viernes, 6 de diciembre de 2019

Misericordia en San Luis


Desde hace algunos meses en los mentideros vaticanos se hablaba de la posibilidad del abrazo misericordioso a la diócesis de San Luis, y finalmente ocurrió.

La diócesis puntana era un viejo grano en Argentina y nadie había podido extirparlo. Las cosas, por otro lado, no siempre se hicieron bien, creándose conflictos absurdos y poniendo de ese modo en bandeja  la opaca ocasión de una visita apostólica, el abrazo misericordioso del papa Francisco.
Bergoglio es jesuita, es rencoroso y no olvida, nunca olvida. Y en Argentina, durante el pontificado de Benedicto XVI, se le clavaron varias espinas en el pie. Algunas eran más dolorosas y supurantes, y fueron las primeras en ser erradicadas. Repasemos:
1. Al cardenal le costó sangre, lágrimas y portazos en Roma que su protegido Tucho Fernández fuera aceptado como rector de la Universidad Católica Argentina. Apenas elegido al pontificado, lo nombró arzobispo in partibus.
2. El cardenal insistió en numerosas ocasiones en la nunciatura y en la Congregación de Obispos que eligieran obispo a uno de sus dirigidos, el P. Gustavo Zanchetta. Nunca lo logró. Pocos meses después de llegar al pontificado, él mismo lo hizo obispo de Orán. Y así le fue.
3. La enemistad entre el cardenal primado y Mons. Héctor Aguer era legendaria. Coció la revancha despacio, y ya vimos cómo despachó al arzobispo platense apenas cumplió los 75 años. 
4. Mons. Oscar Sarlinga, cuando escuchó al cardenal Tauran anunciar desde el balcón a Georgius Marius como nuevo papa, supo que tenía los días contados. Nunca le perdonó el intento de reemplazarlo en la sede porteña.
5. Desconozco las razones de la enemistad de Bergoglio con Mons. Alfredo Zecca, aunque me huelo que tenía que ver con los asuntos de la UCA. Lo cierto es que el suicidio o el asesinato de un cura fue la ocasión para misericordiarlo de su sede de San Miguel de Tucumán,
El caso de San Luis era otra espina. Bergoglio había apostado todas sus fichas a reemplazar a Mons. Jorge Lona, cuando llegase el momento de su jubilación en 2010, con Mons. Zecca. Había movido a todos sus contactos romanos, y de esto puede dar testimonio el P. Fabián Pedacchio, oficial de la Congregación de Obispos. En los pasillos de Puerto Madero se daba por seguro el episcopado de Zecca en la sede puntana. Pero se hicieron otros movimientos a espaldas del cardenal primado por parte de gente que —me consta—, arriesgó mucho, muchísimo, en la empresa, y finalmente el elegido fue Mons. Pedro Martínez Perea, que venía preparándose dese hacía mucho tiempo para encasquetarse la mitra. 
Era el obispo ideal para San Luis y era, además, un obispo conservador, que se puso enseguida y sin remilgos en ese bando, durante los buenos tiempos benedictinos. Baste decir que fue consagrado por Mons. Héctor Aguer. Eso era toda una definición.
No discutiremos aquí los aciertos y errores de Mons. Martínez en su episcopado. No los conozco y, aunque así fuera, no me corresponde hacerlo. Veremos en qué termina esta visita misericordiosa, aunque los antecedentes no auguran nada bueno.
Pero podemos sacar algunas conclusiones:
1. No me parece que la postura conservadora de Mons. Martínez haya sido la causa de esta visita. Como vimos, el papa Francisco tenía la espina clavada desde hace más de una década. En algún momento iba a querer sacársela, como hizo en los otros casos.
2. Esto no significa, sin embargo, que el conservadurismo del obispo puntano no haya tenido peso. Creo que lo tuvo, y mucho. El papa Francisco detesta a los conservadores línea media y, extrañamente, le caen simpáticos los tradicionalistas. Creo que debe ser este uno de los pocos puntos en los que coincido con el Santo Padre.
Se trata de esos obispos que estiman que con sotana y morados, sazonando con algo latín sus misas y citando a Santo Tomás es suficiente para solucionar la crisis de la Iglesia. Pero, a la vez, se llenan la boca con el Vaticano II, protestan permanentemente su fidelidad al Papa y persiguen sutil pero implacablemente a los tradicionalistas. 
En el caso de Mons. Martínez Perea, además, agrega una sorprendente tesis doctoral según la cual el magisterio ordinario del Sumo Pontífice sería infalible. Y resulta que además nos dice en su carta, que “cada uno puede decir ‘El Papa es mi obispo’". Disparate tras disparate. A beber tu propia medicina.
Insisto, la visita apostólica a la diócesis de San Luis responde a viejas espinas. Si el papa Francisco tuviera inquina al mundo tradicional, tendría hecho el campo orégano en Francia, en Estados Unidos o en Inglaterra. Su inquina, en este caso, son sus viejos rencores.

