martes, 5 de enero de 2021

Las otras estadísticas de la pandemia

 



Sabemos que los números de ninguna manera pueden ser definitorios de las cosas importantes. Ya hemos visto lo que las mayorías son capaces de hacer aprobando, por ejemplo, leyes criminales. El “reino de la cantidad”, al decir de René Guenon, nunca puede ser criterio para un cristiano.

Sin embargo, en ocasiones vale la pena repasar algunas estadísticas porque revelan aspectos interesantes de la realidad. Veamos qué ha ocurrido últimamente:


Estadísticas de la iglesia en salida

La disminución del número de fieles que asisten a la misa dominical ha sido drástica en todo el mundo, estimándose en no menos del 50%. En Argentina, donde se han levantado desde tiempo todas las restricciones, la disminución es aún mayor. Iglesias que antes de la pandemia tenían cuatro o cinco misas semanales, actualmente tienen sólo dos, o incluso una, y ninguna de ellas con número importante de fieles.

Repasemos los números de la redes sociales, un medio que la iglesia desde el Vaticano considera prioritario para la evangelización. Recordemos que durante el sínodo de los jóvenes se constituyó una comisión especial para alentarlas.

El video del Papa (oficial): 28400 suscriptores.

Conferencia Episcopal Argentina: 3880 suscriptores

Conferencia Episcopal Española: 8810 suscriptores

Conferencia Episcopal Italiana: 5970 suscriptores

Conferencia Episcopal Chilena: 2100 suscriptores

Conferencia Episcopal Colombiana: 5830 suscriptores

Conferencia Episcopal Mexicana: 7070 suscriptores

Canal del mediático obispo argentino Mons. Sergio Buenanueva: 1310 suscriptores

Reflejos de luz. Pastoral católica en red: 4230 suscriptores

Blogueros con el Papa. Evangelizadores en las redes: 500 seguidores

Blog del P. Ismael Ojeda Lozano: 2419 seguidores


Estadísticas de la iglesia cerrada, pelagiana y con cara de pepinillos en vinagre

Tanto en Europa como en América el número de fieles asistentes a la misa tradicional ha aumento exponencialmente durante y después de las medidas de confinamiento. En Estados Unidos se calculan en un aumento del 70% y en el Reino Unido del 50%. En Argentina los números son aún mayores: el 100% en muchos casos y en algunos, como Mendoza, la cantidad de fieles se ha triplicado, debiendo celebrarse hasta ocho misas cada domingo.

Repasemos las redes sociales:

Aldo Maria Valli: Duc in altum: 16400 seguidores en Facebook.

Marco Tossati: Stilum Curiae: 4.000.000 de visitas en cuatro años

Que no te la cuenten: 100.000 suscriptores en Youtube

Church Militant: 257.000 suscriptores en Youtube

The Remnant: 217.000 suscriptores en Youtube

Infovaticana: 40.300 likes in Facebook

Adelante la Fe: 30.500 seguidores en Facebook

Missa in latino: 390.000 visitas mensuales

Wanderer: 90.000 visitas mensuales, y 6.850.000 desde su fundación



49 comentarios:

Anónimo dijo...

Claro. Es la prueba. La Iglesia de la Publicidad terminó siendo la tradicionalista. Con curas y bloggers stars. La Iglesia Católica sigue trabajando como siempre. Con la gente. Con los sencillos de corazón. Donde no hay dinerillos de “si quiere colaborar” o cursitos pagos o peor aún propaganda. Y si bien es verdad la disminución, el aumento pregonado de los tradicionalistas no llega ni al talón. Siendo que además sólo sirven a una élite.

Anónimo dijo...

el anonimo del 5 de enero de 2021, 13:08 dando una catedra de demagogia barata.

Anónimo dijo...

Wanderer, vieron el video del mes de Bergoglio dedicado a la Fraternidad? Es la herejía total, el medio de salvación dejó de ser Jesús. Muy triste, solo podemos rezar.
Sostengo y denuncio que Bergoglio se apartó de la Fe en el Evangelio

AtanasioNiceno dijo...

Yo no hice números todavía, pero en la parroquia que asisto con mi familia a la Misa de rito extraordinario,el número de fieles viene creciendo. Y con personas que antes iban al novus ordo y ahora sus pastores los han abandonado.

Anónimo dijo...

