miércoles, 3 de julio de 2024

Dos noticias sobre la misa tradicional

 


Dos noticias relevantes han aparecido en las últimas horas. Ayer, el sitio alemán de referencia para el catolicismo tradicional, katolisch.de, publicaba la siguiente noticia:

Informe: No habrá más restricciones a la Misa Tradicional Latina por parte del Vaticano


PARÍS - ¿Desea el Vaticano restringir aún más o incluso prohibir la Misa Tradicional Latina? Varios blogs tradicionalistas han difundido el rumor de que pronto se publicará un nuevo documento al respecto. Sin embargo, ahora hay otra información.


Contrariamente a muchos rumores, por el momento no se publicará ningún nuevo documento del Dicasterio para el Culto Divino sobre una mayor restricción de la Misa Tradicional Latina. Según un informe del periódico francés “La Croix” del lunes, el Vaticano ha decidido no desmentir oficialmente los rumores que han estado circulando en blogs tradicionalistas durante semanas. Se añadió que es habitual dejar sin comentarios los rumores de este tipo para no darles ningún peso. Un alto representante del Vaticano calificó los rumores sobre un endurecimiento de las restricciones como “chismes” y “completamente infundados”.

Varias fuentes dijeron al periódico que los rumores posiblemente se debían a una mala interpretación de las decisiones romanas sobre ciertas comunidades o institutos. Una de ellas concierne a los Misioneros de la Divina Misericordia en el sur de Francia. Roma ha suspendido indefinidamente la ordenación de cinco seminaristas. Se está examinando si tendría sentido permitir que los futuros sacerdotes de la comunidad tradicionalista celebren la misa en la forma preconciliar, como prevén los estatutos de la comunidad. Tras el Motu Proprio Traditionis custodes de 2021, el Papa Francisco impuso una restricción a la Misa Tradicional Latina. Los sacerdotes ordenados después de su publicación y que deseen celebrar según el Missale Romanum de 1962 deben presentar una solicitud al obispo diocesano. Este último debe consultar al Vaticano antes de conceder el permiso.


Reproche a los representantes del Vaticano

Según un informe de los medios, el cardenal alemán Gerhard Ludwig Müller subrayó en una ordenación sacerdotal cerca de Chartres el pasado fin de semana que la liturgia preconciliar no cuenta con la aprobación de todos los representantes del Vaticano. El ex Prefecto de la Fe acusó a altos representantes del Dicasterio para el Culto Divino de perseguir tradiciones antiguas como la liturgia preconciliar porque ven “un mayor peligro para la unidad de la Iglesia” en esta liturgia que en la “reinterpretación del Credo”. Entre otras cosas, Müller informó sobre una conversación con un representante del Dicasterio para el Culto Divino, a quien había informado sobre la fidelidad de los jóvenes católicos a la fe en la reciente peregrinación tradicionalista en Chartres. El representante del Vaticano respondió a Müller que eso “no era en absoluto motivo de alegría, ya que esta Santa Misa se celebró en el antiguo Rito Latino Extraordinario”.

Desde hace varios días circulan rumores en los círculos tradicionalistas de que el Vaticano quiere restringir aún más la celebración de la Misa Tradicional Latina. Los rumores se intensificaron después de que el Papa Francisco recibiera en audiencia la semana pasada al prior del Instituto Cristo Rey, Gilles Wach. El instituto celebra la liturgia en la forma preconciliar. Inicialmente no se reveló nada sobre el contenido de la conversación. Posteriormente, el instituto informó que el Papa les había pedido que se mantuvieran fieles a su carisma.


Esperemos que los alemanes tengan razón. Por cierto, y como lo hemos hablado muchas veces, el caos francisquista y la persecución a los católicos tan propia de su pontificado ha generado saludables reacciones, como la del cardenal Müller, que no creo que otras épocas haya tenido particular simpatía por el mundo tradicional. 



