan hallar posibles cabos sueltos y errores en el testimonio

    http://www.lastampa.it/2018/08/28/vaticaninsider/hechos-y-omisiones-en-el-documento-de-vigan-contra-francisco-UU3zoSxVllfMltnG2FdhTJ/pagina.html

    ¿Se puede responder a esto?

    ResponderEliminar
  17. Corresponsal Wanderiano en Chicago28 de agosto de 2018, 17:54

    El cardenal Cupich, arzobispo de Chicago y uno de los "atacados" por Viganò, acaba de dar una entrevista a NBC. Dice que el Papa tiene mejores cosas que hacer que responder las acusaciones de Viganò, como ocuparse del calentamiento global (sic). La gente que está en contra del Papa Francisco es porque es sudamericano (recontra sic). "¡Son racistas!", dijo a los gritos (¡juro que es verdad!). Terminó la entrevista afirmando que todo el affaire no es más que un "rabbit hole" (es decir, una experiencia alucinógena).

    ResponderEliminar
  18. Othello, Act 6 Sc.2
    Demand me nothing. What you know, you know.
    From this time forth I never will speak word.

    ResponderEliminar
  19. Yo añadiría otra cosa , si no le parece mal, anónimo de las 16;18.
    El que intente sacar a los homosexuales se va a encontrar con toda la LGTB del mundo enfrente. Acusarán al Vaticano de homofobia, lo llevarán a, no sé, el Tribunal de Derechos Humanos, pedirán indemnizaciones...
    Esto, en efecto, solo lo arregla Cristo.

    ResponderEliminar
  20. Ahora que lo dice, quizá ese sea el hecho por el cual sabremos que estamos en el tiempo final. Así como Cristo fue condenado a muerte cuando increpado en el Nombre De Dios Vivo dijo que El era Hijo De Dios , pudiera ser que de la misma manera, increpada la Iglesia a arreglar este problema, lo intente arreglar realmente y decida sacar a toda la horda homosexual y consecuentemente el Mundo la condené a muerte por actuar según la Verdad

    ResponderEliminar
  21. Pensemoslo de esta manera: los que somos argentinos lo conocemos y sabemos que es peronista y un peronista jamás ha renunciado....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para los que les gusta las armas. Recuerdan las Ballester Molina con el escudo peronista. Ahora son de coleccion y carisimas.
      Un peronista se arma para imponer su verdad. Algun plan B debe tener JB para amansar a los opositores.

      Eliminar
  22. "Pero yo no dejé de hablar por eso
    con ser Brunetto, y pregunto quién son
    sus compañeros de más alta fama.

    Y él me dijo: «Saber de alguno es bueno;
    de los demás será mejor que calle,
    que a tantos como son el tiempo es corto.

    Sabe, en suma, que todos fueron clérigos
    y literatos grandes y famosos,
    al mundo sucios de un igual pecado."
    (DANTE, Infierno, canto XV, De los sodomitas).

    En fin, homosexualidad hubo, hay y habrá en la Iglesia y en todos lados.
    No creo conducente plegarse a la caza de brujas puritana-farisaica americana de raíz protestante. Lejos de la caridad evangélica de apartar a un homosexual como leproso, sin perjuicio -claro está- de repudir el acto homosexual, si lo comete y de la expulsión e inadmisión al orden sagrado si no es capaz de una vida de castidad.
    La cuestión no es la homosexualidad en sí, sino la castidad, sea cualfuere la orientación sexual.
    Y nunca olvidar que ya advirtió el Señor: publicanos y prostitutas os precederán en el Reino de los Cielos.
    Tribunus Plebis.

    ResponderEliminar
  23. 22;25 creo que aquí todos conocemos el catecismo. Estamos hablando de redes de homosexuales no castos.

    ResponderEliminar
  24. ou yeah ... y ellos le siguen el juego:


    El Arzobispado santafesino divulgó una circular con los pasos para apostatar

    que se anoten ellos nomás total, ahijunas...!

