jueves, 8 de marzo de 2018

Curiosos asesores del Papa Francisco

El pontificado del Papa Francisco está haciendo agua. Desde este blog lo anunciamos precisamente el día 13 de marzo de 2013, y ahora parece que todos se están dando cuenta, incluso los de afuera, esos mismos que en su momento eran los que más lo aplaudían. Por caso, acaba de aparecer un libro de Philip Lawler: Lost Shepperd. How Pope Francis is misleading his flock (Pastor perdido. Cómo el Papa Francisco está desorientando a su rebaño), del que pueden leer aquí una buena reseña que se titula Un papado de contradicciones, y el autor da en una de las teclas. Lo de Bergoglio es pura zanata o palabrerío vano. Y un modo irrefutable de demostrarlo es viendo lo que hace y, en esta ocasión quiero llamar la atención acerca de la calidad de sus asesores, o al menos de dos de ellos. 
El primero es noticia de hace algunos meses pero que sigue siendo asombrosa, o mejor dicho, sigue siendo asombroso que nadie haya dicho nada al respecto, excepto Sandro Magister. 
En el mes de diciembre fue nombrado Mons. Gustavo Zanchetta como “asesor” de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), una entidad que maneja más de 5.000 propiedades del Vaticano y, con algunas otras moneditas, administra la friolera de $3200 millones de dólares. Allí reporta al presidente que es el cardenal Domenico Calcagno, quien posee algunas denuncias en su contra por malversación de fondos cuando era obispo de Savona como ha sido ampliamente reportado por los medios de prensa italianos y explicado en detalle en el libro The Dictator Pope.
El caso es que Mons. Zanchetta posee antecedentes muy similares a los del cardenal. Era sacerdote de la diócesis de Quilmes, una de las más progresistas de Argentina. Allí protagonizó varios escándalos: abuso de poder y desmanejos financieros, mientras era vicario económico de todos los colegios de esa diócesis. Cuando se conoció su nombramiento episcopal, se organizaron  campañas promovidas por  sacerdotes y fieles de Quilmes, pidiéndole al papa Francisco que no lo promoviera, las que fueron aventadas en los medios y no tuvieron resultado.  
Ocupó la sede de la pequeña y pobre diócesis de Orán en el norte argentino sólo cuatro años. En agosto de 2017 sorpresivamente renunció a su cargo y se alejó inmediatamente, aduciendo graves problemas de salud, buscando la cura de sus males en la ciudad de Corrientes que, como todos sabemos, posee los centros de salud más avanzados de todo el planeta… 
Los medios de prensa argentinos reportaron que motivo era nuevamente un desfalco financiero: sus vínculos con el poder político le habrían llevado a obtener dineros que no tuvieron un fin claro y se perdieron en el camino. Además, se conoció un episodio con ribetes de escándalo: ante un habitual requerimiento de la la gendarmería de revisar su automóvil mientras viajaba -esa zona de Argentina es conocida por alto nivel de narcotráfico- se negó de malos modos invocando su carácter episcopal.
Resulta muy curioso que el organismo de la Santa Sede encargado de manejar tamaña fortuna haya sido puesto en manos de dos personajes que han sido severamente cuestionados por opacidades en el manejo de los fondos diocesanos. Nadie está libre de debilidades, pero resulta elemental alejarse de la tentaciones que podrían a prueba esa debilidad. ¿A quién se le ocurriría poner a lobo a cuidar ovejas, o a David de mayordomo de la casa de Urías, o a Mons. Battista Ricca de capellán de la Guardia Suiza? 
Vamos a un segundo caso, mucho más reciente, referido al señor Juan Grabois, un abogado de 35 años y dirigente social izquierdoso de los más levantiscos contra el gobierno del presidente Macri. En junio de 2016, el Papa Francisco lo nombró nada menos que consultor del Pontificio Consejo Justicia y Paz. Hasta aquí no habría mucha novedad visto el afán del pontífice de inmiscuirse en la política interna del país. Lo curioso del caso es que en un reciente reportajeGrabois demostró su total ignorancia de los principios más básicos de la fe, o mejor aún, del catecismo. El periodista que lo entrevistaba, Luis Novaresio, agnóstico y abortista entre otras varias lindezas, le tuvo que explicar la diferencia entre purgatorio y limbo, y Grabois confesó desconocer si después de la muerte hay cielo e infierno, aduciendo que a él lo echaron de las clases de catequesis. 
Tenemos, entonces, a  consultor de un dicasterio vaticano confiesa desconocer los puntos más básicos y elementales de la doctrina católica. No es el caso que no cree en ellos, sino que sencillamente no sabe.  ¿Qué pensaríamos, por ejemplo, de un jefe de estado que nombrara como consultor de su ministerio de economía a quien no supiera qué es un préstamo, qué son los bonos soberanos y qué son los intereses? Pues pensaríamos que estamos hablando de un país africano, o de una república bananera, o de una nación peronista. Pues pareciera que ese es también el caso del Santo Padre.  