¿Será la última misericordiación en Argentina? Nadie lo sabe, aunque se comenta que la lista se completa con algún prelado deconstruido al oeste de San Luis.



51 comentarios:

Anónimo dijo...

Has dado en el clavo, lo vengo diciendo hace rato es el fin de la iglesia conservadora liberal, conciente o inconcientemente bergoglio esta diviendo entre trigo y cizaña, entre progres y tradicionalistas, no se bien con que fin pero esta llevando a cumplirse las profecias. Cura de la FSSPx decia no sabemos como pero sabemos que Dios va a restaurar la iglesia, y ahora vemos el como: lo que impedia la restauracion era el conservadirismo liberal, mucha gente la mayoria se situaba en esta linea intermedia, ahora tienen que elegir: progresismo extremo, tradicionalismo o apostacia. En el primero no hay mucho futuro no hay vocaciones, no hay matrimonios jovenes, por tanto no hay niños ni jovenes, en el tradicionalismo hay muchas vocaciones, matrimonios jovenes, niños y jovenes, pero es muy sacrificado por tanto la mayoria de los catolicos conservadores estan decidiendo apostatar antes de humillarse, admitir que se engañaron durante años y abrazar una comversion tradicionalista, como sea de los tres grupos el unico que tiene futuro es el tradicionalista, tal vez tengan que renunciar en algun punto a roma para seguir rezando la misa tridentina, pero si vemos donde mas conversiones, hablo de conversiomes serias, se dan es el tradicionalismo, este ira creciendo hasta que los progresistas y apostatas se extingan solos... asi se va a restaurar la Iglesia.

Anónimo dijo...

Estimado Wanderer, ya puede cerrar el blog y dedicarse a esperar la restauración. El anónimo de las 11:05 acaba de encontrar la piedra filosofal.
Hilbert.

Anónimo dijo...

Don Wander
Mons. Lona es Jorge Luis, no Horacio

Fuenteovejuna dijo...

Me parece que a la inquina que Francisco siente por Monseñor Aguer todavía le falta un capítulo.
Sabido es que últimamente Aguer ha publicado algunos artículos muy duros contra el aborto, la ideología de género y el colectivo LGTB que han caído muy mal en ciertos sectores dentro y fuera de la Iglesia que buscan venganza.
Ahora se supo que en la La Plata existe una causa penal por abuso sexual contra el sacerdote Eduardo Lorenzo presentada en la Justicia por el Dr. Juan Pablo Gallego, el mismo que mandó a la carcel al Padre Julio César Grassi.
Según esa denuncia, el Padre Lorenzo habría abusado de un menor en la Parroquia San José Obrero de Berisso y otros lados, y el relato del menor que ha trascendido es espeluznante.
A esa denuncia penal se habría anexado el sumario interno que en su momento mandó hacer Monseñor Aguer, entonces Arzobispo de La Plata, pero que al final habría terminado durmiendo en un cajón para evitar el escándalo.
El caso de este cura homosexual también habría salpicado a Tucho Fernández, actual Arzobispo platense, quien habría ordenado trasladar a Lorenzo buscando tranquilizar las aguas.
No hay duda que en cuanto la causa penal avance en la Justicia y esté en las primeras planas de los diarios no sólo Aguer y Tucho Fernández tendrán que bailar con la renga, el abuso sexual también salpicará al Papa Francisco, quien hace poco fue blanco de duras críticas por el sonado caso chileno del obispo Barros que encubríó durante años al cura homosexual Fernando Karadima.

Anónimo dijo...