La segunda noticia tiene que ver con una carta firmada por importantes personalidades del arte y la cultura que se publicó The Times (Londres) de hoy en la que se pide al Vaticano salvar la misa tradicional. Entre otros firmantes, se encuentran Bianca Jagger (nicaragüense, mujer de Mick Jagger), Lord Lloyd-Webber (compositor y productor teatral), Dame Kiri Te Kanawa (cantante lírica), Princess Michael of Kent (mujer del duque de Kent, tío del rey Carlos y miembro de la familia real), Sir Andras Schiff (pianista húngaro), Tom Holland (escritor e historiador), Lady Antonia Fraser (historiadora angloirlandesa) y Lord Fellowes of West Stafford (escritor, autor entre otros, de Downton Abbey). La noticia con el listado completo de los firmantes pueden consultarla en la página de la Federación Internacional Una Voce

La carta está acompañada por una nota escrita por el director y compositor Sir James MacMillan, que dice:


Señor,

El 6 de julio de 1971, The Times publicó un llamamiento al Papa Pablo VI en defensa de la Misa en latín firmado por artistas y escritores católicos y no católicos, entre ellos Agatha Christie, Graham Greene y Yehudi Menuhin. Se la conoció como la “carta de Agatha Christie”, porque, según se dice, fue su nombre el que indujo al Papa a emitir un indulto, o permiso, para la celebración de la Misa en latín en Inglaterra y Gales. La carta argumentaba que “el rito en cuestión, en su magnífico texto latino, también ha inspirado logros inestimables... de poetas, filósofos, músicos, arquitectos, pintores y escultores de todos los países y épocas. Pertenece, pues, a la cultura universal”.

Recientemente han llegado noticias preocupantes desde Roma de que la misa en latín va a ser desterrada de casi todas las iglesias católicas. Se trata de una perspectiva dolorosa y confusa, especialmente para el creciente número de jóvenes católicos cuya fe se ha nutrido de ella. La liturgia tradicional es una “catedral” de textos y gestos, que se ha ido desarrollando a lo largo de los siglos como esos venerables edificios. No todo el mundo aprecia su valor y es previsible que así sea; pero destruirla parece un acto innecesario e insensible en un mundo en el que la historia puede perderse en el olvido con demasiada facilidad. La capacidad del antiguo rito para fomentar el silencio y la contemplación es un tesoro difícilmente reproducible y, una vez desaparecido, será imposible de reconstruir. Este llamamiento, como su predecesor, es “totalmente ecuménico y apolítico”. Entre los firmantes hay católicos y no católicos, creyentes y no creyentes. Imploramos a la Santa Sede que reconsidere cualquier nueva restricción de acceso a este magnífico patrimonio espiritual y cultural.


El año pasado, reseñamos un libro editado por Joseph Shaw en el que se tratan detalladamente todos los pedidos que se hicieron a la Santa Sede para preservar la misa latina, desde 1966 hasta 2007. La primera petición fue iniciativa de la escritora italiana Cristina Campo quien pensó el pedir el apoyo de personas de la cultura y de las artes, más allá de su fe o práctica religiosa. Consiguió un buen número de adherentes, entre ellos, dos argentinos: Jorge Luis Borges y Victoria Ocampo.

La situación actual es un reflejo de la misma paradoja de los duros años ’60. Los católicos le decimos al Papa que si no le importa conservar la misa tradicional para la Iglesia como un acto de piedad y de respeto a la Tradición, que la conserve al menos para el mundo como un intangible monumento cultural. La diferencia es que Pablo VI era progresista pero un hombre indiscutiblemente culto y lector al menos de Agatha Christi, y por eso accedió al pedido. Francisco, en cambio, es una persona vulgar y escasamente cultivada. Es por eso que algunos proponen reunir las firmas de Riky Maravilla, el Polaco, la Bomba Tucumana y Lía Crucet a fin de ablandar su corazón. Tarea difícil. 