No he ido nunca a una misa en latín, porque no sé latín. Puede uno rezar repitiendo oraciones que no comprende? No alcanza con que te digan qué significan esas oraciones, para sentir el significado es necesario conocer con cierta profundidad vocabulario, género, casos gramaticales, declinaciones etc.
Voy a una misa novus ordo que no suele durar más de 45 minutos en la que la única música son antífonas a capella, sin guitarras y sin pachanga, pero admito que es muy difícil encontrar una misa así, de hecho ninguna de las iglesias de mi barrio es así, tengo que tomarme un colectivo para ir a una misa que me parezca tolerable.

Sinceramente no entiendo por qué la iglesia reformó la misa en vez de simplemente limitarse a permitir la traducción de la misa a las principales lenguas del mundo. Creo que en oriente se hizo eso, el rito de griegos y rusos es el mismo, pero no el idioma.

Fred dijo...

Anónimo 13:08. La envidia es un pecado capital, así que mejor no haga ostentación de ella.

Anónimo dijo...

A veces y per accidens, por supuesto, las mayorías sí aciertan. Así la mayoría de los argentinos no querían el aborto. Salieron muchas encuestas y todas las que ví tiraban ese dato. Es la opinión pública contra la opinión publicada, dijera Emmanuel Dannan.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 1308
Antes de poner los dedos en movimiento, cerciórese de que el cerebro esté conectado.
Gracias
Puestero del Oeste.

Fulgencio dijo...

La envidia ajena es una voz que muchas veces dice algo de verdad y debemos escucharla para crecer en humildad. No descartaría de plano todo lo que dice el anónimo. Lo usaría para pensar un poco más

Wanderer dijo...

No sé si el anónimo de las 13:08 es envidioso. Creo que es una persona de buena voluntad que no entiende que la realidad es otra de la que él quisiera. Probablemente sea un sacerdote.
El problema que tiene es que no entendió nada, y recurre agravios, que es el modo más fácil y menos efectivo de refutar un argumento.
En primer lugar, no entendió a qué se refería el P. Meinvielle cuando hablaba de la "iglesia de la Publicidad". La católicos que recurrimos a los blogs, YouTube y otras redes para defender la fe, recurrimos a los únicos medios que tenemos, que son gratuitos y que nos consumen una enorme cantidad de tiempo, energía y sinsabores sin ningún beneficio económico. Si alguno pide ayuda o cobra por cursos, es porque vive de eso, o porque para dar cursos por la web hay que comprar o alquilar plataformas que no son gratuitas. El Papa, los obispos y los curas oficialistas --como el P. Guillermo Marcó o el P. Pepe di Paola-- tiene a su disposición todos los medios de comunicación masivos que se les ocurra para expandir sus palabras. Esa es la iglesia de la publicidad.
En segundo lugar, el anónimo asume que los humildes y sencillos de corazón son los que se nutren de los curas oficialistas, de esos que obedecieron solícitos las órdenes de los gobiernos anticristianos. ¿Por qué esa asunción? ¿Por qué los humildes y sencillos de corazón no son los que ven los videos de QNTLQ o leen Infovaticana? No lo puede probar; lo supone por una especie de prejuicio de clase, el mismo prejuicio que le lleva a afirmar que los católicos tradicionalistas son una elite. Por cierto que son un grupo pequeño, minúsculo si se quiere, pero eso no significa que sean una elite en el sentido clasista y peyorativo que este anónimo lector quiere asignarle.
En todo caso, sería bueno recordarle que los cristianos fueron durante siglos una elite, muy pequeña, secreta y cerrada. Y si no me cree, que lea las "Catequesis" de San Cirilo de Jerusalén.

Guillermo Alfano dijo...

Estimado anónimo de 1531 hs. No es necesario saber latín para ir a una misa tridentina. De hecho le sorprendería la cantidad de niños y jóvenes que van a esas misas. Piense que en algunas comunidades tradicionales la comunión se toma a los siete años. Y no se preocupe si no entiende al principio, lo misterioso tiene su encanto. Por lo pronto puede bajarse un misal de cualquier pagina tradicionalista. Un saludo.

Adolfo Jesús Astinza dijo...