Sobre el episcopado de Zecca. Cuando se rumoreaba en Buenos Aires que sería nombrado obispo y con destino a San Luis, el candidato decía a viva voz que no aceptaría. Que él no era para una diócesis pobre . Así tampoco se sintió a gusto en Tucumán, se venía a Bs. As permanentemente. Se decía que él esperaba ir a Rosario o venir de arzobispo a Buenos Aires. Al final se quedó sin nada

Anónimo dijo...

Respecto al punto 1, me parece que más que costarle mucho poner al Tucho en la UCA, puntialmpunt tuvo la orden de sacarlo y jamás obedecio.

Anónimo dijo...

GASTÓN: Temo que los jefes del Opus Dei que llevan décadas, al menos en España, desaconsejando tenazmente la Misa Tradicional y defendiendo la nueva "bien celebrada" van a necesitar tales dosis de humildad para reconocer su error que pocos avanzarían en el sentido indicado por el anónimo de las 11,05. Si es que alguno lo hace. Aunque para eso está la oración confiada, perseverante y la intercesión de Santa Rita, "abogada de las causas imposibles".

Anónimo dijo...

Jorge Luis Lona, mi profe de DSI, ingeniero, traductor, buen confesor y amante de los Citroen. Ja ja. Muy buen cura.

Anónimo dijo...

Mons. Martínez es el único gobernador de una diócesis argentina que ha celebrado públicamente la Misa tradicional y uno de los únicos dos prelados del país que han manifestado su apoyo a la peregrinación NSC. ¿Poca cosa? Eso no es mero conservadurismo.

También, hay que estar en sus botas. No debe haber sido nada sencillo firmar esos decretos que firmó últimamente, teniendo a la inmensa mayoría del episcopado nacional en la vereda de enfrente y con el ojo de Sauron en la nuca.

Mons. Martínez, rezamos por usted.

Anónimo dijo...

Chismes conllevan siempre aspectos desagradables del trajín humano. Chismes clericales peor aun.
No habría temas mas relevantes por dilucidar? Por qué reemplazarlos por chismes?

Gonzalo Albornoz dijo...

Dejame decirte wanderer, que Monseñor Martinez es de linea conservadora aristocrática, pero para nada liberal, sino remitite a sus homilias, escritos verás que para nada es así. Tampoco la diócesis de San Luis es conservadora Liberal, es más, su pueblo, sus costumbres y su piedad tienen un fundamento tradicional ejemplar y es una lumbrera para el resto de las diócesis y pueblos del País.

Wanderer dijo...

Estimado Gonzalo,
Le pido que me diga dónde afirmo yo en mi post que Mons. Pedro Martínez es "conservador liberal". Más bien, digo lo contrario: es un conservador ultramontano, a tenor de su tesis doctoral.

Wanderer dijo...

Anónimo 11 hs.: Totalmente de acuerdo con usted. Y es ese el motivo por el que aquí nunca publico chismes, y tendrían toneladas para publicar.
El objeto del post es una realidad, triste y lamentable. Y, además, grave, porque si las cosa se pone fea, San Luis dejará de ser lo que fue durante los últimos 50 años.

Anónimo dijo...

Pidamos a Dios Nuestro Señor, por intercesión de María Santísima, que preserve a la Diócesis de San Luis

Anónimo dijo...

Me parece que le quedará la diócesis de Villa María... el último reducto quizá.

Anónimo dijo...

Para el Anónimo de las 13:03
Dejá de dar ideas, criaturita de Dios !!!!!

Anónimo dijo...

11:05 GENIAL

Anónimo dijo...

San Luis ya dejó de ser hace rato lo que fue con Mons. Laise, que pudo frenar, por un tiempo, pero no detener la ola modernista y liberal post CVII. Los curas ya empezaron a abandonar la sotana, suenan las guitarras en la Misas, el mismo Mons. Martinez ha permitido y a administrado la comúnion en la mano en la Iglesia Catedral con motivo de congresos con otros obispos en San Luis. Por algo ha tenido que frenar las "monaguillas" con este decreto.

Anónimo dijo...

Estimado 11.05

No sé de dónde saca los datos. Pero en las misas más progres de mi ciudad está lleno de familias y chicos. Vaya a una Misa carismática a ver qué encuentra. Tampoco veo que los conservadores estén apostasiando en masa: ¿de dónde sacó eso? Lo de las "conversiones serias", le recomiendo que se guarde de juzgar esas cosas tan interiores y secretas donde sólo Dios sabe qué hace.
Asumamos que el tradicionalismo está en retirada, con algún triunfo aquí o allá, pero en retirada al fin. No soñemos con restauraciones por selección natural: los progres llenan sus eventos con hijos de familias tradicionales.
Restaurar la Iglesia no es transformarla en una gran FSSPX.
Saludos
G.

