miércoles, 14 de julio de 2010

El aluvión cívico


"El aluvión cívico". No son palabras mías. Son palabras de los conductores del masivo acto de ayer. Nunca mejor definida la manifestación organizada por el Episcopado.
Inconsciente e ingenuamente, yo había albergado la esperanza de que la gravedad de los hechos -aunque un poco inflada creo yo, porque hay cosas más graves que se negociaron-, iba a provocar que aflorara el cristalino sensus fidei del pueblo cristiano que sobrepasara la sobreactuación episcopal.
Nada de eso sucedió. Los fieles fueron alegres y convencidos de participar de un acto de civismo asimilado a un acto de fe. Y lo hicieron con la mejor buena fe. Casi como si se tratara de una nueva religión: cristianismo y valores democráticos amalgamados para la construcción del nuevo mundo anaranjado.
Y no quedaba todo en los ideales, sino también en los medios. Fue bien claro que el estratega era un miembro del Opus por su capacidad de utilizar los medios del mundo, pero elevados ya a un nivel casi exponencial. Un color identificador, merchandising gratuito, pantallas gigantes, música pegadiza y de moda, clima de festejo y alegría, optimismo por el mundo mejor de hermanos que se viene, etc.
Hasta anoche no había caído en la cuenta de la gravedad de la situación. ¿Dónde está el resto fiel?
Estamos en el horno.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Perdón, no soy frecuentadora de parroquias, congresos eucarísticos, misiones, y toda la parafernalia "católica", pero basta con tener un poco de idea de lo que pasa en esos lugares, para saber que todo es en son de fiesta. Si la Misa es la "fiesta de Jesús", si los obispos en su famosa oración por la patria machacan la "sabiduría del diálogo", es claro que algo copado por ellos va a tener ese tono de fiesta de jardín de infantes. Al final, terminaron con un cantito estilo cancha, que parece que se canta en las misas. Había gente (poca, seguramente) que estaba totalmente en contra del clima de fiesta ajeno a la realidad de lo que está pasando.
Hace mucho que la opinión pública en general está infantilizada, y los católicos, ainda mais. Y que todo es manipulación de masas, y lo de ayer también.
Creo que algunos han caído en cuenta de la gravedad de la situación casi desde que nacieron. Pero, bueno, qué suerte, al menos, que caíste ayer.

Caída del catre

Pippin dijo...

Me acuerdo cuando leí por primera vez "Su Majestad Dulcinea" del P. Castellani. Me reía de la "caricatura" con que pintaba la situación de la Iglesia en los últimos tiempos. Ya no me río más. Se viene cumpliendo punto por punto.
Yo me preguntaba cómo podría ser que la gente dejara de creer en el verdadero Evangelio y empezara a creer cualquier cosa... bueno, así, como ayer, como todas las semanas en muchas iglesias del país. Así.
Vamos quedando cada vez más solos. Es la hora de la Esperanza y de la Fe pura. Creo en Dios ¿Por qué? Sólo por Él. Nada más.

Pippin

lupus dijo...

Estimado amigo, tres cosas:

1) Esto no fue una cruzada, ni siquiera una propuesta de evangelización. Creo que nadie lo pretendió así. Llevarlo a una escala más alta era imposible: no hay conductores, no hay tropa.

2) Estuve ahí anoche, y al volver a casa empecé a redactar un reporte para este blog, tratando de no escatimar críticas ni elogios, hasta donde fuera posible. Pero algo me hacía ruido y lo dejé en borrador.

3) Lo que me hacía ruido era algo que dijo un tal capitán, sobre los "pelotudos" que habían asistido. El resto de los comentarios giraban en torno al mismo desencanto, pero nadie llegó tan lejos. Como le digo, yo estuve ahí. Mi señora también. Algunos de mis hijos también. Y muchos amigos, con sus hijos. No sé si se entiende: hay que ser un muy imbécil y nada capitán para juzgar así.

En fin, que si se retracta, vengo yo a retirar lo dicho y a presentar mi humilde reporte de corresponsal. Si no se retracta, vendré a despedirme (breve el reestreno) y tal vez a agregarle un rengloncito más. Al capitán. Y al que tercie a su favor.

Todo lo que todavía se puede mejorar empieza por acá. Si no, somos lo mismo, aunque del otro lado.

Con el aprecio de siempre

Anónimo dijo...

Estimado Wanderer, creo que su posición es en extremo maximalista.