Al Anónimo de 5 de enero de 2021, 15:31
“No he ido nunca a una misa en latín, porque no sé latín. Puede uno rezar repitiendo oraciones que no comprende?”.
Somos muchos los que no sabemos latín y vamos a la Misa de Siempre.
Sepa usted que desde que fueron editados los “misalitos”, el feligrés puede seguir en su idioma la Santa Misa. Sepa que no es obligatorio recitar todas las palabras, solamente de hacerlo el Sacerdote.
“Voy a una misa novus ordo que no suele durar más de 45 minutos…”
La verdad que el argumento de los 45 minutos, no parece válido.
“Sinceramente no entiendo por qué la iglesia reformó la misa en vez de simplemente limitarse a permitir la traducción de la misa a las principales lenguas del mundo”.
¿Sabe porque?. Para que se dejara de celebrar el Santo Sacrificio de la Misa.
Además el Latín y el Griego, son lenguas litúrgica o sacras.
Pero mejor que yo, el Papa Pio XII, le puede resolver sus dudas:
http://www.vatican.va/content/pius-xii/es/encyclicals/documents/hf_p-xii_enc_20111947_mediator-dei.html

Anónimo dijo...

No sé si yo no entendí a Meinvielle pero si sé que estudié con Meinvielle. Gracias por la hermenéutica. A lo mejor ud. También lo conoció.

Anónimo dijo...

Si, porque la oracion no es para ti, el novus ordo que tu describes es una excepcion y no la regla, la mayoria de novus ordo es bastante deplorable por llamarlo de alguna manera, en mi parroquia casi todo esta mal y por las practicas del papa el vicario llego a decir que los mormones son mis hermanos de fe.

Las iglesias ortodoxas tienen su misa en el idioma tradicional de su rito, las misas en la mayoria de lugares estan en griego y la mayoria de gente ahi no habla griego, la misa no es para ti es para Dios.

Tucu dijo...

Pero disculpe,la misa vetus ordo está traducida!!!! En todos los misales del mundo está traducida a la lengua del lugar. Consígase un misal,los progres los tiran o queman y listo. Son contados con los dedos los que saben latín, pero eso no es un impedimento en absoluto para enterarse qué es lo que se está diciendo,insisto, busque un misal.

Victor dijo...

¿puede uno cantar canciones en un idioma que no comprende? Sí, porque aunque no pueda hablar ese idioma ni entenderlo si le hablan "de corrido", todavía es capaz de memorizar las pocas frases de la canción, comprender su significado y emocionarse con ella.

Anónimo dijo...

El mérito de la Misa en Latín no es, precisamente, que esté en una lengua que no es la hablada por toda la población. Cuando en el Imperio Romano empezó a celebrarse la Misa en Latín en Occidente, y en Griego en Oriente, justamente eran esas las lenguas que hablaba la gran mayoría del pueblo fiel en cada una de esas regiones del Imperio.
No hay nada particularmente ortodoxo -o herético, para el caso- en que la Misa se celebre en una u otra lengua.

Anónimo dijo...

Después de leer "De la cábala al progresismo" del P Meinvielle , no me quedan dudas q Bergoglio es hereje y apóstata, fue engañado y seducido por doctrinas fariseicas.
EL único sacerdote que lo está denunciando a viva voz en Monseñor Viganó.
Acá en Argentina se puede decir de M. Aguer

Utz Schmidl dijo...

Es realmente doloroso -y sintomático del estado de rigor mortis de la Iglesia Católica en la Argentina- que la voz que salió a decirle públicamente al Presidente que no puede ser católico y abortista a la vez, haya sido la de un Pastor Evangélico, el Pastor Rubén Proietti, titular de ACIERA. Proietti salió a decir cosas que deberían haber dicho los Obispos católicos. Pero estos no las dijeron o, si las dijeron, las dijeron bien bajito.
Copio parte de la nota de Infobae que trae los dichos de este Pastor:
“Los discursos son para la fachada democrática. Pero de ninguna manera para darle lugar a la razón y menos para representar el sentir popular”, insiste Proietti.
Ahora bien, sus críticas más acerbas están dirigidas al presidente Alberto Fernández: “Nuestra clase política ya no sabe moverse y decidir en base a convicciones, sino que lo hacen en base a circunstancias, intereses y oportunidades, en su mayoría, de índole inmoral y a espaldas del pueblo. Y si no, miren al Presidente, cuya palabra hace tiempo ya, perdió todo peso”.
“Decir que como católico, para él, EL ABORTO NO ES PECADO…”, escribe Proietti, con puntos suspensivos que insinúan la indecible indignación que legítimamente puede embargar a cualquier creyente.
Y agrega: “O cuando ofende a la mayoría de los argentinos diciendo que es HIPÓCRITA por oponerse o no reconocer el aborto…”

Dejo link a la nota completa, para quien pudiera estar interesado:
Pastor Proietti

Unknown dijo...

