viernes, 13 de julio de 2012

El fundador que pescaba en la pecera


Me han pasado un documento reservado que se ha manejado, hace ya algunos años, en algunas curias en torno a la investigación del caso del controvertido fundador de un instituto religioso cuyos seminaristas, durante algún tiempo, estudiaron junto a otros jóvenes en un mismo seminario. Aquí se informa el modo en el cual dicho fundador “pescaba en la pecera” y manipulaba a los seminaristas.









DOCUMENTO N° 4

ACTUACIÓN DEL P. AAA CON LOS SEMINARISTAS
Se han dado:
            Casos incontestables de proselitismo directo y personal del padre AAA. Es frase suya a un seminarista: “El Corazón de Jesús me ha dado a sentir claramente que te necesito en mi Instituto” y otras semejantes.
            Casos de verdadera conquista, llevada a cabo por seminaristas que ya tenía apalabrados para ingresar, entre los demás compañeros.
            Casos de clara insinuación vocacional.
            En otras ocasiones, táctica de lograr amplia simpatía y acercamiento a su obra, pintando sugestivamente con caracteres deslumbradores y de gran atractivo apostólico. Si algún seminarista le manifestaba sus ilusiones por algún apostolado particular, le ofrecía grandes facilidades para su especialización en aquel orden si ingresaba en su instituto. Cuando un seminarista se le acercaba, o se le acercaban, con algún modo de vocación, unas veces pintaba las dificultades porque había de pasar su obra, otras todo lo hacía ver de color de rosas. Siempre lo rodeaba de un ambiente de sobrenaturalidad y providencialismo verdaderamente arrastrante para un corazón juvenil.
(…) (Al seminarista que) se ponía en contacto con él con posibilidades de atraérselo, pedía no tratara de este asunto con el director espiritual.
XXX, siendo seminarista, hizo entre algunos compañeros labor de desprestigio de los superiores del seminario porque, según él, se oponían a la obra del P. AAA.
El P. AAA ha manifestado a seminaristas diversas actuaciones de los superiores del seminario de BBB en contra de su obra, siguiéndose de estos el desprestigio de estos superiores que se aumentaba por lo siguiente: cuando al P. AAA los seminaristas le preguntaban qué pensaba de dicha actuación, contestaba que ni siquiera había formulado el juicio interno, lo consideraba como una prueba del Corazón de Jesús, que por otra parte le proporcionaba los elementos necesarios para defenderse, lo cual le rodeaba de una aureola de sobrenaturalidad grande y automáticamente la mente del seminarista se enfrentaba con la manera de obrar de los superiores que así se oponían a la obra de un santo.
(…)



Clave de lectura:
AAA: P. Marcial Maciel
BBB: Universidad Pontificia de Comillas
En efecto, antes de leer las claves, muchos pensamos que se trataba de otro fundador más cercano y bastante más grasa que Maciel, y que la pecera donde pescaba era un autóctono seminario de provincia.
Lo notable es que las recetas que emplean estos “fundadores” manipuladores, perversos y, en algunos casos, también pervertidos, son exactamente las mismas. Nada nuevo sub sole. Y sin embargo, los chorlitos siguen cayendo y las autoridades, a sabiendas o no, siguen permitiendo estos experimentos fundacionales.
El documento original puede bajarse desde aquí y más información sobre el tema aquí.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Uno peor que el otro, ¿vio?
Igual, le pido: ¿podría ser más explícito en lo referido al "caso local"? Creo tener idea del que está hablando, pero necesitaría algún datito adicional para confirmarlo.
Saludos.

Flipper dijo...

Muy ilustrativo. Conozco lamentablemente algún otro caso -a nivel más local- parecido. Eso sí, los fines eran más prosaicos: que al fundador en cuestión le tuvieran planchado, comido y lavado. Lo que se puede hacer con labia...

Anónimo dijo...

sin lugar a dudas el caso local es el IVE!! y quizas tambien Miles.... terminaran igual???? quien sabe....

Anónimo dijo...

Wanderer, no tenés nada que decir de la progresivización del Papa y Roma??? Viejo, entiendo que el estudio te deja poco tiempo de descanso, pero realmente necesitamos tus palabras de aliento. Es como si el magno hubiera revivido (no digo resucitado) y ahora estuviese de vuelta como CEO del Vaticano.

Es trágico que el Espíritu Santo nos castigue con este retorno del Santo Padre al inmundo y sucio espíritu del cvii. ¿Va a hacer eso cada vez que no vea las cosas salir como espera?

Toda una pena. Dios haga justicia con bertontone y las demás víboras que asolan la Sede de Pedro!

Carlitos