miércoles, 16 de junio de 2021

Bajo el azote de la peste

 



No porque buenos y malos hayan sufrido las mismas pruebas vamos a negar la distinción entre ellos: la desemejanza entre los atribulados se compadece perfectamente con la semejanza de sus tribulaciones. 

Ahora bien, aunque estén sufriendo el mismo tormento, no por ello son idénticos la virtud y el vicio. 

Así como por un mismo fuego brilla el oro y humea la paja, así como bajo un mismo trillo se tritura la paja y el grano se limpia, así como no se confunde el alpechín con el aceite al ser exprimidos bajo la misma almazara, de igual modo un mismo golpe, cayendo sobre los buenos, los somete a prueba, los purifica, los afina, en tanto que condena, arrasa y extermina a los malos. 

De aquí que, padeciendo idénticas pruebas, los malos abominan y blasfeman de Dios; en cambio, los buenos le suplican y no cesan de alabarle. 

He aquí lo que interesa: no la clase de sufrimientos, sino cómo los sufre cada uno. 

San Agustín

(La Ciudad de Dios, Libro I, Cap. VIII)

12 comentarios:

  1. Gracias por el consejo.

    La buena doctrina es buena por algo.

    El que los encargados por virtud de su cargo u oficio no lo prediquen, eso no quita para que sea buena, útil y necesaria.

    Y por tanto está en nuestro interés el practicarla.

    ResponderEliminar
  2. Así es, Wanderer. Ya lo dice el Salmista: "No temerás el terror nocturno,
    Ni saeta que vuele de día, Ni pestilencia que ande en oscuridad,
    Ni mortandad que en medio del día destruya". Salmo 90: 5-6.

    ResponderEliminar
  3. Don Wander: a propósito del post “Bajo el azote de la peste”.
    “Padeciendo idénticas pruebas, los malos abominan y blasfeman de Dios; en cambio los buenos le suplican y no cesan de alabarle”.
    Ciertamente, eran otros tiempos. Porque, como quiera que sea, ambos, buenos y malos, al menos vinculaban las tribulaciones con la Providencia de Dios. Y, por ello, los buenos cristianos no dejaban de dar gracias a Dios entoda circunstancia.
    He aquí, en retribución al vuestro, otro regalo del Obispo de Hipona:
    Lamentación en las tribulaciones - San Agustín
    “ANTE TUS OJOS”
    Pongo, Señor, mis culpas ante tus ojos,
    Y con ellas las heridas que en mi alma llevo.
    Si pienso en el mal que hice,
    Yo reconozco que merezco más penas de las que sufro,
    Que es más grave mi culpa que mi castigo.
    Siento y lloro la pena de mis pecados
    Y no evito la pertinacia de cometerlos.
    Desfallece mi flaqueza con tus castigos,
    Sin que por eso su maldad cambie.
    Y mi alma enferma, atormentada llora,
    Sin que por eso su cerviz humille.
    Suspira en medio del deber mi vida,
    Sin enmendar sus obras.
    Y si paciente esperas, no me enmiendo,
    Ni puedo resistir si me castigas.
    Confieso arrepentido mis pecados cuando Tú me corriges,
    Pero me olvido de ellos cuando apenas cesa tu reproche.
    Cuando extiendes tu mano justiciera,
    Siempre prometo enmienda;
    Mas apenas suspendes tu castigo, olvido mis promesas.
    Si me hieres, imploro con mis lágrimas Clemencia,
    Y si Te apiadas Te provoco de nuevo a que me hieras.
    Mira, Señor, que ante tus ojos tienes un pobre reo
    Que su pecado acusa y a quien si no perdonas,
    Con justa ira castigar Tú puedes.
    Pero Tú, ¡Oh Dios clemente!, que de la misma nada
    Sacaste a quien Te Ruega, otórgale el Perdón que te suplica,
    Aunque no lo merezca.
    AMÉN. Mis saludos a todos. ¡Señor, salva a tu Iglesia!
    Chapado a la antigua.

    ResponderEliminar
  4. Una pregunta ¿Además de a los sufrimientos, esto se aplica también a los placeres?

    ResponderEliminar
  5. Muchas veces la humanidad sufrió el flagelo de la peste que muchos asocian a uno de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis. Otros dos Jinetes son los de la guerra y el hambre que el mundo también padeció muchas veces y el cuarto el misterioso Jinete del Caballo Blanco que salió para vencer y se asocia a Cristo o el triunfo del evangelio.
    Lo cierto es que un día la guerra, el hambre y la peste llegarán por última vez.
    ¿Será esta pandemia del Covid la última peste que sufrirá la humanidad? Nadie lo sabe, por cierto. Pero podría ser...
    Dice San Agustín que "padeciendo idénticas pruebas, los malos abominan y blasfeman de Dios; en cambio, los buenos le suplican y no dejan de alabarle".
    Por ahora nadie abomina de Dios ni tampoco lo alaba. Tal vez porque como siempre que llovió paró, todo el mundo cree que si a través de los siglos las pestes que así como llegaron un día se fueron, ahora también pasará lo mismo. De ahí que todos los boletos a ganador se hayan apostado a un caballo llamado Vacuna convencidos de que el triunfo está asegurado. Y podría ser, ¿por qué no?
    Pero la pregunta del millón sería la siguiente: ¿qué pasaría si la vacuna no pudiera vencer a la peste y sucediera todo lo contrario?
    Es más, ¿qué pasaría en ese caso si a galope tendido y detrás de la peste también viéramos llegar a los Jinetes de la guerra y del hambre?
    Yo creo que en esa encrucijada terrible la respuesta sería obvia, veríamos cumplirse la profecía de San Agustín, los malos abominarían y blasfemarían de Dios y los buenos le suplicarían y no dejarían de alabarle.
    Y si miramos bien, esa es la batalla a la que asistimos en estos días extraños. O gana la vacuna o gana la peste.
    La respuesta a ese dilema la conoceremos pronto, muy pronto.
    Se aceptan apuestas...

    Fuenteovejuna



    ResponderEliminar
  6. Muy buen texto.
    Pero pestes fueron la Peste Negra o la Gripe Española.

    ResponderEliminar
  7. Off topic pero de interés para los wanderianos. Mañana sábado 19 de junio, a las 20:00 hora de Madrid (14:00 de Buenos Aires), conferencia por zoom de Juan Manuel de Prada sobre el P. Leonardo Castellani.

    Es la lección de clausura del curso «Maestros del tradicionalismo hispánico del siglo XX» del Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II, dirigido por el prof. Miguel Ayuso.

    Organiza el periódico La Esperanza. Los organizadores ruegan se inscriban comunicando nombre, teléfono y lugar de residencia a su correo conversaciones@periodicolaesperanza.com.

    Claves para conectarse por zoom: ID 953 4606 7928; código dpfr2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A las 15 horas. Las ocho de la tarde en España son las tres en Argentina.

      Eliminar
  8. Se le abre un nuevo frente al Papa Francisco con el ala ultraprogre italiana http://blog.messainlatino.it/2021/06/la-bomba-di-melloni-sul-pontificato-di.html

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias W. Muy oportuna la enseñanza de San Agustín.
    Amén

    ResponderEliminar
  10. El Calvario resume la historia de la humanidad. Todos crucificados, malos y buenos, en el centro Cristo. pero Dimas acepta su muerte como no justo castigo y se la ofrece al Señor en expiación de su mala vida y se va al paraíso y el mal ladrón abomina de Dios y al rechinar de los dientes. Las pestes son calvarios y toda calamidad sufrida por buenos y malos es Calvario. Como sufre cada uno es la clave.

    ResponderEliminar