Unknown dijo...

Anonimo de las 22.40!
Es en todo caso: "apostatando" no "apostasiando" .

Anónimo dijo...

Tiene razón! Gracias!
G.

Anónimo dijo...

Me temo que tengo que coincidir con el anónimo de 22:40,

Los seminarios se llenan con chicos que provienen de familias de catolicismo más o menos tradicional / conservador; no de progres. Por razones obvias: los hijos de los progres abandonan la fe. Luego en el seminario esos chicos tienen una pésima formación saliendo dos tipos de sacerdotes: los que ya no tienen fe (y sólo conservan cierta inclinación al "trabajo social") y los que --por reacción-- son fideístas (es decir, rechazan la razón). En ambos casos, una crisis psicológica (a las que son propensos los curas contemporáneos por diversas razones) los hace abandonar o refugiarse en vicios (cuanto peor la crisis, peor el vicio).

No es una tesis. Pero lo he observado en muchísimos seminaristas y curas (diocesanos) que he conocido en mi vida.

Anónimo dijo...

Como definir hoy ..."progresismo "..??

Anónimo dijo...

La verdad que no se que carismaticos/progresistas conocerá ud pero la mayoría son doñas con aire de sacerdotisas y hombres que siguen a sus mujeres con delirios místicos, de niños y jóvenes esta desierto o van un tiempo y luego se alejan de todo puesto no les otorga nada. El resultado se ve en las escasas para no decir nulas, vocaciones en los seminarios liberales.

Anónimo dijo...

Hasta donde tengo entendido el único que celebró misa tradicional de manera pública fue Mons.Laisse, Mons.martinez según me han contado seminaristas de esa diócesis no tiene idea de liturgia tradicional...

Anónimo dijo...

12:47:
Es más, Mons. Martínez ha echado -literalmente- de su seminario a seminaristas con dudas sobre el CVII y con inquietudes por conocer la Misa tradicional. Y esto me consta. Si esto lo lee Bergoglio a lo mejor no lo misericordea tanto... digo, por esto de dar o no dar ideas...

Ludovicus dijo...

Progresismo es el desconocimiento del carácter creatural de la naturaleza humana y en consecuencia, de la realidad de esa misma naturaleza, y su sustitución por la voluntad humana.

Anónimo dijo...

Desde mi "posición semi-pelagiana" me permito hacer algunos comentarios...
1) Una contribución dice: Me temo que tengo que coincidir con el anónimo de 22:40, Los seminarios se llenan con chicos que provienen.... El único seminario que está lleno en la Argentina es el de la FSSPX. Hay otros donde hay muchos seminaristas, pero son uno o dos más y se acabó. El resto, inclusive algunos con magníficas edificaciones realizadas en los años rosados (a ver a ver...) de la "primavera" conciliar, están cerrados, o casi, como uno que yo sé sobre la Ruta Nacional nº 3. Eso de "seminarios se llenan" no es real para la Iglesia "conciliar", sea o no sea modernista -que de todos modos toda la Iglesia conciliar es modernista de un modo u otro.
2) En un interesante libro el P. Horacio Bojorge parece querer, o poder, reducir las diferencias entre la Iglesia católica y el modernismo a una de sus mínimas expresiones o, acaso, una de sus más esenciales expresiones: La fe en la Parusía, la fe en la Segunda Venida, lo cual supone una Fe católica íntegra. Los modernistas no creen en ella, pues previamente han desmontado todo el artesonado de la Fe secando sus fuentes -la Revelación, con el método histórico-crítico- o su doctrina, con el relativismo teológico; y arruinando su Liturgia, que era la expresión de su Fe y, como decía el P. Gamber, un don del Cielo que fue reemplazado por una creación humana, después de convencernos que la Liturgia era solamente una creación humana y nada más... Es decir, el modernismo es desacralización y abandono de Dios. Es más o menos lo que dice Ludovicus.
Todo lo cual no es invento mío sino una síntesis muy personal de lo que dice la encíclica "Pascendi" de S. Pío X.
También dice allí el santo Papa que los modernistas se enquistan y disimulan en cuanto lugar les brinde a la par de abrigo las oportunidades de perorar y extender su herejía, como los Seminarios, la Cátedra, las Curias, etc.
Y lo que a mi ver es más sintomático aún del estado terminal en que nos encontramos, es que todavía haya gente que quiera ver que "todo va bien", que la Iglesia marcha hacia su glorificación mundanal como un nuevo Titanic, a cuyo timón siempre habrá un "santo padre", que nunca se equivoca en nada y ... dale nomás. Dale que va...
Es decir que el catolicismo es optimismo (terrenal) necesario y obligatorio.