Siguiendo la lógica de su post buscando las causas de lo que acontece en la Humanae Vitae, podría seguirse hacia atrás, hasta Pío XII al permitir la regulación natural de la natalidad, e incluso ir más allá hasta los teólogos que suavizaron la posición agustiniana y así diciendo ...

Como vulgarizaría un riojano de célebre memoria citando al estagirita, la política es el arte de lo posible.

Dadas las coordenadas históricas, políticas y sociales, lo que se hizo es lo que se podía hacer, y a mi juicio fue positivo.

Tribunus Plebis.

Anónimo dijo...

QUANTUM MUTATUS AB ILLO o bien UN TROPEZÓN NO ES CAÍDA

Todo lo que sigue está escrito con gratitud, afecto y admiración.
Un poco de historia: Wanderer y sus comentaristas conformaron un ámbito luminoso, original y valiente. Un barrido y limpieza, provocativos, para el enrarecido aire de nuestro palo. Hitos como faros fueron para mí por ejemplo “Pucha con la UCA”, y el definitivo “La segunda redención”, así como “El elefante barroco” del genial Ludovicus. Se abrían rumbos inéditos para el adocenado mundillo tradi: Bouyer, Newman, Ronnie Knox, y otros. Pablo de Rosario, Fernando R.M., Lupus, Gruñón de Monfort, etc., eran esperadas intervenciones, cada uno en su estilo.
Y de pronto me encuentro leyendo –dicho sin maldad- un editorial de Cabildo. Me previenen sobre terribles e impensados peligros, a saber: Bergoglio es un h de p (claro, yo pensaba que era Ambrosio de Milán redivivo y pintiparado); los globitos naranjas y los eslóganes son una pavadilla; el número no es lo importante; los políticos son mentirosos y las multitudes tornadizas; el episcopado argentino es de pésima calidad; la educación católica ha fracasado; la liturgia progresista es mala; el Vaticano 2 fue un mamarracho; y alguna otra sorprendente novedad que no habíamos advertido.
Y se suman los descubrimientos. Después de la multitud del Congreso Eucarístico del 34, la Argentina siguió alegremente su tránsito a la mierda. Se olvidaron de la multitud del Domingo de Ramos!!! Theseus, cansado tal vez de lidiar contra un minotauro que en realidad es un chancho, está enojado. Fray Rabieta, nada menos, un tipo agudo si los hay, opone la marchita naranja a la Llama de Juan de Yepes y al … Stabat Mater!!! Overkill, diría Ronnie. Y un coro de directores espirituales con tufillo barroco nos amonestan y previenen, cual émulos del –ahora suponemos alicaído- teólogo respondón. No lo extrañaremos, parece.
Yo fui a la marchita. Y a pesar de los pesares me emocioné. Gente sencilla, con sus más y sus menos, que no quería que sus hijos fueran putos. Nada más. Una doña de barrio. Algún seminarista perplejo. Y los infaltables tilingos. En fin, personas. Leyendo a los maestros del blog, no podía dejar de pensarse en que era “esa plebe maldita que no conoce la ley”. Que no se queda en su erudito gabinete destilando sutilezas teológicas y rosicleres místicos, con un poquito de subida contemplación del propio ombligo.
O quizá otra cosa: desahogo de mal humor, un vómito de bilis amarga, el síndrome del último alcázar. Comprensible. Pero que se desliza raudamente hacia el “nosotros somos los buenos”. Y ya que estamos con Castellani, otro síndrome: el del “tagarote de Quiroga Quintana” de Dulcinea, que conviene releer.
Que los globitos, que la guitarra… Podríamos sumar: en un arrebato patriótico un conjunto cantó “Los sesenta granaderos”, que es por cierto abominable. Y a pesar de eso… gente buena, angustiada, que querían un matrimonio de hombre y mujer. Y se fue alegre y reconfortada. Como bien vio el poeta de Ens, estamos defendiendo que una hoja verde es verde, tal como anunciara Chesterton. El cual quería a la pobre gente.
Todas las prevenciones que se nos hacen son reales. El mal humor, más que justificado. Pero su expresión es redundante y… aburrida. Y es injusta para tantos tipos que trabajaron para hacer lo que salió. Y tiene un tono desagradable. Es más de lo mismo, algo que Wanderer y sus amigos parecían haber dejado atrás. Nos volvamos, patrón…

El anónimo normando

Anónimo dijo...