Me extraña que no se den los datos,del los suscriptores que Adoracion y Liberacion tiene en youtube.Que no son mancos...Quien lo desee puede comprobarlo.

Anónimo dijo...

Realmente el último video del Papa es atroz! Marcelo

Anónimo dijo...

Wanderer, los católicos no tradicionalistas, que son la mayoría, no miran los canales oficiales de la Iglesia. Miran canales como los del cura smdani que paso el millón de suscriptores, al padre sam, athenas, hermana glenda y muchísimos más.... solo hay que estar un rato al dope e investigar. Y solo hablo de los canales de youtube. El mismo fenómeno también se da en las demás redes, por ejemplo instagram, tik tok, que son las redes mas populares entre los jóvenes. Los canales y personajes mas populares del mundo católico, en todas las redes, son aduladores y promotores de la Iglesia francisquista, y superan ampliamente los canales pelagianos. Por lo tanto me parece que el análisis hecho por usted debería ser replanteado.

PD: No se en ingles que canales habrá pero me imagino que debe pasar lo mismo.

wooster

Soldado Colifo dijo...

Estimado Anónimo debería Ud. Repasar el catecismo básico, Astete verbi gratia, al hacerlo descubriría cosas maravillosas como por ejemplo que el fin principal del Santo Sacrifico de la Misa no es que Ud. O su tía Roberta la "entiendan" o "Le llegue muy hondo en el cuore", sino la mayor gloria de Dios... Saludos desde alguna trinchera.

Francisco dijo...

Deberíamos leer el estudio efectuado por los cardenales Ottaviani y Bacci respecto al Novus Ordo Missae, y que entregaron al Papa Pablo VI. Lamentablemente de poco sirvió...

Leyendo con atención al Profesor De Mattei, en su obra: Concilio Vaticano II (Una Historia Nunca Escrita), seríamos más conscientes de lo sucedido durante el Concilio en cuestión.
No es de extrañar que algunos jerarcas, como Mnr. Schneider soliciten una revisión, con las rectificaciones pertinentes. No olvidemos que el Vaticano II fue declarado pastoral, aunque, a veces, se nos presentó como el más dogmático de todos los tiempos.

Con todo, no perdamos la esperanza... La Iglesia no es nuestra es Suya. Quis ut Deus!

Francisco

Raymundo Valle dijo...

Igualmente yo he visto crecer la comunidad de la FSSP en Guadalajara México, por el abandono de los pastores con olor a oveja de sus fieles.

Anónimo dijo...

No creo que el tema del idioma venga por el lado si es herético o no, sino porque el latín en el canon expresa la unidad de la Iglesia.
"Un Señor, una Fe, un Bautismo"Ef 4:5
El hecho de tener un idioma común ayuda también a cimentar esa unidad, es cierto que es accesorio pero los signos ayudan. En la antiguedad la misa era exactamente igual en cualquier parte del mundo latino, hoy con el novus ordo cada misa de cada país o región puede ser totalmente diferente ya sea por el idioma o por los "experimentos pastorales" de cada cura

El Carbonero

Anónimo dijo...

Sobre la discusión entorno al idioma. Creo que es el elemento menos relevante a conservar de la liturgia tradicional.
Podemos mirar, por ejemplo, como la Iglesia Ortodoxa no pone pegas a las traducciones de la liturgia. Yo he asistido a divinas liturgias católicas en ucraniano, también a liturgias ortodoxas en que mezclaba el griego con el español, en la mayoría de iglesias de Estados Unidos la lengua para las liturgias tanto católicas como ortodoxas es el inglés.
Asimismo, el que para seguir la misa haya que tener los ojos pegados en un librito creo que no es lo ideal, fomentando además un espíritu de individualidad. Especialmente vería la lengua vernácula apropiada para las partes propias de una fiesta y demases.

Anónimo dijo...

Leyeron eso ....

https://infovaticana.com/2021/01/02/el-aborto-en-la-argentina-y-los-amigos-del-papa-francisco/#comment-310065

T.

Anónimo dijo...

Anónimo del 5 de enero de 2021, 13:55..

No entiendo su opinión . Que tiene eso de " atroz "....