38 comentarios:

  1. Jaa... Aunque se hable de tradicionalismo hay que "aggiornarse" a los tiempos "abiertos", recuerde. Mejor las firmas de Paulo Londra, Nicki Nicole, Laly Espósito, y un peso pesado, Florencia de la V.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo le pediría la firma a Furia

      Eliminar
    2. Preparemonos para el indulto "Flor de la V". Al final el tipo este va a terminar haciendo más por el Santo Sacrificio que los neocones 🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣

      Eliminar
  2. Me parece que a Bergoglio lo que le interesa más es esa carta de famosos, porque siempre piensa en el qué van a opinar sobre mí. Y seguro que añade: "Es mejor que no haga nada, de lo contrario, no voy a poderme juntar nunca más con ellos. ¡Qué sería de mí sin fama"!

    ResponderEliminar
  3. Tengo entendido que Lía Crucet tuvo una gran conversión (evangélica) y actualmente tiene su salud muy deteriorada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tratándose de una bautizada católica que además algún tiempo profesó y vivió la verdadera fe, no sería apropiado hablar de una conversión "evangélica" sino de una caída –al menos material– en la herejía; sin que obste que hubiere enmendado algunas costumbres desordenadas del pasado o recuperado alguna forma de oración.

      Quiera Dios seguir obrando con su gracia en estos corazones para que se concrete en ellos la verdadera conversión, como también se afiance la nuestra, pecadores.

      - malleus

      Eliminar
    2. 𝘓𝘢 𝘥𝘪𝘧𝘦𝘳𝘦𝘯𝘤𝘪𝘢 𝘦𝘴 𝘲𝘶𝘦 𝘗𝘢𝘣𝘭𝘰 𝘝𝘐 𝘦𝘳𝘢 𝘱𝘳𝘰𝘨𝘳𝘦𝘴𝘪𝘴𝘵𝘢 𝘱𝘦𝘳𝘰 𝘶𝘯 𝘩𝘰𝘮𝘣𝘳𝘦 𝘪𝘯𝘥𝘪𝘴𝘤𝘶𝘵𝘪𝘣𝘭𝘦𝘮𝘦𝘯𝘵𝘦 𝘤𝘶𝘭𝘵𝘰 𝘺 𝘭𝘦𝘤𝘵𝘰𝘳 𝘢𝘭 𝘮𝘦𝘯𝘰𝘴 𝘥𝘦 𝘈𝘨𝘢𝘵𝘩𝘢 𝘊𝘩𝘳𝘪𝘴𝘵𝘪, 𝘺 𝘱𝘰𝘳 𝘦𝘴𝘰 𝘢𝘤𝘤𝘦𝘥𝘪𝘰’ 𝘢𝘭 𝘱𝘦𝘥𝘪𝘥𝘰. 𝘍𝘳𝘢𝘯𝘤𝘪𝘴𝘤𝘰, 𝘦𝘯 𝘤𝘢𝘮𝘣𝘪𝘰, 𝘦𝘴 𝘶𝘯𝘢 𝘱𝘦𝘳𝘴𝘰𝘯𝘢 𝘷𝘶𝘭𝘨𝘢𝘳 𝘺 𝘦𝘴𝘤𝘢𝘴𝘢𝘮𝘦𝘯𝘵𝘦 𝘤𝘶𝘭𝘵𝘪𝘷𝘢𝘥𝘢. 𝘌𝘴 𝘱𝘰𝘳 𝘦𝘴𝘰 𝘲𝘶𝘦 𝘢𝘭𝘨𝘶𝘯𝘰𝘴 𝘱𝘳𝘰𝘱𝘰𝘯𝘦𝘯 𝘳𝘦𝘶𝘯𝘪𝘳 𝘭𝘢𝘴 𝘧𝘪𝘳𝘮𝘢𝘴 𝘥𝘦 𝘙𝘪𝘤𝘬𝘺 𝘔𝘢𝘳𝘢𝘷𝘪𝘭𝘭𝘢, 𝘦𝘭 𝘗𝘰𝘭𝘢𝘤𝘰, 𝘭𝘢 𝘉𝘰𝘮𝘣𝘢 𝘛𝘶𝘤𝘶𝘮𝘢𝘯𝘢 𝘺 𝘓𝘪𝘢 𝘊𝘳𝘰𝘶𝘻𝘦𝘵 𝘢 𝘧𝘪𝘯 𝘥𝘦 𝘢𝘣𝘭𝘢𝘯𝘥𝘢𝘳 𝘴𝘶 𝘤𝘰𝘳𝘢𝘻𝘰𝘯. 𝘛𝘢𝘳𝘦𝘢 𝘥𝘪𝘧𝘪𝘤𝘪𝘭.

