sábado, 13 de febrero de 2021

Si esta no es la apostasía...

 

En nuestra imaginación, muchos de nosotros deseábamos vivir tiempos gloriosos. Aburridos de lo prosaico de nuestras vidas en el mundo gris que habitamos, envidiábamos a los cruzados, a los cristeros o a los católicos españoles de la Guerra Civil. Se trataba de épocas y circunstancias heroicas, donde los bandos estaban perfectamente delimitados. Del otro lado estaban los musulmanes, o los masones anticristianos o los rojos. No había duda. Se necesitaba solamente ser virtuoso para mantenerse firmes en la fe, lo que no es poco. 

Sabiendo que no podíamos volver al tiempo pasado, deseábamos entonces ser parte del pequeño rebaño, de los católicos de los últimos tiempos. Sabíamos, porque las profecías y los exégetas nos lo habían dicho, que vendría una gran apostasía, incluso de los obispos y quizás del mismo Papa, que sería apenas un puñado el que permanecería fiel y que, además, sería duramente perseguido. E imaginábamos los acontecimientos que marcarían esa época: obispos firmando actas de apostasía, como Lutero o Calvino, o al Vicario de Cristo rindiendo culto a alguna divinidad pagana. Es decir, siempre pensamos que los bandos estarían claramente delimitados como lo estuvieron en las cruzadas, o en México, o en España.

Yo no sé si estamos en los últimos tiempo, pero lo que sí sé es que estamos en tiempos muy confusos en los que pareciera —y sólo pareciera—, que algunas de esas profecías se están cumpliendo. No tenemos a Júpiter entronizado en el altar de la basílica de San Pedro; tenemos a la Pachamama sentada en los jardines vaticanos y rodeada de monjas y frailes que le rinden culto con cantos e inciensos, en presencia del Papa Francisco, y la tenemos luego paseándose por las aulas sinodales, llevada en andas por obispos. 


Tampoco tenemos apostasías solemnes y formales pero tenemos hechos que se le parecen mucho. Y se cuentan por cientos. Yo quiero detenerme en esta ocasión en uno muy reciente y por demás significativo:

El sábado 6 de febrero, en una parroquia salesiana de Ushuaia, se celebró públicamente la “unión matrimonial” de dos hombres, uno de ellos identificado como “trans”, y que “vestida completamente de negro, y con un ramo de flores en las manos, rodeadas por un lazo con los colores del orgullo gay, explicó que el color de su vestido era un homenaje a ‘todas las compañeras que no pudieron cumplir con este sueño’”. La noticia puede ser leída aquí. Según se explica, en la ceremonia se leyó el Evangelio, se realizó la promesa de fidelidad de los “cónyuges”, se rezó el Padre Nuestro y el Ave María, y comulgaron los novios y varios de los 60 feligreses presentes. No faltó nada para simular un sacramento que no existió. Y tampoco faltó su carácter público y hasta oficial. Asistió el gobernador de la provincia de Tierra del Fuego, él mismo ex-novicio salesiano y con una vida sexual más bien ajetreada como puede verse aquí, y la ex gobernadora Fabiana Ríos, que no fue novicia pero cuya vida privada tiene rasgos ambiguos, por decir lo menos. 

La noticia periodística afirma que tal ceremonia se hizo con el acuerdo del obispo, en este caso, Mons. García Cuerva, a quien ya conocimos en este blog. Sin embargo, al día siguiente, el obispado emitió un comunicado en que se dice que no se había autorizado esa celebración y que, además, se había “advertido convenientemente” al sacerdote oficiante. La cuestión fue saldada fácil y rápidamente. El escándalo, en cambio, no. Y tampoco el desprecio por la doctrina y el dogma de la fe católica.