"La Iglesia valora la acción de Dios en las demás religiones, sin olvidar que para nosotros cristianos la fuente de la dignidad humana y de la fraternidad, está en el Evangelio de Jesucristo.
Los creyentes debemos volver a nuestras fuentes y concentrarnos en lo que es esencial. Lo que es esencial de nuestra fe, la adoración a Dios y el amor al prójimo."

L.C.

Anónimo dijo...

Estimado Carbonero, aún de acuerdo con varios puntos que menciona, señalo que no es verdad que en la antiguedad el rito en las iglesias latinas era uno. Más allá de la obvia unidad en los aspectos fundamentales de la liturgia, había diferencias (muchas de las cuales subsisten hasta hoy en diversos ritos) notables.
El medioevo vio, por momentos, una profundización de esa variedad.


Saludos.

G.

Utz Schmidl dijo...

Estimado Carbonero,
el uso del latín fue consecuencia, no causa, de la unidad lingüística y cultural del Occidente Romano. Y ciertamente tuvo sentido que la Iglesia lo mantuviera, porque por un milenio y medio no hubo lenguas europeas maduras capaces de reemplazarlo.
Ahora bien, no perdamos de vista que Jesucristo muy probablemente no habló latín. Probablemente habló arameo y griego koiné. Cuando Él citaba escrituras, citaba escrituras que estaban en hebreo o griego. Más tarde los Evangelios se escribieron en griego.
Las primeras liturgias seguramente habrán sido en griego, hebreo, o arameo. Luego del griego se volcaron al latín. Pero también al siríaco (que pervive en ritos orientales).
Con lo cual el latín parece haber sido un instrumento muy útil y práctico del cual la Iglesia se sirvió bien. Pero no más que eso.
El sábado ha sido hecho para el hombre, y no el hombre para el sábado.

Don Benja dijo...

No se da cuenta del error? "Los creyentes debemos volver a nuestras fuentes"....Acaso tenemos las mismas fuentes?? Es lo mismo el Evangelio,que el Talmud y el Corán?
"concentrarnos en lo que es esencial. Lo que es esencial de nuestra fe, la adoración a Dios y el amor al prójimo.".....Claro,pero resulta que Dios para un católico, es el Uno y Trino. Para un judío Cristo es un blasfemo y para un musulmán, un gran profeta. A menos que hagamos una abstracción masónica y adoremos al "gran arquitecto" , no sé dónde estaría la unión esencial.

Anónimo dijo...

Estimado, para que vino nuestro Señor? El Vicario le da la Razón a Mahoma, entiende el término? Espero ser claro, para ver dónde conducen los hechos, acaso yhwh no es un Dios Celoso? Entonces el Islam tiene Razón, pues postula la última revelación y definitiva. Marcelo

Anónimo dijo...

De latines y griegos poco entiendo, aunque algo. De todos modos, al menos debería reconocerse el lado práctico de una lengua unitiva (que nunca es del todo práctico, va más allá). Respecto de las liturgias orientales, sería injusto hoy en día colocar a Oriente en el oriente, porque fieles de otros ritos los hay por todo el mundo, y allí sí surge un problemilla con la lengua. Por ejemplo, de experiencia propia y de experiencias conocidas: ser un fiel de un rito oriental constantinopolitano pongámosle, pero de lengua árabe, y tener cerca a los ucranianos y recurrir a sus iglesias para los oficios y sacramentos, no es algo ciertamente del todo deseable, porque la liturgia en ucraniano es "muy ucraniana", difícil hacerme entender. Gracias a un buen tino de algunos curas, ya sea porque vieron esta "inclusión" de fieles orientales de otras razas, o porque los ucranianos de acá ya no hablan ucraniano ni son capaces de cantar en ucraniano ni rezar en ucraniano, celebran oficios en español, a los que asisten otros fieles muy cómodamente, aún cuando siendo de la misma tradición litúrgica existen ciertas variantes regionales. En fin, el tema de la lengua litúrgica no es fácil de zanjar. El latín como signo de unidad de la Iglesia, hasta por ahí nomás, con un parche en un ojo. El ser un cabal cristiano es algo más difícil de explicar, de exponer, porque ciertamente es una gracia de Dios con un poquito de buena voluntad de parte de uno, porque como están las cosas, hay muchísima gente de gran fe y compromiso cristiano, algunos un poco carismaniáticos, etc. Por ahí don Wanderer me entiende, es difícil la cosa.. Hoy mas que nunca se ven casos muy excepcionales de personas santas que andan en medio de torbellinos litúrgicos y conviviendo con herejías y toda la cosa. Respecto del elitismo, es un mal que nos atraviesa transversalmente, como tanto gusta decir ahora. Porque los hay de latines y tradiciones que usan hacer retiros, convivencias y actividades costosas que no son para todos, lo mismo que gente de movimientos "progres". Los hay de progres en los que hay que escuchar cierta música y vestirse de determinado modo, y los hay "trancas" en los que se conserva membresía escuchando a los chalchaleros, usando poncho y boina vasca. Esto es un berenjenal don Wanderer, aprendí que lo importante es poner toda confianza en Dios, ir a los Padres, caminar lo mas derecho que se pueda, hacer el bien alrededor y sobrevivir esperando que el Señor nos levante hacia sí, en alma sola, o con el burro a cuestas. Me perdone Dios, siempre uno termina cayendo en el plano de lo moral, ¿por qué será?