      Jajaja 😂
      Este párrafo resume genialmente la situación en la que nos hallamos.

      ¡𝘊𝘩𝘢𝘱𝘦𝘢𝘶, don Wanderer!

      - malleus

      Eliminar
    3. Monaguillo Sinodal5 de julio de 2024, 12:02

      Se nota que no conoce muy bien a Bergoglio... él no es ningún inculto, ni de poca formación. Aunque lo aparente es parte de su "máscara populista"..
      Le recuerdo que Jorge Mario fue, en una época, referente de los conservadores en Argentina, hasta hizo un prólogo al libro de A. Caponnetto.
      Bergoglio no es ningún tonto. Está dónde está y hace lo que hace justamente por todo lo contrario: obra tiranica y despoticamente no por su estupidez sino por su inteligencia.

      Eliminar
    4. Monaguillo, yo nunca dije que Bergoglio fuese tonto. Digo que es vulgar e inculto.

      Eliminar
    5. Monaguillo Sinodal
      Le dice usted a Don Wander -tal vez socarronamente- que no conoce bien a Bergoglio quien alguna vez prologó un libro de Antonio Caponnetto. Disculpe, pero me parece que usted lo conoce menos. Digo esto porque como tengo el honor de contar con su amistad, lo consulté sorprendido y me ha dicho que Bergoglio nunca le prologó un libro.
      Desde ya descuento que usted haya tenido mala intención, simplemente creo que está mal informado. Aún así, me parece que como escritor católico de amplia trayectoria, Caponnetto merece una disculpa dado que aquí y en el extranjero hay muchos lectores que habrán quedado tan sorprendidos como yo. Muchas gracias.

      Eliminar
  4. Bergoglio es impredecible. Él no se conduce según la milenaria doctrina católica como sus antecesores sino que sigue sus propios instintos. Hoy dice A y mañana puede decir Z sobre la misma materia y con la mayor naturalidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo diría que Bergoglio es mudable, como dice la canción:

      Bergoglio è mobile
      qual piuma al vento
      muta d'accento
      e di pensiero.

      Sempre un amabile
      leggiadro viso,
      in pianto o in riso
      è menzognero.

      Bergoglio è mobil
      qual piuma al vento
      muta d'accento
      e di pensier
      e di pensier
      e di pensier.

      Tachín, tachín, tachán

      Eliminar
  5. Uno de los problemas de la misa tradicional es que, en muchos casos, posee una carga ideológica, como también algunas celebraciones “creativas” de tipo progresista. Para los tradicionalistas, la misa en latín es teológicamente superior a la misa ordinaria. Para muchas personas no creyentes o no religiosas, es un rito espiritual y estéticamente más rico que la misa posconciliar, y de ahí que algunos artistas o intelectuales ajenos al catolicismo soliciten que se conserve por razones culturales. Es posible que esta consideración de la misa pueda tener un lado triste para algunos católicos, especialmente tradicionalistas, al reducir la misa a mera cultura. Llama la atención que la jerarquía vaticana apele a la unidad de la Iglesia, dado el grado de división interna que padece el catolicismo en todos los aspectos y que no parecen preocupar a muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo felicito, ni un obispo homosexual recién nombrado por Francisco lo hubiera dicho mejor. No creo que ese obispo sea usted, claro...

      Eliminar
    2. La misa tradicional tiene una carga ideológica porque desde que la impuso Montini por sus santas narices, los tradicionalistas (los conservadores ) la prefirieron y los que prefieren novedades, especialmente los que en esa época veían que el catolicismo podía ser un elemento de "cambio", se alinearon en masa con la nueva.

      Lo cual tampoco es extraño, porque la nueva misa ha perdido lo sagrado, lo que en principio favorece las ideologías, políticas o no, que se le puedan aplicar (como el jesuitismo, montonerismo, E.T.A....)