Che, en 1981 publicaron un librito del cura Castellani que, en su punto 209 dice:

"Nadie por honrado que sea, puede con métodos estrictamente parlamentarios o con leyes— por más perfectas que sean—, enderezar un país de hombres depravados. El orden político se apoya en el orden religioso, y toda la sociedad real toma consistencia de una religión verdadera. Lejos de haber contrariedad esencial entre la mística y la sociedad. Toda sociedad ha sido organizada sobre una mística".

Yo me sumo al Monseñor Fusilado, al Fraile Rabieta y a Malachi Martin.

Los que "hacen" son el aluvión cívico. Punto.

El Séptimo Rey Mago

Anónimo dijo...

www.cha.org

¿son los que organizaron la marcha de ayer?

El Séptimo Rey Mago

PD: Mis disculpas por desvirtuar la línea de comentarios, pero fueron más fuertes las ganas de ponerlo.

EL SÉPTIMO REY MAGO

Anónimo dijo...

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1284537

El gurú Ignacio Arsuaga nos dice que la Modernidad es buena, que el problema es el progrelaicismo y la solución es la participación ciudadana. ¡Y yo que no me había enterado!

M.E.

Anónimo dijo...

Wanderer, la verdad es que la marcha fue una cosa penosa y lamentable, con el inconfundible sesgo y sabor de Panchampla.

Fui porque fui, como hago tantas cosas. Suficiente para corroborar lo que en definitiva ya barruntaba pero no formulaba por respeto, en parte, al esfuerzo de gente amiga que estuvo con el tema.

La verdad es que no los comprendo.

Cuando pienso bien (ocurre pocas veces), creo que fue el tipo ese de activismo de "parroquia" culpablemente privado de materia gris y que me repugna por mal gusto.

Cunando pienso mal -muy seguido para mi desagrado- se me ocurre que se ha cedido a la tentacion de tratar de hacerse un "nombre batallador" en estos tiempos finales.

Hay muchos que resisten orgullosamente a la carne pero se las pueden mal contra este problemita.

Ciertamente no juzgo las intenciones

Sin embargo se me ocurre que cuando se encuentra uno desesperado y no se sabe lo que hay hacer, mejor es meterse en un cabaret conocido y dejarse de joder, que andar inventado otro en nombre de grandes ideas.

Esa marcha señores fue una podredumbre de punta a punta.

Wilmes de Biscaya

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Adhiero en un todo al comentario del querido y para mí nada Anónimo Normando, al que ayer tuve el gusto de abrazar en la concentración, nada del otro mundo, cursilona y barata, pero aún así algo, una resistencia. Con prescindencia de los organizadores, del arconte sibilinamente convocante, de los globos infames y del color holandés, para peor color de perdedores, rescato las intenciones de muchos, las ganas de todos, y sobre todo, los chicos (por los míos y con los míos fui), que, me consta, tuvieron que discutir con sus propios compañeros de colegios católicos la causa del matrimonio heterosexual.
El enemigo no está a las puertas, las ha traspasado.

Ni apagar el pabilo que todavía humea, ni quebrar la caña quebrada. Aunque sea puteando.

Susanita dijo...

Bien por el normando!!!!

Anónimo dijo...

A todos los comentaristas de este blog no les vendría mal y leer un poco a Nietzsche (si es que sus obtusas y serviles maneras de ver se lo permiten).

Todo cambia, no hay nada inmutable, no hay valores ni nada absoluto. Las diferentes posiciones de este blog más la de sus sacerdotes indican que no hay "una verdad". La sociedad, la historia cambia, nuevos valores no-serviles se hacen necesarios.

Con o sin ley las uniones naturales de los homosexuales son un hecho y eso es lo que importa.

La tradicional "familia cristana" ha demostrado su incapacidad para formar y educar hombres libres y emancipados para los tiempos presentes. Y ni qué hablar de los abusos atropellos y demás...

Knock Out y a otra cosa mariposa

La vaca multicolor

Anónimo dijo...