Anónimo dijo...

Los conservadores son modernistas de tránsito lento, y ante la primera persecución se adaptan o abandonan la fe, salvo algunos pocos que se convierten a la verdadera tradición. El tradicionalismo es otra cosa, las persecuciones lo fortalecen. Posiblemente por ello, se persigue a los conservadores, linea media; en tanto con los tradicionalistas se usa otra táctica, que el resultado está por verse.No hay que olvidar que Dios no abandona a los suyos.

Anónimo dijo...

«El papa Francisco detesta a los conservadores línea media y, extrañamente, le caen simpáticos los tradicionalistas. Creo que debe ser este uno de los pocos puntos en los que coincido con el Santo Padre.» Después de sacarme una amplia sonrisa con esta frase, el Wanderer me deja otra vez preocupado. A mí tampoco me gusta tener coincidencias con Su Santidad.

Carlos Dufour dijo...

Progresismo - Una Definición Alternativa

La ductilidad del lenguaje cotidiano tiene sus pros y contras. Donde no rige un orden sistemático con los conceptos básicos, se empieza siempre a fojas cero y los términos suelen usarse muy equívocamente. Para peor, toda propuesta de corrección puede sonar tan caprichosa como su objeto y el corrector recuerda cejijunto el mito del sudoroso Sísifo. Pero no exageremos y veamos qué puede hacerse.

Discrepo con la definición de progresismo avanzada por Ludovicus. Una sana metodología censura el uso de definiciones persuasivas, porque ponen el carro delante de los bueyes. La aprobación o la rechifla pueden resultar de un análisis de la cuestión, pero como un punto de llegada, no como un punto de partida.

Hechas esas salvedades propongo definir el progresismo por estas cinco notas:

1) Es una posición religiosa y proreligiosa [éste es el género]
2) que teológicamente afirma el inclusivismo
3) Que epistémicamente reconoce una acumulación significativa del conocimiento desde los albores de la modernidad (en especial filología y crítica bíblica),
4) que políticamente aprueba, en principio, o se allana a los desarrollos políticos univerzalizantes (a partir de las Rev. Francesa, digamos)
5) y que procura adaptar o reinterpretar los contenidos religiosos acorde con (3) y (4).

Que es una posición proreligiosa significa que valora positivamente la religión, al menos en general. Un progresista no es ateo o naturalista.
Que es inclusivista significa que rechaza afirmaciones del tipo "la religión XYZ es verdadera y sólo ella". Los restantes factores explican por qué se denomina a esta posición 'progresismo'.

Pienso que si atrapan un progresista y la preguntan si se reconoce en esta definición, muy probablemente la aceptaría. O sea, no es una definición persuasiva y posee un contenido discernible.

Un ejemplo bastante puro del progresismo lo encontramos en Alfred Loisy. En su época se decía "modernismo", pero ya dijimos que los términos van y vienen como Pedro por su casa.

Y los adversarios del progresismo quedan también definidos por las tres características dichas: la teológica, la epistémica y la política. En general esas tres características van unidas, pensemos en el P. Julio Menvielle y su idea de "Revolución Anticristiana". En sus discípulos se ve más fácil como una característica suele poseer más fuerza que las otras y dominarlas.

Anónimo dijo...