Unknown dijo...

Creo que la discusión ha regalado en un terreno imposible de dirimir: quiénes son los buenos y quiénes los malos. La evangélica distinción entre el trigo y la cizaña, que los hay en todas partes sin excepción y sólo Dios puede separar uno de otro.
La cuestión que propuso Wanderer era otra: fieles que siguen la doctrina y la liturgia reformadas y fieles que siguen la doctrina y la liturgia tradicional. Los primeros obedecen la oficialidad de la Iglesia postconciliar. Los segundos, la Iglesia preconciliar. Entre ambas existe un Concilio pastoral, no dogmático con mucha crítica en contra y mucha a favor. Los números que dar Wanderer muestran que la reformada o postconciliar, está en retroceso (aún cuando siempre fue numéricamente muy superior a la otra) y que la tradicional o preconciliar está en aumento ( aunque es numéricamente muy inferior). Eso es todo.
Yo, como vieja profesora tradicionalista, hija, esposa, hermana y madre de tirados, porque así lo quiso Dios, sin duda no soy moralmente mejor ni peor que mis vecinos que van a la parroquia de mí barrio. Dios lo sabrá y que tenga misericordia de nosotros. Estoy en la Tradición porque creo que Dios me puso allí para defenderla y defenderme. Abandonarla sería traición. He conocido la liturgia de siempre y ya no podría cambiarla por la reformada. La diferencia es abismal. Ojalá toda la Iglesia vuelva a la liturgia y la doctrina de siempre.
Ahora, quiénes se salvan y quiénes se condenan, sólo Dios lo sabe.

Anónimo dijo...

Que lindo ver / leer gente con la q uno coincide al 100%, como el caso de la Profesora Tradicionalista de las 1015 o el anonimo de las 0113.

Sera q nos vamos poniendo viejos y mas calmos/ serenos/ ecuánimes, por la Gracia de Dios?

Juancho.

Chapado a la antigua dijo...

Don Wander: Entiendo que su propósito fundamental es el de recordarnos a todos los cristianos el sagrado deber de permanecer fieles al Depósito de la fe legado por nuestros padres en la fe. Entiendo que tal propósito lo honra, de un modo inconmensurable, frente a los ojos de Dios y de toda su santa Iglesia.
Dada la manifiesta ambigüedad doctrinal que hoy parece permear de un modo preocupante a los últimos documentos de la Iglesia, busco la seguridad que dicho Depósito me puede proporcionar, porque mi fidelidad al mismo me garantiza mi fidelidad a la voluntad del Padre, en virtud de mi pertenencia a la Iglesia, Unam, Sanctam, Catholicam et Apostolicam, que es la Iglesia fundada por Nuestro Señor Jesucristo. En orden a ello, pido para toda la Iglesia la posibilidad de permanecer fiel al perenne mandato del Señor: "Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo cuanto os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo" (Mt, 28, 19-20). ¡Alabado sea Jesucristo!

edimonster dijo...