Paralelamente, durante el 2020 el mundo entero conoció los desmanes protagonizados en la diócesis de San Rafael por su obispo, Mons. Eduardo Taussig, en su desesperación por ser obedecido y alinearse con los diktat del gobierno mundial. Cerró su seminario diocesano porque los seminaristas se negaban a comulgar en la mano —el menos esa fue la razón aducida—, y ha castigado a varios sacerdotes porque se han atrevido a dar la comunión en la boca a algunos fieles pertinaces y piadosos que pretenden hacer valer sus derechos. Estos sacerdotes han sido suspendidos, se les han revocado sus licencias o han sido trasladados de destino, y se espera que el próximo mes se produzca un gran remezón con varios párrocos decapitados. 

Lo que tenemos, entonces, es que un hecho gravísimo como el ocurrido en Ushuaia, impensable hasta hace algunas pocas décadas y que, si se hubiera dado, habría acarreado la sanción más severa y definitiva a los protagonistas, merece apenas una “advertencia” episcopal. Por otro lado, la práctica habitual de toda la iglesia universal a los largo de más de un milenio —recibir el cuerpo del Señor en la boca—, es castigado durísimamente y prohibido con solemnes decretos que pareciera promulgados por la cancillería de algún príncipe obispo elector del Sacro Imperio.

Alguien podrá aducir que se trata de dos casos puntuales, o que uno de los protagonista no está en sus cabales. Y no es así. La Conferencia Episcopal Argentina guarda silencio, siendo tan pronta para hablar en otros casos. La nunciatura guarda silencio, y la Santa Sede guarda silencio. Y sabemos que el que calla, otorga.

Yo pienso que, si esta no es la apostasía… pasa raspando. 

33 comentarios:

Anónimo dijo...

Habria que sumar a lo expuesto las "apostasías" de los seminarios y Universidades (ex) católicas. El lobby gay ha tomado el poder dentro de la Iglesia. Se ha designado como Secretaria de Extensión Universitaria de la UCC a una persona transgénero. Y se ha designado como co responsable de unaa de sus carreras (relacionada con la inteligencia emocional) a un líder del movimiento LGBT+, quien posee alto perfil mediático y ha cuestionado públicamente a la Iglesia (antes de formar parte de los cuadros académicos de la UCC)

Anónimo dijo...

Si estuvo expuesta en el vaticano una estatua de Moloch, idolo pagano asociado al sacrificio de niños, que podemos esperar. Esto comenzó a ser público a partir de la elección irregular y nula de Francisco

Anónimo dijo...

Coincido plenamente!

A.G.

Anónimo dijo...

Qué pasa en la Patagonia?
El gobernador de Tierra del Fuego es probablemente un violador de albañiles sodomita.
Santa Cruz es un feudo kirchnerista creo desde el regreso de la democracia.
Rio Negro tiene leyes sobre "muerte digna" y aborto desde hace muchos años.
https://www.rionegro.com.ar/eutanasia-y-muerte-asistida-PFHRN2007816082002/

Y corroboramos hace poco que diputados y senadores patagónicos son muy preponderantemente abortistas.
Y ahora esto.

Tal vez meo fuera del tarro, pero creo que las políticas de Estado que tuvimos para poblar la Patagonia, desde permitirles jubilarse muy temprano con 25 inviernos, la "promoción industrial" de Tierra del Fuego, la creación de muchas provincias con sus respectivas administraciones, tuvieron una mala influencia. Deberían haber dejado que se poblara naturalmente con gente a la que le guste vivir ahí y no necesite ningún incentivo, como los galeses de Chubut o los alemanes de Bariloche o las estancias de ovinos.

Raúl Benjamín dijo...

Yo sí creo que estamos en esos términos. Uno piensa que no le tocan ese tipo de cosas.

limón dijo...

Hoy he visto a lo lejos a la Primavera; va y viene cada pocos meses. Sobre estos fenómenos y sus ciclos tengo alguna certeza, sobre apostasías y signos del fin del mundo no. Algún día la Primavera no volverá, y no se lo reprocharé, este siglo de Bergoglio no es un lugar muy recomendable. Si me encuentra indiferente es porque no me queda otra alternativa, la Primavera llega y no puedo distraerme, dura tan poco, y se marcha tan sin avisar ...
Como obsequio y para crear ambiente voy a recomendar algo de un tal Pierre de La Rue, su Missa «O Salutaris Hostia» à quattro, ha aparecido hace poco un disco con una interpretación estupenda de esa Misa. Fue compuesta hace cinco siglos y está tan fresca como la Primavera.