Al anónimo de las 21.40 respecto a que el seminario de la FSSPX está lleno en relación a los diocesanos, me gustaría saber de donde saca el dato, caso contrario está afirmando una mentira. En la FSSPX los hay de varios países según informa su misma web pero no encuentro el total (no quiere decir que no esté, no lo encuentro, y si la ponen difícil...). En San Luis habría oficialmente 22 seminaristas, en el deconstruído del oeste 30. Del seminario de Bs As no hay información, de La Plata tampoco, de Córdoba ídem (en su web aparecen 19), para tomar diócesis enormes en cantidad de gente, todo ello según Osar, que habrá que ver si está actualizado. Si tomamos en cuenta la cantidad de habitantes, San Luis y el deconstruido tienen proporcionalmente muchos, al igual que Paraná. Es notable, si, que no exista una información actualizada ya que la página Osar aparece desatendida. Esto no implica defender o defenestrar a ninguno, sólo cuestionar comentarios sin sustento. Y probablemente sea verosímil que si empiezan por San Luis se dirijan luego a conquistar el oeste.

Anónimo dijo...


¿...Quién persigue a quién ..?

Pepito dijo...

9 de diciembre de 2019, 21:40

El seminario de la FSSPX está lleno de brasileños, dominicanos, colombianos, chilenos, argentinos, etc. No seamos ilusos. Toda iberoamérica está allí.

Anónimo dijo...

Me consta de uno solo, que luego se metió en el seminario de La Reja, del cual también salió. Evidentemente el problema lo tenía él.
Siendo que él mismo celebra y apoya la propagación del Misal de 1962, dudo que una inquietud en esa linea le genere alguna preocupación.
Otra cosa muy distinta es que un seminarista le plantee dudas sobre un Concilio Ecuménico que interpretado a la luz de la Tradición bimilenaria puede ser subsanado en sus recovecos más ambiguos. Por mucho menos que eso Tucho no ha autorizado la ordenación de al menos un seminarista de la última camada del seminario.
Si tiene planteos sobre el CVII que preocupan a un obispo que es de lo mejorcito, entonces su lugar está con la FSSPX o la FSSPV. Porque conozco sacerdotes de San Luis que tienen sus críticas al CVII, que celebran la Misa tradicional y que cuentan con el apoyo de su ordinario

Anónimo dijo...

Hay muchos seminarios llenos en diversas partes del mundo. El de la Communauté Saint Martin es un excelente ejemplo.
Claro, si Ud tiene un solo seminario para todo Hispanoamérica, es obvio que su seminario va a estar lleno. Si en cambio hubiera un seminario de la FSSPX sólo para Argentina, dudosamente tendría más de una docena de seminaristas. Si no, averigüe cuántos seminaristas son argentinos.
Por otro lado los seminarios de San Rafael, San Luis y La Plata están llenos. Y los de algunas congregaciones religiosas también.

Anónimo dijo...


Los " progres " se disuelven ...

https://www.perfil.com/noticias/politica/a-dias-de-la-asuncion-de-alberto-intelectuales-k-disuelven-carta-abierta.phtml

Anónimo dijo...

Los que cuestionan la cantidad de seminaristas del seminario de la FSSPX, no deberían meterse con el tema de la proporción porque les va a salir el tiro por la culata.
Sí, es cierto que el seminario de La Reja nuclea las vocaciones de Latinoamérica, pero ¿se han puesto a pensar ustedes cuántos fieles de la FSSPX hay en Latinoamérica?
Les aseguro que proporcionalmente la FSSPX está mucho más tranquila que la Iglesia Conciliar en cuanto a vocaciones se refiere.

Anónimo dijo...

Para agregar a todo este estropicio detallado por Wanderer y comentadores nada mejor que las ultimas horas de este dia de cambio de autoridades en la Argentina...
A la vista de las innumeras señales observadas (creanme que no me perdi nada) en tan demoledora como desoladora jornada, desde las leyendas vistas en la plaza, los discursetes, los "musicos", la "musica", el hijo drag del asumiente, la vergonzosa retirada de los salientes, el regreso de la "muerta viva", la "moderada" sed de venganza, y esa masa estupida, vana e ignorante que quieren hacernos tragar que es el "maravilloso pueblo"... en fin, todo eso y lo que no cuento por cuestiones de espacio y cansancio, y... (mamma mia!!!) LO QUE VIENE...
Me hace pensar que este pais (como muchos otros) no tiene remedio ni futuro.
Claro... es facil asi...
Es que tampoco parece tener futuro el mundo. Se acentua la iniquidad. Se desvanece la razonabilidad. La VERDAD le importa un carajo a casi todos...
¿Sera el fin?
¿Es lo que antecede al fin final de todas las cosas?
¿Puede todo empeorar aun mas?
Pues... asi parece.
Da pavura.
Da tristeza.
Da miedo.