    ResponderEliminar
  25. En referencia a lo que ha dicho Tribunus Plebis, es cierto que la castidad debe ser vivida por unos y otros, pero en el caso de un homosexual de notoria tendencia,aunque viva en castidad, no pueden ser hoy admitido al Seminario y a las ordenes sagradas. Asi son las normas,aunque no se cumplen.

    ResponderEliminar
  26. tribunus.... como que la cuestión es la castidad y no la tendencia??? puede una persona con tendencia homosexual ser considerada sana psíquicamente?. Una cosa es que yo vea a una mujer sólo como mi hermana o siendo mujer mire a los varones como hermanos, no teniendo especial atracción por ninguno, quizá por una vida espiritual exquisita. Y esto no me haría ni misógino ni andrógino. Lo contrario, la atracción ,sería lo normal o más común. Pero una tendencia o atracción sexual, no sólo de amistad, hacia una persona del mismo sexo , habla de un problema psiquiátrico o perversión que hay que sanar. Cómo podría ser sacerdote?

    ResponderEliminar
  27. Me causa gracia que pidan la renuncia del "Papa". Señores, esta es la iglesia de ellos, a los que van a renunciar es a todos nosotros. Es la iglesia oficial, la de la publicidad, tan magistralmente profetizada por el P. Meinvielle.
    La Iglesia de Cristo, la del pusillus grex, ha sido escondida por el propio Benedicto XVI a traves de su renuncia. Ha sido un Cisma de hecho, pero sutil, para no escandalizar a los fieles.
    Insisto con la profecia del P.Meinvielle, creo que se aplica al pie de la letra (salvo en lo de la doctrina intachable) a la situación actual.
    "Cómo se hayan de cumplir, en esta edad cabalística, las promesas de asistencia del Divino Espíritu a la Iglesia, y cómo se haya de verificar el portae inferí non praevalebunt... no cabe en la mente humana [...] Sabemos que el mysterium iniquitatis ya está obrando; pero no sabemos los límites de su poder. Sin embargo, no hay dificultad en admitir que la Iglesia de la Publicidad pueda ser ganada por el enemigo y convertirse de Iglesia Católica en Iglesia gnóstica. Puede haber dos Iglesias, la una de la publicidad, Iglesia magnificada en la propaganda, con obispos, sacerdotes, y teólogos publicitados, y aun con un Pontífice de actitudes ambiguas; y otra, la Iglesia del silencio, con un Papa fiel a Jesucristo en su enseñanza y con algunos sacerdotes, obispos y fieles que le sean adictos, esparcidos como “pusillus grex” por toda la tierra. Esta segunda sería la Iglesia de las promesas, y no aquella primera que pudiera defeccionar. Un mismo Papa presidiría ambas Iglesias , que aparente y exteriormente no sería sino una. El Papa, con sus actitudes ambiguas, daría pie a mantener el equívoco. Porque por una parte, profesando una doctrina intachable sería cabeza de la Iglesia de las Promesas. Por otra parte, produciendo hechos equívocos y aun reprobables, aparecería como alentando la subversión y manteniendo la Iglesia gnóstica de la Publicidad .

    PD: no estaria de mas releer "El Papa de Laodicea" de Mihura Seeber.

    ResponderEliminar
  28. Si la “superestructura eclesiástica” (perdonen el argot marxista) se termina derrumbando -cosa de tiempo- aceptemos que no habrá un “resto de Yavé” impoluto e inerrante, sino muchos “restos”: conservadores bien intencionados, la FSSPX, los Ecclesia Dei, los “grupos del Motu”, los Ordinariatos anglicanos, grecocatólicos, etc. Cada uno con sensibilidades y manías propias, y todos tendremos que aprender a convivir con ellas, recuperando esa diversidad litúrgica y de estilo que fue moneda común de la Cristiandad por siglos, incluso dentro de Occidente.
    Mis amigos de la Frater de seguro querrán resetear por decreto la Iglesia a 1958 (o más atrás si cabe) que no llevaría más que a una parodia de la Tradición. Los neocon querrán revivir el tinglado Opus-Legionarios-Neocatecumanales que hizo las delicias del Magno. Quizás la mejor salida sea algo parecido -no idéntico- a la hermenéutica de la continuidad ratzingereana: restaurar la Tradición bimilenaria poco a poco, sin voluntarismo ni prepotencia.