Hablando un poco con los buenos católicos que fueron a la concentración a la que asísti no deje de indignarme de que nadie tubiera en claro que la homosexualidad es un pecado, y muy grave, por el contrario a la vez que defendian el nombre de matrimonio exclusivamente para los heterosexuales aclaraban que los homosexuales tenian que tener los mismos derechos y oportunidades que un heterosexual en la sociedad, que no se los podia dejar fuera e incluso una persona se mando la parte de la bondad de su amigo gay, con esa mentalidad es que llega gente de militancia gay a imponer sus ideas a traves de altos cargos ejecutivos y culturales, y estamos como estamos, sin poder hacer escuchar nuestra vos porque nos hechan del trabajo o corremos el riesgo de ir presos por la INADI...
Como que siento que muchos catolicos tienen una vision comoda de la misericordia de Dios con la que calman sus deberes sociales y evangelizadores, no más la misericordia de Dios lo perdona todo y como me dijeron a noche "no creo que Dios envie a los homosexuales al infierno porque son gente que sufre mucho..." Waw! Para que hablo San Pablo!! es el apostol más contrariado de nuestra época.

Anónimo dijo...

Malachi Martin dijo:

Wanderer, acaban de enviarme el siguiente mail:

"Matrimonio gay: el SÍ ganaría por un voto

14-7-2010, 19: 00 hs

A horas de la votación, vamos detallando el conteo realizado por Parlamentario. com en función de los datos que se manejan.

A siete horas del inicio de la sesión por el matrimonio homosexual, los sondeos entre los legisladores permiten vislumbrar una votación muy cerrada, en la que habrá que tener en cuenta ausencias que puedan llegar a registrarse a la hora de la verdad.

Se votaría a la madrugada

Por el Sí (33)

33 senadores avalarían la propuesta aprobada en la Cámara de Diputados. A continuación transcribimos la nómina de esos legisladores:

FpV (19): Jorge Banicevich (Santa Cruz), Fabio Biancalani (Chaco), Eric Calcagno (Buenos Aires), Elena Corregido (Chaco), Liliana Fellner (Jujuy), Nicolás Fernández (Santa Cruz), Daniel Filmus (Capital Federal), Marcelo Fuentes (Neuquén), Pedro Guastavino (Entre Ríos), Marcelo Guinle (Chubut), Ada Maza (La Rioja), Blanca Osuna (Entre Ríos), Nanci Parrilli (Neuquén), Miguel Ángel Pichetto (Río Negro), Beatriz Rojkés de Alperovich (Tucumán), Teresita Quintela (La Rioja), Eduardo Torres (Misiones), José Pampuro (Buenos Aires) y Lucía Corpacci (Catamarca).

UCR (5): Nito Artaza (Corrientes) , Gerardo Morales (Jujuy), Alfredo Martínez (Santa Cruz), Ernesto Sanz (Mendoza) y Oscar Castillo (Catamarca).

Peronismo Federal (1): Roxana Latorre (Santa Fe).

Otros bloques (8): Rubén Giustiniani (Santa Fe), Samuel Cabanchik (Capital Federal), María Eugenia Estenssoro (Capital Federal), María Rosa Díaz (Tierra del Fuego), José Martínez (Tierra del Fuego), Luis Juez (Córdoba) y Norma Morandini (Córdoba), y Ana Corradi de Beltrán (Santiago del Estero).

Por el No (32)

FpV (7): Rolando Bermejo (Mendoza), Adriana Bortolozzi (Formosa), Mario Colazo (Tierra del Fuego), César Gioja (San Juan), Guillermo Jenefes (Jujuy), Luis Viana (Misiones) y Daniel Pérsico (San Luis).

Peronismo Federal (7): Roberto Basualdo (San Juan), Sonia Escudero (Salta), Hilda Chiche Duhalde (Buenos Aires), Liliana Negre de Alonso (San Luis), Carlos Reutemann (Santa Fe), Adolfo Rodríguez Saá (San Luis) y Juan Carlos Romero (Salta).

UCR (13): José Manuel Cano (Tucumán), Mario Cimadevilla (Chubut), Josefina Meabe (Corrientes) , Blanca Monllau (Catamarca), Laura Montero (Mendoza), Ramón Mestre (Córdoba), Luis Naidenoff (Formosa), Roy Nikisch (Chaco), José María Roldán (Corrientes) , Arturo Vera (Entre Ríos), Pablo Verani (Río Negro), Emilio Rached (Santiago del Estero) y Juan Carlos Marino (La Pampa).

Otros bloques (5): Juan Pérez Alsina (Salta), Carlos Verna y María de los Ángeles Higonet (La Pampa), Horacio Lores (Neuquén) y Graciela Di Perna (Chubut).

Ausentes confirmados (5)

Marina Riofrío (San Juan) y Ada Rosa Iturrez de Capellini (Santiago del Estero) están en China. Carlos Menem (La Rioja) se presentó en el Senado, pero se retiró al mediodía por un malestar. Élida Vigo (Misiones)y Sergio Mansilla (Tucumán) no estuvieron durante todo el día en la Cámara alta.