      Pero esto no es culpa de la misa, sino de los que la utilizan para sus propios fines.

      Hay que tener en cuenta que al dejar de ser algo sagrado, eso no quiere decir que la persona deje de buscar lo sagrado...porque lo encontrará en otras cosas, como la ideología.

      La misa tradicional es pues una barrera natural que impide el contagio con ideología

      (las ideologías no son otras cosas que fabricaciones humanas para conseguir y retener el poder y como banderín de enganche para los que les interesa por la razón que sea esa fabricación. No existen de ninguna manera en la naturaleza, sino quealguien las ha escrito en un papel. Salen las 7 que hay directamente de la revolución francesa. En el peor de los casos funcionan como la horma del zapato para doblegar a la persona con la guillotina, el gulag o los hornos crematorios)

      Mientras que la misa tradicional no sólo transmite verdades teológicas reveladas, sino que es la punta de lanza de una religión que se formó (por históricas razones en la filosofía helenística) en un humanismo objetivo que obliga a todos por igual y que efectivamente ha creado la civilización más humana y exitosa de la humanidad.

      Por mucho que se critique, y con razón, no se hace comparando con el resto de religiones e ideologías y culturas, olvidando también que todos somos humanos, no ángeles.

      Seguramente la regla habría que buscarla en "¿qué pasaría si esta norma sale mal o no sale como se esperaba?".

      En este sentido el absolutismo del pontificado autocrático de Bergoglio (que además tiene una fuerte carga política) introduce otro elemento, hasta ahora inédito e inesperado, sobre lo que puede ir mal y cómo nos podemos defender de sus maldades y sus consecuencias.

      Eliminar
    3. Al anónimo de las 6:32, no tan anónimo: deje de usar los servidores del dicasterio, se lo identifica fácilmente.

      Eliminar
    4. Anónimo de las 13:57, supongo que usted es el mismo que el de las 6:32, así que copio textual: primero dice que "la misa tradicional TIENE UNA CARGA IDEOLOGICA" y sobre el pucho asegura que "la misa tradicional es pues una barrera natural QUE IMPIDE EL CONTAGIO CON LA IDEOLOGÍA". ¿En qué quedamos entonces, la misa tradicional tiene o no tiene una carga ideológica? Porque si primero no se pone de acuerdo con usted mismo, ¿cómo podrá hacerlo con los demás?

      Eliminar
    5. Fuenteovejuna 4 de julio.

      Según entiendo yo el escrito, la primera "carga ideológica" es por default y dada por los de fuera.

      En ese momento los seguidores del nuevo rito se adscribirán a las ideologías del tiempo (socialismo, comunismo, maoísmo etc)

      Pero desde luego estoy de acuerdo con que todas las ideologías son más falsas que Judas y que, añado yo de mi cosecha, no han traído más que horrores a la humanidad. Seguro porque reniegan de Dios y de Su santo temor.

      Eliminar
    6. Anónimo de las 11:02
      No entiendo qué es eso de que la Misa Tradicional tiene una carga ideológica por "default".
      Y también me resulta poco claro que esa carga ideológica que desvirtúa la Misa de siempre es "dada por los de fuera".
      Desde ya descarto que los tradicionalistas sean tan tontos como para no darse cuenta que esos progres de fuera -que imagino serían más astutos que ellos- les quieran llenar la cabeza de ideologías sin que puedan percibirlo.
      Si nos pudiera dar un par de ejemplos de esa carga ideológica que les inoculan discretamente, tal vez podría entender mejor su postura y así poder contestar.

      Eliminar
    7. La misa tradicional no puede poseer carga ideológica pues fue anterior a la creación de esas aberraciones. Muy diferente es que los modernistas (ideologizados) quieran ver carga ideológica en ella.

      Eliminar
    8. Claro que se le puede añadir "carga ideológica" al Rito Romano.
      No seamos estúpidos.
      El Rito por sí solo no es una panacea que impida todo error ni ideología, si así fuera, jamás habríamos llegado a esta situación, para empezar.
      Por ejemplo, muchos "tradicionalistas" son demasiado tradicionalistas, es decir, persiguen "lo tradicional" porque es "tradicional" más que por la verdad que haya en eso, o creen que "lo tradicional" se resume en el statu quo de la Iglesia de principios del siglo XX... eso es una ideología, y una estupidez.