Anónimo dijo...

¿Qué pasa en la Patagonia? Es el saldo de arrinconar durante años al descarte de salesianos flojos de papeles

Fuenteovejuna dijo...

Más allá de los tiempos apocalípticos que estamos viviendo -cosa de la que estoy convencido aunque sea tema de debate- lo que no admite discusión es el cisma que está a punto de abatirse sobre la Iglesia y del cual lo ocurrido en Ushuaia y Mendoza es tan sólo la punta del iceberg, porque la apostasía que nos azota ha escalado hasta las más altas cumbres de Roma.
Si los obispos alemanes ya le entregaron al Papa sus primeras conclusiones relativas a que los fieles deben ser los encargados de elegir a los obispos y que es preciso conformar comités de laicos con derecho a vetar las disposiciones de los obispos y sacerdotes, no podemos ignorar que estamos ante un movimiento revolucionario que no dejará títere con cabeza.
Y eso sin entrar a considerar el meollo de las reformas que pasa por el sacerdocio de las mujeres, la aceptación de la homosexualidad y la bendición de las parejas gay que los alemanes ya tienen en carpeta.
De modo que la apostasía ha llegado para quedarse y la tragedia que está a punto de vivir la Iglesia puede sacudir al mundo mucho peor que la pandemia dado que el hombre ha decidido desafiar la ira de Dios.
La insólita inundación de la semana pasada en Pinamar y la tromba marina que arrasó con las carpas en La Lucila del Mar y Aguas Verdes -menos mal que no había gente en la playa- bien podría ser sólo el vermouth de los terremotos, volcanes en erupción y tsunamis que la ira de Dios desatará contra la rebelión de los hombres si es que la apostasía de los cismáticos y la incredulidad del mundo amenazan con hacer desaparecer la Iglesia que Cristo le confió a Pedro.
Y si la mano viene así, ¿alguien duda que Dios va a intervenir una vez más en la Historia para impedirlo?

Utz Schmidl dijo...

San Mateo 7:
15 Tengan cuidado de los falsos profetas, que se presentan cubiertos con pieles de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.
16 Por sus frutos los reconocerán. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los cardos?
17 Así, todo árbol bueno produce frutos buenos y todo árbol malo produce frutos malos.
18 Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo, producir frutos buenos.
19 Al árbol que no produce frutos buenos se lo corta y se lo arroja al fuego.
20 Por sus frutos, entonces, ustedes los reconocerán.

Anónimo dijo...

El fenómeno gay en el clero es muy arraigado. Mas de lo que a simple vista se ve. Esto hace cultura. No es posible seguir repitiendo un catecismo y en la práctica seguir otro camino, esto termina haciendo convicciones. Y empiezan a notarse.
don G.

Savonarola dijo...

Sí, coincido. Si no es la apostasía pasa raspando. No estoy tan seguro, como creen algunos comentaristas, que se produzca un cisma. Los modernistas están atornillados a sus tronos; y si no se fueron antes por nada del mundo, menos se irán ahora que tienen el poder. Los conservadores son unos pechos fríos. Unos cobardes que no se juegan por nada. Y los tradicionalistas están de facto afuera de todo juego de poder. Si alguien me ilustra cómo se produciría el cisma, agradezco desde ya. Es un concepto que me confunde. No lo tengo claro. Veo mucho tibio mitrado. Me parece más probable la confusión elevada a la "n potencia", en una Iglesia dividida en feudos. Lo que no podremos evitar son las consecuencias. Si creemos en las Escrituras, sabemos que Dios no permanecerá indiferente ante tanta injuria. Del castigo no zafamos.

Anónimo dijo...