Abstenciones (1):

Otros bloques (1): María José Bongiorno (Río Negro).

En duda (1)

FpV (1): José Mayans (Formosa)."

Anónimo dijo...

Malachi Martin (sigue)

"Por el No (32)

FpV (7): Rolando Bermejo (Mendoza), Adriana Bortolozzi (Formosa), Mario Colazo (Tierra del Fuego), César Gioja (San Juan), Guillermo Jenefes (Jujuy), Luis Viana (Misiones) y Daniel Pérsico (San Luis).

Peronismo Federal (7): Roberto Basualdo (San Juan), Sonia Escudero (Salta), Hilda Chiche Duhalde (Buenos Aires), Liliana Negre de Alonso (San Luis), Carlos Reutemann (Santa Fe), Adolfo Rodríguez Saá (San Luis) y Juan Carlos Romero (Salta).

UCR (13): José Manuel Cano (Tucumán), Mario Cimadevilla (Chubut), Josefina Meabe (Corrientes) , Blanca Monllau (Catamarca), Laura Montero (Mendoza), Ramón Mestre (Córdoba), Luis Naidenoff (Formosa), Roy Nikisch (Chaco), José María Roldán (Corrientes) , Arturo Vera (Entre Ríos), Pablo Verani (Río Negro), Emilio Rached (Santiago del Estero) y Juan Carlos Marino (La Pampa).

Otros bloques (5): Juan Pérez Alsina (Salta), Carlos Verna y María de los Ángeles Higonet (La Pampa), Horacio Lores (Neuquén) y Graciela Di Perna (Chubut).

Ausentes confirmados (5)

Marina Riofrío (San Juan) y Ada Rosa Iturrez de Capellini (Santiago del Estero) están en China. Carlos Menem (La Rioja) se presentó en el Senado, pero se retiró al mediodía por un malestar. Élida Vigo (Misiones)y Sergio Mansilla (Tucumán) no estuvieron durante todo el día en la Cámara alta.

Abstenciones (1):

Otros bloques (1): María José Bongiorno (Río Negro).

En duda (1)

FpV (1): José Mayans (Formosa)."

Anónimo dijo...

(pido disculpas de antemano por lo extenso: creo que vale la pena. Si junto con Santo Tomas hubieramos leido un poco mas a Sun Tzu o Lidell Hart, quizas otro seria el cantar)

Mediante reflexiones más profundas, comencé a comprender que la aproximación indirecta tenía una aplicación mucho más amplia, y que era una ley de la vida en todas sus esferas: una verdad filosófica. Su cumplimiento fue visto como una clave para la realización práctica de cualquier problema donde predominara el factor humano y donde el “conflicto de voluntades” surge siempre de otros conflictos básicos de interés. En todos estos casos, el asalto directo por medio de ideas nuevas provoca una obstinada resistencia, y de este modo se incrementa la dificultad de producir un cambio de actitud. La conversión se logra más fácil y rápidamente infiltrando insospechadamente una idea diferente, o mediante un argumento que envuelva el flanco a aquella oposición instintiva. La aproximación indirecta es tan fundamental en el reino de la política como en el reino del sexo. En el comercio, la sugerencia de que puede obtenerse una “ganga”, es mucho más poderosa que cualquier llamado directo a comprar. Y en cualquier esfera, es ya proverbial que la forma más segura de obtener la aprobación superior de una idea nueva, es persuadiendo al superior que la idea es suya. Del mismo modo que en la guerra, el objetivo consiste en debilitar la resistencia antes de intentar vencerla; y el efecto es mucho mejor logrado, si se atrae a la otra parte fuera de sus defensas.
Esta idea de la aproximación indirecta está estrechamente relacionada a todos los problemas referentes a la influencia de una mente sobre otra; el factor más influyente en la historia humana. Con todo, es difícil conciliar con otra lección: que a conclusiones verdaderas solo puede llegarse, o aproximarse, cuando se persigue la verdad, sin tener en cuenta donde puede conducir la misma o cual puede ser su efecto sobre los distintos intereses.
La historia atestigua el papel fundamental que han desempeñado los “profetas” en el progreso humano, lo que resulta una evidencia del valor práctico final de expresar la verdad sin reservas, tal como uno la comprende.
Con todo, también resulta claro que la aceptación y difusión de la visión de los profetas ha dependido de otra clase de hombres, los “lideres” o conductores de masas, quienes han debido hacer de estrategas filosóficos, para buscar un arreglo entre la verdad y la sensibilidad de los hombres hacia ella. El resultado de sus esfuerzos ha dependido frecuentemente tanto de sus propias limitaciones en percibir la verdad, como de su habilidad practica al proclamarla.
Los profetas han sido siempre lapidados. Ese es su destino y la prueba de que han realizado su misión. Pero un “líder” que es lapidado, solo puede probar que ha fracasado en su empresa, sea por una falta de buen juicio, o por haber confundido sus funciones con las de un profeta. Solo el tiempo puede decir si el resultado de tal sacrificio lo redime de un aparente fracaso como líder, que lo honra como hombre. Por lo menos habrá evitado la falta más común...