    ResponderEliminar
  29. Lefe Estepario, estoy de acuerdo. Creo que va por ahí.

    ResponderEliminar
  30. Excelente lo de Lefe Estapario, es la aplicación del lema, en lo necesario unidad, en lo opinable libertad.
    Hilbert.

    ResponderEliminar
  31. Totalmente de acuerdo con el Lefe y a tomarse mas en serio eso de que "...y por el aumento de la maldad (del mundo) se enfriará la caridad de muchos (de los elegidos).."

    ResponderEliminar
  32. Todo esto es terrible.
    Tener fe es sobrenatural, pero también es verdad que han existido sociedades en la que el catolicismo era el sentido común y todos eran católicos.
    Hoy eso es imposible, para millones (cientos de millones creo) de personas en todo el mundo, la Iglesia es una organización criminal llena de pedófilos y abusadores sin ningún tipo de autoridad moral. Cómo hace uno para tratar de convertir a alguien con todo eso?
    En el profesorado Joaquín V. González las agrupaciones electorales de izquierda reparten instructivos sobre como apostatar de la Iglesia Católica, incluso entrando a las aulas en horario de clase, y nadie se escandaliza, es el nuevo sentido común. Hoy en la facultad de derecho de Córdoba sacaron una imagen de la virgen y pusieron en su lugar el pañuelo verde del aborto y el naranja de la "separación de la Iglesia y el Estado".
    https://www.infobae.com/sociedad/2018/08/28/estudiantes-quitaron-una-virgen-de-la-facultad-de-derecho-de-cordoba-durante-una-protesta/

    ResponderEliminar
  33. "Lefe Estepario, estoy de acuerdo. Creo que va por ahí." En serio?

    La FSSPX por lo visto no esta nada interesada en reconciliarse con Roma. Ni siquiera aunque Burke sea Pío XIII. Y los grupos tradicionalistas Ecclesia Dei son una cifra minúscula preocupada en trapos y jornadas de liturgia.
    Los Ordinariatos y los greco-católicos están llamados a la extinción, a ser un pequeño reducto que atraigan a católicos con gusto por lo exótico. (Si no, recorran las iglesias orientales de Bs As...).
    Las filas se estrecharan hacia los grupos neocon, que poco interesados están en vincularse con tradicionalistas.
    Sin duda que los que vayan quedando son los que buscaran una liturgia fuerte, poderosa y ancestral; exhortaciones virtuosas y épicas. Prédicas sólidas, rectas y firmes. Pero eso no necesariamente apunta al tradicionalismo: mas bien al carisma radical de las catacumbas que a la rúbrica puntillosa del rococó.
    Monseñor Dominique Rey de Fréjus-Toulon lo ha entendido bien y vean los frutos que viene cosechando.

    ResponderEliminar
  34. terminator, estoy de acuerdo, alguien con tendencias homosexuales no tiene la salud psíquica -no digamos moral- para ser sacerdote. Siempre es un peligro por la compulsión que implica ese mal

    ResponderEliminar
  35. 10:17:

    El papa ambiguo: "por una parte, profesando una doctrina intachable sería cabeza de la Iglesia de las Promesas. Por otra parte, produciendo hechos equívocos y aun reprobables, aparecería como alentando la subversión y manteniendo la Iglesia gnóstica de la Publicidad"

    Sin embargo, este papa ya no es ambiguo, tanto en doctrina como en la práctica alienta la subversión

    El pequeño rebaño se ha quedado sin papa. Y si se considerara como verdadero papa a Benedicto, qué ocurriría cuando él muera?