Pero por favor??!! Acaso debería ser uno un experto latinista para entender latín? Nosotros los que hablamos castellano tenemos el enorme privilegio de comprender, al menos de manera básica el latín.
Por ejemplo si yo digo "benedictus fructus ventris tui Iesus", sabiendo medianamente el ave Maria, al menos por deducción comprendería que se trata de un fragmento del mismo.
Y en la mayor parte del rito romano no creo que se necesite de un traductor de etimologías latinas para comprender de que se trata todo eso.
Si, hay declinaciones y reglamentos gramaticales, pero me refiero a lo elemental de la oración
Ahi les va otra que recuerdo " Ave, regina, matter misericordiae, vita, dulcedo et spes nostrae"
Si eres un asiduo al rezo del santo rosario, te vendrá al menos a la mente el "salve reina" introductorio
Lo que quiero decir es que, la esencia de la oración permanecerá en tus rezos, no creo necesario saber latín para pronunciar en la iglesia un "Delenda Cartago" por ejemplo, que eso nunca va a pasar
Además, se de mucha gente que reza y ni siquiera sabe lo que está diciendo, y eso que lo hace en su propio idioma!!
Algunos incluso hasta están dormidos (a mi me ha pasado)
En mi opinion tiene razón el compañero que dice que al oficiar el sacrificio, al que le tiene que agradar es a Dios.
Pero bueno, es mi opinión, yo no soy teólogo ni liturgo, ni nada parecido, fui solo un triste monaguillo allá en mi niñez feliz.
Y a propósito les comparto de memoria, una anécdota que leí del libro que escribió un exorcista, no recuerdo si era fray Benigno o don Amorth, con respecto a rezar en latín:
"Estaba el exorcista con una posesa rezando oraciones del ritual romano y algunas eran en latín, en un momento el demonio por boca de la mujer le dijo en tono de burla
__crees que me hace efecto eso que estás diciendo??
El exorcista le dijo
__son las oraciones del ritual
El demonio le respondió
__ si, pero estas pronunciando mal el latín"
La oración era eficaz, aunque el exorcista no entendiera muy bien el latín, de haberlo hecho se habría dado cuenta que lo decía mal.
P.D. si lo que escribí en latín hay algún error o quizá varios, pido disculpas de antemano.

Anónimo dijo...

Juancho,

No esté tan seguro de darme el 100%, pero algo sí. Por otro lado, hay mucha gente que no tiene la culpa, y tampoco el modo, de ser tradicionales. Es un tema difícil. Ahora, si usted va a moverles el avispero, ahí si que los que mangonean todo se enojan eh. Porque si usted ando con yelmos y espadas, las rodillas ensangrentadas y se pega en el pecho como en bombo legüero, recita de memoria las encíclicas y esto o lo otro, a los curillas y mitrados les da risa, y de paso le sirve de ejemplo para poner en ridículo una posición incómoda. Ahora, si tiene el "toque" de entreabrir algunos ojos, ¡oh por Dios!, si el Señor se digna servirse de uno para mostrar algo a alguien, ahí vienen los palos serios. Y como decía Castellani, muchas veces apuntan al estómago.

El anónimo de las 01:13

Anónimo dijo...

Bertram Wilbeforce Wooster manifiesta que el post anónimo de las 12:10 firmado wooster no es de mi autoría.

Anónimo dijo...

Soy el wooster de las 12.10, sigo a wanderer desde el día 1 que empezó a publicar. Fírmo como wooster desde ese día. Lo único que intervine en muy pocos post. Y Manifiesto que Bertram Wilbeforce Wooster no está bien de la capocha. Saludos.

Wooster.

Anónimo dijo...

Así comienza la Constitución Apostólica VETERUM SAPIENTIA de Juan XXIII, fechada el 22-feb-1962:

La sabiduría antigua encerrada en la literatura griega y romana, y también las preclaras doctrinas de los pueblos antiguos, son tenidas como una aurora anunciadora del Evangelio que el Hijo de Dios, árbitro y maestro de la gracia y de la doctrina, luz y guía de la humanidad[1] anunció sobre la tierra. Los Padres y Doctores de la Iglesia reconocieron en aquellos antiquísimos e importantísimos monumentos literarios, cierta preparación de las mentes para recibir las riquezas divinas que Jesucristo, en la economía de la plenitud de los tiempos[2], comunicó a los hombres; no se perdió, por tanto, con la introducción del cristianismo en el mundo, nada de lo que los siglos precedentes habían producido de verdadero, justo, noble y bello.

Por esto la Iglesia tuvo siempre en gran honor estos venerables documentos de sabiduría, y especialmente las lenguas griega y latina que son como el "aurea vestes" de la sabiduría misma; también se usaron otras lenguas venerables, florecidas en oriente, y que contribuyeron en gran manera al progreso humano y a la civilización, y que, empleadas en los ritos sagrados y en las traducciones de la Sagrada Escritura, permanecen aún en vigor en algunas naciones como expresión de un antiguo, ininterrumpido y vivo uso.