18 comentarios:

Anónimo dijo...

"Lo de Bergoglio es pura zanata". Sí, claro, que hasta el mismísimo Loris Zanatta le dijo a Longobardi que el Papa no tiene importancia, que se ha convertido en un personaje irrelevante...

Anónimo dijo...

A Grabois basta y sobra con verle la cara para no nombrarlo nada en ningún lugar. Y mandarlo a bañarse.
Hilbert

Anónimo dijo...

Bergoglio siempre se distinguió por nombrar a marginales impresentables, gusta de rodearse de personas que por sí mismas no destacarían por nada. Tiene un rechazo a los méritos y a los reconocimientos objetivos, todo es puro voluntarismo de su poder episcopal y pontificio.

Johannes dijo...

Wanderer, me permito sugerirle un tema para un próximo artículo. El blog enlazado de la Asociación Litúrgica Magnífica ha publicado hoy la segunda y última parte de la conferencia del Prof. Augusto Merino Medina en el III Congreso Summorum Pontificum de Santiago de Chile. En sus conclusiones, el Prof. Merino dice:

"3. En esta ponencia creemos haber contribuido a probar la imposibilidad de que se sostenga esa figura ficticia, contradictoria “ex hypothesi”, de un rito con dos formas."

La existencia de un rito con dos formas no es una hipótesis ficticia ni mucho menos contradictoria, porque es precisamente el caso del rito litúrgico bizantino, cuya forma extraordinaria es la Liturgia de S. Basilio, celebrada 10 veces en el año, y su forma ordinaria es la Liturgia de S. Juan Crisóstomo, elaborada a partir de la Liturgia de S. Basilio y de la Anáfora de los Doce Apóstoles.

Una cosa es afirmar que la forma extraordinaria del rito romano promulgada en 1969 es altamente deficiente, y otra cosa muy distinta es afirmar que la existencia de dos formas en un mismo rito es una hipótesis contradictoria e imposible, porque el caso fáctico del rito bizantino desmiente categóricamente lo segundo.

El artículo del Prof. Merino menciona la Liturgia de S. Juan Crisóstomo afirmando su identidad de contenido con el rito romano, pero omite mencionar que el rito bizantino incluye también la anterior Liturgia de S. Basilio.

Wanderer dijo...

Estimado Johannes, estuve presente en la conferencia del Dr. Merino, y pensando y repensando el tema, creo que su objeción es válida. Le agradezco el aporte.

Anónimo dijo...

No es una contradicción el que haga agua. Es parte del mensaje ecologista.
Sólo hay que analizar si sirve para agua bendita o si es destilada únicamente.
En cuanto al posible faltante de fondos o su posible desvío, debe tenerse en cuenta que muchas veces el dinero (Y más si es cuantioso) se suele escurrir como el agua entre los dedos.
Dulce Manantial, Hache dos ceros.

Anónimo dijo...

Sobre el off topic: tal vez no sea contradictoria la existencia de un rito con forma "ordinaria y extraordinaria"... Habría que ver si la Misa de Pablo VI y la Tradicional cumplen con los extremos requeridos o realmente son dos ritos diferentes...

Anónimo dijo...

Off-topic:
a raíz del próximo tratamiento en el Congreso de la Nación del asunto de público dominio, ¿pensará el Episcopado Argentino recordar a los legisladores católicos el Canon 1398 del Código?, ¿o les parecerá de mal gusto hacerlo?.

Johannes dijo...

Erratum más que obvio en mi comentario anterior. Quise decir "Una cosa es afirmar que la forma ordinaria del rito romano promulgada en 1969 es altamente deficiente,".


Pensador dijo...

Off topic: Johannes, creo que en parte la afirmación de Medina debe entenderse partiendo de que, al mismo sentir de Klaus Gamber, el nuevo rito ni siquiera es romano.

Hipótesis posibles:

1) No existen dos formas de un mismo rito (hay que ver en que se diferencian las liturgias bizantinas para ser dos formas distintas y si ese es el caso análogo del rito occidental)

2) Al ser el rito nuevo algo distinto del romano, nunca podría ser una segunda forma del mismo.

3) Así como se cuestiona la autoridad papal para modificar un rito existente al punto de destruirlo, ¿que autoridad existe realmente para crear uno nuevo?


Pensador dijo...

Releyendo la ponencia, advierto que tal vez la frase de las conclusiones no esta dicha en sentido general, sino en sentido particular refiriéndose al tema del rito romano.
Queda mas claro al reducir la afirmación a la Iglesia Latina.