    ResponderEliminar
  36. Comparto la apreciación de Lefe Estepario. Sin perjuicio de ello, creo necesaria una digresión: a la fidelidad a la Docrina y la Tradición habría que sumarle la firme observancia de la Castidad (parece que el Diablo que ha inflitrado por esa rendija). De nada servirá librarse de la "mafia rosa" clerical, si persiste la otra mafia sempiterna de los sacerdotes/obispos concubinarios, licenciosos, padres solteros quienes, siendo heterosexuales no dejan de generar daño de escándalo. Y ni que hablar de los codiciosos, alcohólicos o portadores de otros vicios. Restablecer el orden, esa es la cuestión.

    ResponderEliminar
  37. Realmente todo el mundo es muy brillante. Mas o menos como la orquesta del Titanic ¿ Podría hacer una pequeña llamada a la cordura? Es que no sé si no se acaban de dar cuenta de que estamos en un espantoso lío ; que el barco se va a pique.
    Para la prensa común ya ha quedado claro que esto es una olla de pervertidos en la que se pelean unos rigoristas con otros que son más modernos . Para el católico medio queda establecido que no hay que hacer mucho caso a estas cosas porque su parroquia va mas o menos bien y hay mucha gente buena. Y que todo esto ya pasará.
    Pero el barco se sigue yendo a pique.
    Por supuesto que Benedicto XVI no es el Papa. Se marchó ¿recuerdan ? Hizo entrega a su sucesor delante de las cámaras de unas misteriosas cajas y siguió vestido de blanco porque no encontró otra sotana. Y, encima, en no sé qué acto dijo a Francisco algo así como " su bondad es el lugar en el que habito y donde me siento protegido ..."
    Ya nos gustaría ver venir al Señor sobre una nube proclamando a los cuatro vientos que menos mal que estábamos nosotros aquí .
    ¿ Qué tal si empezamos a hacer algo serio ? Como rezar, por ejemplo. Por la Santa Madre Iglesia. Rezar y confiar en que el Señor la cuidará y nos cuidará y, sobre todo , que si vuelve ( como parece ) es mucho mejor que nos encuentre de pie...y con un rosario en la mano.

    ResponderEliminar
  38. Anonimo 29 de agosto de 2018, 16:50 No estoy muy de acuerdo con lo que usted dice sobre los grupos tradicionales, por lo menos en España, de que estemos preocupados por trapitos y liturgias (como si fuera una falta preocuparse por dar gloria y culto digno a Dios como el Santo Cura de Ars, el mejor cliente de tiendas religiosas). No he visto sacerdotes reventados hasta casi caerse por el suelo (puedo dar fe), casi sin resuello para hacer un espectáculo rococó (estilo que destesto) con motetes de Palestrina, ternos de seda e incienso de Yemen. El ataque al rubricismo a veces esconde cierto desprecio a la lex orandi y al sensum religiosum, vamos, falta de fe en el rito sagrado, que se ha de celebrar religiosamente.
    La verdadera solución para la Iglesia es la más fácil y la más dificil: vivir en Dios, para Dios, desde Dios según las dotes naturales que el Hacedor nos ha dado porque la gran enfermedad es nuestra falta de Fe en la Verdad y en el poder de la Gracia. El Amor no es amado, nada más y nada menos.

    ResponderEliminar
  39. Hoy la lectura recuerda el martirio de San Juan Bautista.
    Wander no se le ocurrió ficcionar un diálogo entre San Juan Bautista y Francisco?

    ResponderEliminar
  40. Estepario.

    Ya se lo dije la otra vez: no hable de la FSSPX, que demuestra conocer acerca de ella tanto como el que lee la web, conoce a 4 lefes y fue a 3 misas.
    Ya se lo dije: la capilla de Chile no la representa. Son 3 curas, 1 hermano y 20 laicos.
    Afirma cosas como laico-inmerso, que no son así más que en un porcentaje muy pequeño de la congregación.