Me cuesta creer que Bergoglio acepte la herejía alemana. No creo que quiera quedar en la historia como el que rompió todo.
Además, si Bergoglio lo aceptara pero Benedicto lo rechazara o no dijera nada, quién sería el verdadero Papa?

No creo que la herejía alemana sea un riesgo universal, a lo sumo un sinceramiento, como los ajustes de los economistas, que achique a la Iglesia.
Qué van a hacer los herejes alemanes? elegir un nuevo Papa ellos? hacerse iglesia autocéfala? en pocos años terminarían con sus iglesias con obispesas y semivacías como los anglicanos o las iglesias luteranas nacionales de Escandinavia.

La herejía alemana entristece a la iglesia porque es mala en sí misma, porque sincera que los católicos alemanes son menos de lo que indica el censo o la declaración de impuestos, y porque son una gran fuente de financiamiento para la Iglesia, que perderán en gran medida. Pero la partida de los herejes sólo puede dejar a un remanente mucho más tradicional y ortodoxo.

Don Benja dijo...

Como decía Castellani, si el mundo está mal, señal que Cristo tenía razón. Todo está predicho: MARANATHA !!!

Anónimo dijo...

La EX CATOLICA UCC (De la DOCTA CORDOBA) en su Universidad de Psicologia pidió a un sacerdote que NO ASISTA de Clerigman pues eso generaba mala impresión y discriminación... el pobre cura al quejarse en el Arzobispado le dijeron que se pasara a la Nacional...

Anónimo dijo...

Es evidente la Apostasía, lo importante no perder la Fe guardada, que los edificios se lo queden ellos (hasta que los vacíen) como decía el admirado San Atanasio. Abrazo en el Señor! Marcelo

Anónimo dijo...

Coincido con Don G. La psicología gay en el clero no distingue entre progresistas y conservadores ni tradicionalistas. La práctica tampoco, aunque no sea una consecuencia automática a la psicología. Casi diría que entre los conservadores y tradicionalistas tiene más afinidad y estrategias argumentales de legitimación, aún contra la expresa doctrina oficial. Por estos hilos de agua se están dando las filtraciones de humedad ya en la doctrina. En voz baja, pero avanza. No veo obispos en condiciones de poner en claro las cosas. Son débiles y, en muchos casos, personalmente involucrados en el problema.
don H.

Anónimo dijo...

Lacunza tenia razon.

Anónimo dijo...

Eso fue en el Coliseo. Otra mentira a sumar para construir la crisis de la iglesia.

Anónimo dijo...

Que hace falta para que se den cuenta que SI estamos en el fin de los tiempos ?
Están esperando hacer un doctorado, una tesis, esperan algún tipo de señal ?

En serio, cual será la señal o situación para que uds digan sin temor que estamos en el fin de los tiempos ?
Si siguen así no reconocerán ni al anticristo y no podrán ayudar a ni a sus hijos porque uds no se darán ni cuenta.... y Nuestro Señor esperándolos..

La excesiva prudencia es pecado.
Sensus fidei


Un Nostálgico Lector dijo...

¿Somos de la misma religión? Lo pregunto en serio ¿Somos de la misma religión?

Anónimo dijo...

Muy buena pregunta. No se le ocurre pensar que a lo mejor son ustedes los que no son de la misma exacta religión?

Anónimo dijo...

Es elogioso saber que no profesamos la misma religión que estos tipos. Seríamos enemigos de Cristo y blasfemos, al adherir a sus acciones, que la cabeza máxima de su culto permite y solapadamente fomenta (a veces de forma no tan solapada).

Sebastián M. S.

Anónimo dijo...

Perdone, pero los musulmanes no estaban a favor del Frente Popular (en Europa esto eran coaliciones de partidos de izquierda y republicanos masonicos radicales creadas a petición expresa de Stalin para llegar al poder y desde el poder hacer la revolucion).

Durante la Segunda República Bananera española, la población musulmana era únicamente la que vivía en el Protectorado español de Marruecos; esto es, la población natural.