"Y lo que ha ocurrido es que el Consilium simplemente creó, en reemplazo del rito romano, un nuevo rito con la intención de reemplazar al rito anterior[1]; rito nuevo que fue aprobado por Pablo VI e impuesto a la Iglesia a partir de 1970. Sobre el porqué de querer seguir llamándolo “rito romano” siendo tan diferente del anterior al que pretendió reemplazar, diremos algo en un momento[2].

Existe hoy, pues, en la Iglesia romana, y a partir de 1970, un nuevo rito, con su forma propia, que se agrega a los varios ya existentes: el rito romano, el rito ambrosiano, el rito mozárabe, el rito de Salisbury o Sarum, el rito de Braga, y los ritos propios de varias órdenes religiosas (algunas veces considerados meros “usos”). Creemos que el asunto es, a estas alturas, meridianamente claro: no hay solo un rito romano con “dos formas”, cosa que es, ex hypothesi, imposible a la luz de lo que hemos planteado previamente, sino que hay, en la Iglesia latina, dos ritos predominantes: el rito romano y el rito de Pablo VI[3]."

Âνδρέας dijo...

Estoy con Pensador en lo que dice.
Yo creo que el caso de la liturgia bizantina no es análogo al monstruo introducido por Summorum Pontificum. Sin ser un experto, creo que en todo caso es análogo al mismo Rito Romano (tridentino) que tiene fiestas y solemnidades diversas: la dos "formas" de la liturgia bizantina sólo serían grados de solemnidad, si se quiere. En todo caso, los bizantinos al tratar de ellas, ¿las consideran dos formas del mismo rito?

Johannes dijo...

Pensador, le respondo a riesgo de abusar de la paciencia del anfitrion, para evitar lo cual justamente había sugerido un artículo sobre el tema.

El Prof. Merino no se limita a negar que el rito romano tradicional y el de 1969 puedan ser formas de un mismo rito, sino que formula una tesis general, como puede leerse en la primera entrada de su ponencia, la cual concluye (cito):

"lo que define y configura al rito es el lenguaje verbal concreto o poético y el lenguaje no verbal en sus diversas manifestaciones. [...] En otros términos, lo que define y configura a un rito es su forma. Es por esta razón que un rito sólo puede tener una forma si ha de comunicar una sola cosa."

Pues bien, el rito bizantino tal como rige hoy en las Iglesias Católicas de ese rito y en las Ortodoxas, incluye tres liturgias (y no sólo dos como dije antes) en las que hay consagración, más la de Dones Presantificados equivalente a la del Viernes Santo del rito romano:

- la de Santiago, celebrada el 23 de octubre,
- la de S. Basilio, celebrada 10 veces en el año,
- la de S. Juan Crisóstomo, celebrada habitualmente.

Por lo tanto, dado que esas tres liturgias pertenecen al rito bizantino, habría que examinarlas para discernir si ellas difieren -o no- lo suficiente entre sí en "el lenguaje verbal concreto o poético y el lenguaje no verbal" para ser -o no- diferentes formas de ese rito. En ausencia de ese examen y discernimiento, entiendo que no se puede afirmar a priori que las tres liturgias son la misma forma, por lo que no se puede afirmar a priori la tesis del Prof. Merino.

Anónimo dijo...

Qué manía extraña la de Bergoglio de rodearse de gente con problemas serios de personalidad !!!
Este obispo no tiene equilibrio psíquico ni afectivo, no puede estar al frente de responsabilidades respecto a personas ni bienes.

Anónimo dijo...

Tenga cuidado,Wanderer, con el Papado de la misericorditis, no sea que le pase lo mismo que a Infovaticana....

https://infovaticana.com/2018/03/08/el-vaticano-contrata-a-baker-mckenzie-para-cerrar-infovaticana/

Anónimo dijo...

Cuando sos mediocre te rodeas de mediocres que no te opaquen.
Benigno

Anónimo dijo...


Feliz día en el Señor, y feliz regreso

Les seguiré atentamente, y con gran deleite, como hacía anteriormente.

¿Puedo publicar en mi blog la entrada sobre el aborto del Padre Diego de Jesús?

Me parece de una importancia extrema lo que comenta. Todos los confrontaciones públicas se orientan hoy en día desde un punto de vista puramente natural y, lo peor, es que de puertas para dentro de la Iglesia también se hace así.

saludos, Capitán Ryder

Blog: http://iotaunum.com/

Guillermo dijo...

Estimado Wanderer: Cualquiera que conozca el accionar del creador del Peronismo y el accionar de sus metastatis : lopezreguismo, menemismo, kirchnerismo, encuentra fácilmente un lugar común : siempre lacayos útiles al líder e inútiles por si mismos, es decir el ignorante de Grabois y cía, son lo que representaron para el General Isabel o Campora por ejemplo, y hasta la misma Cristina y demás nulidades para Nestor K. Es el típico accionar peroncho y el Cardenal Primado sucesor del actual Santo Padre, es el ejemplo mas claro. Saludos.