      Para defender el honor debido a Dios, que de eso se trata fundamentalmente la batalla por el Rito Romano, no hace falta exagerar ni inventar argumentos esteticistas ni cerrar los ojos a la realidad.
      Por eso vengo denunciado el "tradismo" como corrupción y parodia del sano tradicionalismo católico, que lo hace risible y hasta repudiable.

      Eliminar
  6. Sí; todo es está muy bien.

    Pero si Bergoglio accede con paternal caridad que no tiene a las peticiones de esas personalidades, se pararía la protestantización forzosa de los católicos.

    Y si los católicos no se protestantizan, no se pueden unir a los "hermanos separados", esto es, los herejes anglicanos, luteranos y calvinistas.

    Entonces ¿a quién perjudica eso?

    Al NACIONALISMO de los paises donde esas herejías son religiones de Estado (Alemania, Suecia, Dinamarca, Noruega, Finlandia, Inglaterra, Escocia, Holanda...) o tienen grandes minorías (Suiza, Francia, Hungría )

    Ahora bien, el nacionalismo es una ideología política, propia del siglo XIX y parte del XX, (muy relacionada con las clases medias, esto es, con estructuras económicas comerciales e industriales, y con importantes consecuencias económicas: crear monopolios comerciales en el Estado para la burguesía) que muchas veces compite con la religión (Alemania nazi) o incluso la suplantan (en España, el Pais Vasco y Cataluña, que hasta los años del Concilio eran ejemplo del catolicismo ultramontano)

    Entiendo que hubo fuertes presiones antes de la Segunda Guerra Mundial y después, como también hubo influencia del comunismo, porque todo el mundo creía, empezando por el progresista Montini, que el futuro de la humanidad era el comunismo y que había que estar a buen con los verdugos.

    Bien, todo cambia "panta rei" (traducción: "no somos nadie") y como dicen los cartujos, "Stat crux dum volvitur orbis"

    (traducción: "siéntate a la puerta de tu casa y verás el cadáver de Bergoglio pasar)

    ResponderEliminar
  7. En verdad eso pasa es triste, pero es una realidad, es algo que lei aca https://www.pensamientoserio.com/2024/07/a-proposito-de-la-persecucion-del-vetus.html
    es verdad, esta en la misma linea de este texto.

    ResponderEliminar
  8. El enlace a The Times citado en su entrada corresponde a la nota publicada por James MacMillan ("Traditional Latin Mass is a jewel that must be treasured").
    La carta, titulada "Latin Mass at risk", se publicó en "Letters to the Editor", y se puede leer, junto al resto de cartas de ese día, en el siguiente enlace:
    https://www.thetimes.com/article/1836658d-5527-49a6-853c-059ddafef12b?shareToken=6252b61cdfb9c755f3eb1c3eed1c5551

    ResponderEliminar
  9. No se si esa sarta de personajes que sugieres que firme la carta sería efectiva pero conozco de uno que estoy segura con el que Francisco se derretiría y accedería a sus peticiones y se trata del artista neoyorkino Andrés Serrano, el mismo que fotografia crucifijos sumergidos en su propia orina, y que tan buena relación tiene con Francisco. No me cabe duda alguna de que si ese asqueroso firma la carta, la Misa Tridentina permanecerá. Lo triste es que seguro que además el tal Serrano estaría genuinamente deacuerdo con la continuidad de la Santa Misa Tridentina. No es lo mismo blasfemar contra una fe con misa de payasos y travestis, que contra una fe con una Misa que conmueve y te acerca a Dios. Seamos astutos y vayamos a conseguir la firma de ese asqueroso amigo de Bergoglio, el tal Serrano. https://www.complicitclergy.com/2023/06/28/pope-francis-gives-thumbs-up-to-artist-who-submerged-a-crucifix-in-glass-of-urine/