Anónimo dijo...

...de los líderes, que es el sacrificar la verdad a la conveniencia, sin ventajas finales para su causa. Por cuanto quien habitualmente elimine la verdad en interés de un acierto, producirá una deformidad en el fondo mismo de su pensamiento.
¿Habrá una forma práctica de combinar el progreso a fin de alcanzar la verdad, con el progreso hacia su aceptación?. Una posible solución del problema es sugerida por la reflexión sobre los principios de la estrategia, que apunta a la importancia de mantener constantemente un objetivo final y, también, de tratar de alcanzarlo de un modo adecuado a las circunstancias. La oposición a la verdad es inevitable, especialmente si esa verdad toma la forma de una idea nueva, pero el grado de resistencia puede ser disminuido, prestando atención no solo al objetivo, sino también al método de aproximación al mismo. Evite un ataque frontal sobre una posición establecida desde ha tiempo; en cambio, hay que buscar doblegarla con un envolvimiento al flanco, de modo que exponga un lado más favorable al choque de la verdad. Pero, en cualquier aproximación indirecta de este tipo, cuide de no desviarse de dicha verdad, por cuanto nada resulta más fatal para su verdadero progreso que caer en la falsedad.

B.H. Liddell. Hart
(Del prólogo de su libro, la Aproximación Indirecta)

Carmelo, el guelfo

Anónimo dijo...

Al que recomendó Nietzsche:

Decía un amigo viejo, el maestro, como lo llamábamos entre otros amigos, sus discípulos (peores que el maestro, lamentablemente) que si tenías 15 años y Nietzsche no te impactaba, eras bastante anormal, pero que si lo leías despues de los veintipico y te impactaba, eras muy anormal.

Mis disculpas mi amigo, pero me quedo con lo que enseñaba mi maestrito.

El Séptimo Rey Mago

Lucho Paredes dijo...

Vean esto:

www.laicosxladiversidad.blogspot.com

Realmente lamentable!

Y también vean esto

www.entremosapensar.blogspot.com

Muy interesante

Juancho dijo...

Aplausos de pié para el normando.

Juancho.

Anónimo dijo...

Yo también fui a la marcha. Fui sin ganas, puteando. Teniendo muy en claro que a la verdad no la hace el número. Pero mis hijas querían ir, mi mujer quería ir, y a pesar de que con mi natural pesimismo estaba seguro que el mundo iba a ganar, fui. Porque pensé: si me quedo solo en casa, voy a arrepentirme de no haber ido; y si voy, también, pero al menos veré cómo sale, llevo a mi familia, y seguramente me encontraré con algunos buenos amigos. Me encontré con varios. Algunos hacía tiempo que no los veía. Y me encontré con mi mamá, de 80 años, que con sus amigas reza el Rosario todos los martes, y fueron a rezarlo allí. Y no sé bien por qué -obviamente no me gustaron los cantitos y otras estupideces- me volví contento. Extrañamente. Y mis hijas estaban contentas, y a los amigos que vi, los vi contentos, aunque sobrevolaba la pesadumbre de lo que motivaba nuestra presencia esa noche.
Ahora que la pseudo victoria de los putos (porque no pueden ganar nunca a nada) es un hecho, y se confirmó que la marcha era un esfuerzo vano y algo ingenuo, me quedó el consuelo de esos hijos y amigos reconfortados aunque sea por unas horas, de mi madre y sus nietas caminando junto a mi mujer y a mí, todos alegres, con esa sensación no muy frecuente de que estábamos todos juntos del lado que Dios quiere. Suficiente.

Gruñón de Monfort