Kyrie Eleison.

Anónimo dijo...

Supongamos que sí.

Ahora, para completarla, al personaje que cumple esos requisitos y adhiere a ellos, aplíquele el "test ácido" de la Fe en la Segunda Venida de Nuestro Señor Jesucristo o Parusía.

Si le sale con vueltas, hete aquí que frente a Ud.,sin lugar a duda alguna,Ud.estará frente a un hereje modernista bien completo.

Anónimo dijo...

Qué tedio es leer a C. Dufour...

Anónimo dijo...

Si la FSSPX estuviera tan tranquila, no habría lanzado la Novena por sus vocaciones religiosas, algo que es inédito, que yo sepa.
El dato objetivo es que las vocaciones de la FSSPX también están en declive en general. Hay algunos casos excepcionales, como el nuevo seminario para América del Norte. Pero es eso: una excepción.
También, un % pequeño pero significativo de las vocaciones de la FSSPX provienen de varones y mujeres que no fueron criados en el "Tradicionalismo" (conozco el ejemplo de dos seminaristas), lo cual evidencia que el cálculo de vocaciones÷fieles no es fiable.

Anónimo dijo...

La FSSPX hace novenas por las vocaciones, que siempre las hizo, por que de todos lados le piden la Misa y no puede cumplir con todos. Pues mientras que la misma es un apostolado en expansión, los apostolados diocesanos son apostolados en disminución, con curas cada vez mas viejos y en menor cantidad. Son los frutos de la "primavera" conciliar.

Anónimo dijo...

Pues usted tiene entendido hasta muy poco, entonces. Y los seminaristas con los que supuestamente ha hablado no tienen idea de aquello de lo que han hablado.

Anónimo dijo...

No sé si habla de algún lugar en particular. Pero si habla en general de la Iglesia universal, debo desmentirle.
Mientras la FSSPX lucha por mantener lo que tiene (para lo cual ha contado en su momento con la incorporación de muchos ex diocesanos), los institutos Ecclesia Dei están en franca expansión. Siempre en los términos relativos del Tradicionalismo (es decir, pequeños pasitos: apostolados, capillitas, alguna Misa mensual en un nuevo lugar, etc). Incluso, muchos fieles, sobre todo en EEUU y Europa, los prefieren porque son litúrgicamente más puntillosos (la FSSP y el ICRSS, sobre todo) y porque además están en buenos términos con el obispo del lugar, lo cual despeja toda duda y genera una enorme tranquilidad en la conciencia en los fieles.
Una cosa más: si la FSSPX tuviera tantos seminaristas y sacerdotes como dice, podríamos tener algo más que una simple Misa rezada en la solemnidad de Cristo Rey, estando a apenas una hora del seminario. O no tienen más clero, o no les importa solemnizar las Misas de los prioratos, aún teniendo tantos curas y seminaristas a disposición.

Anónimo dijo...

Estuve un año en el seminario de San Luis, lamento informarles que el 70% son chicos de otras provincias que buscan una formación tomista tradicional. Son pocos los que son de ésa provincia.

Anónimo dijo...

Evidentemente no sabe muchas cosas. La Fraternidad siempre hace novenas y muchas otras prácticas de piedad para pedir vocaciones

Anónimo dijo...

Unite the clans !!! que diría Michael Matt

Anónimo dijo...

Asi se va a restaurar la iglesia?
Hombre, la iglesia será restaurada totalmente con la segunda venida. Ese es el como, no gaste tanto seso dividiendo usted entre lo que cree que es trigo y cizaña. No albergue esperanzas en los tradicionalistas, ni tampoco en los progresistas. Dejemos de polarizar y definir por sectores. Este quilombo lo arregla solamente Dios..

Anónimo dijo...

Ayer dijeron en Ntra. Sra. de Lourdes, cuando asistimos a la Santa Misa, que nuestro Monseñor se va por los falsos testimonios contra Bergoglio. Tienen alguna información certera? No puedo creer que llegue la Misericordia

Anónimo dijo...

No sé en qué año habrá estado en nuestro seminario, pero actualmente de nuestros 24 seminaristas solo 2 son de otras provincias.