    ResponderEliminar
  10. En el mundo tradicional, son pocos los que abrigan dudas que la Iglesia está ocupada por sus enemigos, llámeselos como se los llame. De modo que si prohibiesen la Misa Tradicional en forma radical, que no creo, sería una gran cantidad de católicos los que pasaríamos a la clandestinidad, entendida ésta como un estado de apartamiento de la jerarquía ordinaria... muy ordinaria. Total, mucho no sirven ni a Dios ni a los fieles, salvo escasas, muy escasas y bastante berretonas excepciones. Se autoproclaman sucessores de los Apóstoles, pero más bien parecen serlo de Judas. El reciente caso de las clarisas españolas es un botón de muestra: al obispo le importa un bledo el alma de las monjas así que las excomulga como si nada, sin intentar ningún medio extremo para retenerlas; ni bajarse al llano para en su búsqueda, como hiciera el buen pastor de la Parábola del Señor. Dar la vida por las ovejas o dejar en babia la vida de las ovejas. He ahí el dilema moderno...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hables de lo que no sabes. Monseñor Iceta, el obispo de Burgos, ha intentado por activa y por pasiva hablar con las esponjas pero no han querido recibirlo. Utilizó la excomunión como último recurso. En cuanto a qué se autoproclaman sucesores de los apóstoles... Es que lo son. No se autoproclaman nada

      Eliminar
    2. No señor mío.

      El que no tiene razón es usted ni el malvado Bergoglio.

      Quieren robar a las monjas y ellas, con mucha razón, no se dejan.

      Nosotros deberíamos solidarizarnos con los débiles, no con los abusones.

      Pero mira cómo Bergoglio no excomulga a los obispos alemanes cismáticos; ni tampoco a los jesuitas sodomitas...

      Al amigo de Satanás, ¡ni agua!

      La los obispos de la Iglesia latina no son sucesores de los Apóstoles, sino de Pedro.

      Pero ¿están transmitiendo su doctrina? ¿o todo es una excusa para tener poder y oprimir al Pueblo de Dios?

      Eliminar
  11. Los alemanes citan a los franceses.

    ResponderEliminar
  12. GASTÓN: Acaban de notificar que la peregrinación anual a Covadonga de Nuestra Sra. Cristianada no podrá celebrar la Misa Tradicional en la Basílica por mandato del dicasterio del culto divino. Van a celebrarla en el campamento antes de la última jornada y cerrarán con un Te Deum en la Basílica. Esto es lo que hay de momento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sucedió lo mismo con la peregrinación argentina, el año pasado.
      No permitieron celebrar la Santa Misa en la Basílica de Luján y hubo de celebrarse antes, en el campamento.

      Eliminar
    2. Pero, ¿por qué no?

      Quiero decir, ¿qué importa una misa de 1/2 hora en un idioma que nadie entiende celebrada en el fin del mundo una vez al año?

      ¿Es un acto de poder absoluto?

      ¿De maldad absoluta?

      Eliminar
  13. Que manía con censurar la milenaria Santa Misa tradicional.

    Fue la Misa del 99% de Santos declarados oficialmente por la Iglesia Católica y nunca prohibida, ni siquiera por el último Concilio.

    Que se lo hagan mirar, hombre!

    ResponderEliminar
  14. En España, se ha dado a conocer hoy, la siguiente prohibición:

    https://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=49888

    ResponderEliminar
  15. “El ex Prefecto de la Fe [card. Müller] acusó a altos representantes del Dicasterio para el Culto Divino de perseguir tradiciones antiguas como la liturgia preconciliar porque ven “un mayor peligro para la unidad de la Iglesia” en esta liturgia que en la “reinterpretación del Credo”. Con respecto a una misa celebrada en Chartres un representante del Dicasterio para el Culto Divino, se expidió diciendo: “no era en absoluto motivo de alegría, ya que esta Santa Misa se celebró en el antiguo Rito Latino Extraordinario”.
    A la luz de tales palabras entiendo que en opinión del Prefecto emérito de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Card. Gerard Müller, algunos representantes del Dicasterio Para el Culto Divino, con tales expresiones no sólo se comete la infamia de despreciar públicamente el valor de la Misa Tridentina, sino también la de considerar a ésta como un motivo de desunión más grave que el que implicaría una herética “relectura” del mismo Credo de la Iglesia. Esto es, por la decisión del actual gobernante de la Iglesia, se le está dando al rito del “Novus Ordo” una mayor relevancia que la que conviene al mayor dogma de Fe de la Iglesia Católica. Con lo cual, en la práctica, se está homologando el rito de Novus Ordo con la Verdad de fe. De esta suerte, a tal punto se está ponderando el nuevo rito que, se está haciendo depender de ella la unidad de la Iglesia, y, por lo mismo, solapadamente se está acusando a los defensores de la Misa Tradicional de promover un nuevo cisma en la Iglesia. Todo lo cual, en mi humilde opinión, no hace más que poner en evidencia el espíritu francamente rupturista respecto de la bimilenaria tradición de la Iglesia que anima a sus actuales conductores De donde surge mi duda acerca de sí no es precisamente la prohibición de la celebración de la misa según el antiguo rito, y no su celebración conforme a éste, la que, en el fondo, promueve el drama de un nuevo cisma en la Iglesia católica.
    Digo, por la indubitable relación que el antiguo rito guarda con el Sagrado Depósito de la Fe, lo cual no me parece que sea tan claro en el nuevo rito.
    ¡Señor guarda a la Iglesia! ¡Alabado sea Jesucristo!

    ResponderEliminar
  16. Me parecería bien que Francisco prohíba la Misa Tradicional. Para los conservadores como el Padre Santiago Martin una división es una es una tragedia, todo debe arreglarse hablando, nunca una piña ni un grito y menos que menos un portazo. Pero esto pondrá negro sobre blanco las cosas y cada uno tendrá que elegir si quedarse en Babilonia o salirse. Jesucristo no vino a traer la paz sino la guerra, ni a unir sino a desunir. Él inició un proceso de separación del trigo y la cizaña al que se le pondrá el moño el día del Juicio. En la última cena pidió que sean uno, los suyos, no con los del "otro", ni unidad con el mundo, si no separación del mundo. Después de segar y trillar hay que sacudir el trigo para que el viento se lleve la paja y quede el grano.

    ResponderEliminar
  17. Creo útil recordar las siguientes palabras de Pablo VI a su amigo y confidente Jean Guitton:

    “Reconozco que la diferencia entre la liturgia de San Pío V y la liturgia del Concilio (a menudo llamada, no sé por qué, liturgia de Pablo VI) es muy pequeña. En apariencia, la diversidad [en el ofertorio de las dos Misas] se basa en una sutileza. Pero esta misa llamada San Pío V, vista en Ecône, se convierte en el símbolo de la condena del Concilio. Ahora bien, nunca aceptaremos, bajo ninguna circunstancia, condenar al Concilio mediante un símbolo”.
    “Si se aceptara esta excepción, todo el Concilio correría el riesgo de vacilar. Y, en consecuencia, la autoridad apostólica del Concilio.” (Jean Guitton, Paul VI Secreto, editorial San Paolo, Milán, 4ª edición, 2002, versión completa en francés de David M. Turoldo y Francesco M. Geremia, pp. 143-144-145 – Título original Paul VI Secret, Desclée de Brouwer, París).

    Recordemos también a San Pío X, en Pascendi Dominici Gregis:

    "38. En toda esta exposición de la doctrina de los modernistas, venerables hermanos, pensará por ventura alguno que nos hemos detenido demasiado; pero era de todo punto necesario, ya para que ellos no nos acusaran, como suelen, de ignorar sus cosas; ya para que sea manifiesto que, cuando tratamos del modernismo, no hablamos de doctrinas vagas y sin ningún vínculo de unión entre sí, sino como de un cuerpo definido y compacto, en el cual si se admite una cosa de él, se siguen las demás por necesaria consecuencia . Por eso hemos procedido de un modo casi didáctico, sin rehusar algunas veces los vocablos bárbaros de que usan los modernistas".

    Son dos religiones diferentes...

    ResponderEliminar