En esta diversidad de lenguas sobresale, sin duda, la nacida en el Lacio, que llegó a ser luego un admirable instrumento de la propagación del cristianismo en Occidente. Pues, por una especial providencia de Dios, esta lengua, que había agrupado durante muchos siglos a tantos pueblos bajo la autoridad del imperio romano, se convirtió en la lengua propia de la Sede Apostólica[3] y, conservada para la posteridad, une entre sí, con estrecho vínculo de unidad, a los pueblos cristianos de Europa.

De hecho la lengua latina, por su naturaleza, se adapta perfectamente para promover toda forma de cultura en todos los pueblos: no suscita envidias, se muestra imparcial con todos, no es privilegio de nadie y es bien aceptada por todos. No se puede olvidar que la lengua latina tiene una estructura noble y característica; un estilo conciso, diverso, armonioso, lleno de majestad y dignidad[4], que contribuye de una manera singular a la claridad y a la solemnidad.

Por este motivo la Sede Apostólica ha procurado siempre conservar con celo y amor la lengua latina, y la ha juzgado digna de usarla como espléndido ropaje de la doctrina celestial y de las leyes Santísimas[5], en el ejercicio de su sagrado magisterio, y de hacerla usar a sus ministros. Dondequiera que estos se encuentren, por el conocimiento y el uso del latín, pueden conocer exactamente cuanto proviene de la Sede Romana y por medio de él libremente comunicarse entre sí.

Por tanto, el pleno conocimiento y el conveniente uso de esta lengua, tan íntimamente unida a la vida de la Iglesia, interesa más a la religión que a la cultura y a las letras[6], como dijo nuestro predecesor de inmortal memoria Pío XI, el cual, estudiando sus fundamentos científicos, indicó tres dotes de esta lengua admirablemente adaptadas a la naturaleza misma de la Iglesia: "De hecho la Iglesia, al abrazar en su seno a todas las naciones, y estando destinada durar hasta el fin de los siglos, exige por su misma naturaleza una lengua universal, inmutable y no popular"[7]...
http://www.vatican.va/content/john-xxiii/es/apost_constitutions/1962/documents/hf_j-xxiii_apc_19620222_veterum-sapientia.html

Anónimo dijo...

Este instituto americano, que lleva el nombre de la C.A. Veterum Sapientia, ofrece la sabiduría de los antiguos mediante la enseñanza del latín y griego clásico:

https://veterumsapientia.org/

Anónimo dijo...


Le mando eso del gran matemático Henri Poincaré , que seguro le van a gustar a varios .

http://www.ilicia.es/publicaciones/las-ciencias-y-las-humanidades-de-henri-poincare/

JPB

Anónimo dijo...

Exactamente! Los católicos tradicionalistas servimos a la única Élite: la de la Santísima Trinidad.

Anónimo dijo...

Su problema de identidad no pareciera grave. Eso sí, tenga siempre a mano al bueno de su amigo Jeeves.
Puestero del Oeste

Anónimo dijo...

Mr. Westerner ¡Claro que no es grave! Jeeves siempre me saca de apuros. Agradezco su bonhomía que me trae a la memoria la de un abogado del sudoeste bonaherense y exalumno salesiano.
Sursum corda!

Anónimo dijo...

Ya que se habla de estadísticas. De Roma está saliendo un formulario de encuesta sobre el funcionamiento económico de muchas diócesis. Repito de muchas diócesis. No de todas. Entre ellas varias argentinas, sobre las cuales hay interés en echar claridad. Lo que se preguntan en Roma es cómo hará la Santa Sede para meterse en cuentas lejanas si no logra manejar del todo las propias. Igualmente aquellos obispos argentinos que saben que no gozan de la simpatía del papa por el conocimiento que tiene de sus tiempos locales, ya pueden empezar a revisar sus papeles o a armar las valijas .... Tal vez sea un modo de acelerar algunas jubilaciones que todavía no están en calendario.

scarpinoana@yahoo.com.ar dijo...

Es una pena que no incluyan en la encuesta a Don Minutella que cuenta con 120.000 suscriptores y si bien no predica a favor de j.bergoglio si lo hace con Benedicto xvi.Sus catequesis en un todo con el dogma,ilustrado por la tradicion y aconsejado por los Padres de la Iglesia lejos esta de ser ignorado.Vuestros articulos son esplendidos y catequisticos,ademas de ser tambien de opinion.Por eso estoy subscripta,uds. completan mi aprendizaje y me hacen reflexionar para emitir juicios.gracias