Cuando el ejercito en Marruecos se levanta contra las atrocidades del Frente Popular (socialistas revolucionarios, comunistas, anarquistas y republicanos radicales) la respuesta del Presidente, el mason Azaña, fue bombardear la población musulmana inocente con la intención de que ésta atacase a los españoles.

Consiguió justo lo contrario: el apoyo de los musulmanes al General Franco.

Además socialistas, comunistas y anarquistas son ateos y no hay peor pecado para un musulmán que ser idolatra o ateo (kaffir)

El caso es que los musulmanes colaboraron con Franco en la guerra contra el Frente Popular.

No solo ellos tuvieron sus propios capellanes musulmanes, conservaron su alimentación halal y tuvieron sus propios cementerios (que se conservan)

Es que la guardia personal a caballo de Franco estaba compuesta exclusivamente por musulmanes, con su uniforme bereber, las pezuñas de los caballos pintadas de oro...

Hasta que Marruecos se independiza, el Protectorado ya no tiene razón de ser y esas tropas leales se licencian.

Anónimo dijo...

Si la tesis bergogliana del Dios "contaminado"* por su humanidad y el pecado no se parece al arrianismo (versión sudaca berreta) o incluso al Jesús de los mahometanos, ya no sé nada. [*Ángelus del 14/II/2021.]

Me preocupan mucho más las herejías bergoglianas cristológicas que de manera brumosa** va soltando un día sí y el otro también que las de bragueta de los obispos alemanes.

[**No son definiciones heréticas formales, obviamente. Algo que a la mente bergogliana le está vedado. Pero dentro de su ambigüedad ya son más que obvias en su materia.]

Anónimo dijo...

Me parece que usted confunde el aramaico Kefa con el griego Kefalé, cabeza. En los similes del NT cabeza es Cristo mientras que la roca es Pedro por designación del mismo Cristo. Como otro comentarista usted también se jacta de ser de otra religión basado en su criterio. Y tiene razón. Son de otra religión. Al menos de otra comunión eclesial.

Raúl Benjamín dijo...

Un Nostálgico lector: hoy cambiaron el rito de cenizas, sin más. Obviamente no pueden ser la misma religión, ni tienen la misma Fe.
Y Anónimo de las 19:24, usted tiene razón. Ya pasó el momento de la prudencia y cabe decir que estamos de lleno en los tiempos del fin

Ana Castelbón dijo...

Qué serena y hermosa respuesta. Buscaré esa música.

Carmen L dijo...

Creo que debió ir de sotana, sin alzacuellos, y darles por su lado.

Anónimo dijo...

W. preguntarse si hoy estamos en la apostasía, como dudando de ellos me parece ingenuo. Yo creo que ya estamos en la post-gran apostasía.

Âνδρέας dijo...

Sobre el rito de imposición de cenizas, no hagáis aspavientos. Francisco (por las razones equivocadas) reinstaló la forma tradicional. El mamarracho cruciforme en la frente es una invención moderna.

Anónimo dijo...

Exacto lo que dice Andreas ...

Chapado a la antigua dijo...

Gracias Wanderer por su claridad intelectual. Rezo por sus intenciones. Mantengamos la fe. El poder de la oración es infinito. ¡Alabado sea Jesucristo! Chapado a la antigua.

nazareusrex dijo...

"ACI Prensa llamó por teléfono dos veces al Obispado de Río Gallegos y al no encontrar al Obispo Jorge García Cuerva, le envió un correo para saber si el P. Colman ha recibido alguna sanción.

La misma consulta se hizo a la parroquia Nuestra Señora de la Merced. Hasta la publicación de esta noticia no se ha recibido respuesta."

Ese mismo día, Colman anunció su traslado a la Parroquia María Auxiliadora de Chos Malal, provincia de Neuquén.
Según explicaron fuentes gubernamentales y eclesiásticas, el traslado estaba dispuesto “desde antes” de la ceremonia sacrílega https://www.mdpya.com.ar/trasladaron-a-un-cura-que-caso-a-una-mujer-trans-y-un-hombre/