    Búsquese unos armenios o algo así.

    ResponderEliminar
  41. Anónimo de las 7 27: ciertamente acusé recibo de su comentario. Mi última alusión a los “amigos de la Frater” no atiende a experiencia personal, es cosa de leer las publicaciones que por años han emanado de la FSSPX o de su entorno cercano: no se puede negar que la consigna de Écône ha sido la “restauración de la Cristiandad”, lo que en concreto sería volver a la Iglesia de los 40 y 50 (seminarios menores, Acción Católica, el paradigma de organización jesuita, etc).
    La duda que siempre he tenido frente a esa aspiración es que si no peca de voluntarismo, si no es acaso una especie de “bolchevismo católico” que busca no solo moldear la realidad por decreto, sino incluso retroceder el tiempo a costa de lo que sea. Me viene a la mente la frase del padre Osvaldo Lira “al Vaticano II hay que borrarlo de un plumazo”, cuando la cosa es que no se puede: el Concilio está ahí, metido en el ADN de curas y laicos, y hay que ver como lo diluimos.

    ResponderEliminar
  42. No se entiende, Lefe Estepario, que la consigna de la FSSPX, restaurar la Cristiandad, signifique necesariamente volver a la Iglesia de los 40 y 50: seminarios menores, Acción Católica, el paradigma de organización jesuita, etc.

    ResponderEliminar
  43. De acuerdo con que jamás va a renunciar.

    Pero existen otras alternativas, que pueden hacerse plausibles en el futuro.
    En mi opinión, falta que se destapen otras ollas.
    Pero antes conviene tener presente el derrotero de los psicopatas como Bergoglio.
    Después de algunos años en el poder, pueden terminar con algún patatús ( que no deseo porque lo enorme es que se destape toda la putrefacción presente en el pseudo clero y los pseudo laicos.
    El derrotero de un psicopata señala que cuando sus planes son alteradas o inesperadamente, se descontrolan, y cometen garrafales barbaridades, que los llevan , no a la renuncia, sino al derrumbe.

    En cuanto a las ollas, creo qué hay que mirar a la justicia penal americana, y como algún canario (cardenal) , puede terminar cantando.

    ResponderEliminar
  44. Se acabó la Iglesia post conciliar. No está enferma, está muerta. Fin del ciclo. Y se acabó completa, incluyéndolo todo. Incluyéndonos.
    No hay solución porque no hay problema.

    Cristo Vence

    ResponderEliminar
  45. Lefe Estepario,
    entiendo tu idea, pero tengo muy serias dudas de que, una vez consumado el cisma, (que ya es inevitable), sobrevivan esos grupos que mencionas. Si nos atenemos a las Escrituras, que mencionan que de la iglesia romana (la gran prostituta), surgirá una falsa iglesia, lo más probable, (que ya está sucediendo actualmente), es que se vayan reuniendo fieles de diverso origen y categoría social en pequeños grupos, pero bajo la defensa de la fe y del Magisterio bi-milenario de la verdadera Iglesia Católica.

    Es decir que se irán formando pequeños grupos de fieles, quienes en medio de notables dificultades, se reunirán cada cierto tiempo en lugares clandestinos para celebrar la Eucaristía y leer los textos bíblicos, guiados por sacerdotes que se han negado a seguir a la falsa iglesia. Para ese entonces, que ya casi lo tenemos encima, no tendrá sentido ser del Opus, conservador o del grupo queramos, sencillamente porque la mayor parte de esas denominaciones habrán desparecido. A lo que nos enfrentamos en breve, parece que va a ser bastante más duro de lo que pensamos y lo de pertenecer a este grupo o al otro, en esos momentos, ya no tendrá ningún sentido.

    ResponderEliminar